Gaceta fútbol. 27

I.- Son muchos en Chelsea.  II.- La desvalorización de la figura del director técnico. III.- Consecuencias de violencia en crecimiento. IV.- Fuera de lugar con la numeración en algunas playeras. V.- Previo de desgracia. VI.- Salvador Carmona. VII.- Caso en la Azurra. VIII.-Anécdotas de comentaristas de la tv mexicana.  IX.- La idiomaticidad en los comentaristas. X.- Vaya particularidad.

La situación en Chelsea evidencia la perdida de la connotación tradicional de director técnico, como la de la numeración en algunas camisetas lo hace con la simbología de las posiciones. En México, la violencia se manifiesta con la misma frecuencia pero cada vez con consecuencias mayores, y ya se tuvo el simulacro de una desgracia que haga madurar la organización del fútbol en ese país; fuera del campo, porque dentro, no se consideran antecedentes para establecer sanciones a salvajes. El olvido de los comentaristas especializados respecto a un episodio de la selección de Italia, contrasta con las conocidas participaciones de algunos de México.

Hacia un posible éxodo.

Ayer quedó entre los dedos este comentario. La derrota de Chelsea en la Premier ante Liverpool, apuntaba hacia el éxodo de Mourinho; la derrota del United pudiera no ser aliciente para él, de quien se dice, es de presencia parcialmente testimonial en el banquillo celeste. Ya no es sólo la supuesta imposición de don Roman de alinear a Sheva y a Ballack (cuyas presencias variaron, como se escribió la semana precedente) el sistema que ya tenía patentado el ‘Especial’, pues si era obligatoria poner a Sheva en un sistema de un solo delantero, hubo que variar a dos para no dejar sentado a Drogba), sino la intromisión del director deportivo, Frank Arnesen, estableciendo una triada de dirección técnica. Como Mourinho está acostumbrado a ser la estrella, no va a aguantar mucho.

Una denotación perdida.

             La figura del director técnico se va desvaneciendo. Con auxiliares que le enteran desde diferentes posiciones en las tribunas, y que por la consideración del Mr. de las observaciones de ellos, son estos los que deciden alguna variante, el DT se ha convertido en un sujeto transindividual: colectivo, una eugenesia humana de ojos, visiones y voces, pero todavía no de responsabilidad compartida. (Hace días, Antonio Carlos Santos dijo que el América tenía seis técnicos: los Tena, Lapuente, Campos, Aguado -que para entonces había sido despedido- y otro).

La suspicacia dice que la figura del director técnico se connota ahora, al escindirse bajo un prestanombres. Se analizó en el caso Lapuente-Aguado, y a algunos no se les hacía creíble que Mattheus, con Trapattoni al lado, fuera el principal del Rapid, aunque Giovanni dijo que sólo él dirige. Y otros piensan que tras las órdenes de McLaren en Inglaterra, están las de Venables.

Ocaso de referenciación.

La perdida de referentes en el fútbol comenzó con la numeración de las camisetas. Entre las ligas más vistas, la holandesa es la que, con varios equipos modestos, mantiene la tradición de la correspondencia de los números con las posiciones. Lo extraño que en el primer lustro de los noventas era ver al extremo derecho de la selección de Noruega con el número ‘2’, era aceptable para los puristas ante lo visto dos lustros después. Se han perdido las funciones tradicionales de posiciones clásicas. El ‘10’, en Europa, cedió ante el ‘6’, y el ‘5’ ante el ‘4’. Un jugador total como Henry, hereda el ‘14’ de Johan Cruyff; decente aún. Ligas como la inglesa, la española o la italiana comenzaron a rebasar lo tradicional de la numeración hasta el ‘30’, al distinguir a las contrataciones de media temporada con números más altos. Ahora desde el comienzo conceden esos números, siendo Behnrami, de Lazio, el más alto de las principales ligas de Europa, con su ‘85’, que, sin embargo, no lo emparienta con la necesidad de protagonismo extra futbolístico de algunos mexicanos. Comenzó, en México, la extensión de la numeración, durante los noventas con Daniel Guzmán y el ‘58’; lo siguieron Galindo, el ‘Chato’ y otros de equipos tapatíos, patrocinados por el Canal 58 de radio de Guadalajara. El ‘400’ de Tirzo Carpizo, y luego del ‘Cabrito’, cuando la ciudad de Monterrey cumplió ese número de años, tendió a pavada, pese a ser, si mal no se recuerda, por petición del ayuntamiento de la ciudad. No fueron tendencias pasajeras, y jugadores hay que por cabala, sentimentalismo o el mero hecho de llamar la atención, se valen de lo infinito de la numeración.

En el Interliga 07, fue de espanto ver al joven Morales de Necaxa, salir desde el banco con un ‘179’; tres días después, el sábado 13 de enero, Solís, del Querétaro, lució un exagerado ‘116’. Y algunos sintieron que les fallaba la vista al ver en la fecha 1 del clausura 07 mexicano, al ‘Loco’ Abreu con el ‘113’. Si las actuaciones de estos chicos fueran tan sensacionales como sus números…

Crecimiento de consecuencias.

La violencia en México se presenta con la misma frecuencia, y con hechos considerados apenas de ministerio público y fianza, pero cada vez las consecuencias son mayores. Melvin Brown casi sufre fractura de nariz (fue retirado varios minutos en el partido del sábado ante Necaxa) tras ser golpeado por un rollo de papel de los que suelen aventarse, no sé ve con qué finalidad, a la cancha, y que deberían prohibirse, pues llegan a retrasar el comienzo o la reanudación de partidos. Antes sólo eran botellitas que no dañaban a nadie. Ya hubo, en San Luis (comentado aquí) un petardo que tronó en unas manos.

Lo que sigue.

             El 13 de enero de 1991, Ovaciones publicó la previsión de un aficionado de Veracruz, de una “tragedia” en el Pirata. El informe del aficionado era que la gente llegaba al estadio al menos con cuatro horas de anticipación para procurarse buen lugar. El Tiburón jugaba los sábados a las 16:00, por lo que la espera se sopesaba con unas cervezas, por lo que algunos no estaban ya muy conscientes al comenzar los partidos, pero les daba por dar espectáculo en las tribunas, algo escarpadas. El denunciante advertía una “tragedia” al caer alguien y, por la inclinación de las tribunas, provocar una avalancha. La nota se publicó el día que Guadalajara visitaba el puerto. El borrachito que cayó desde la tribuna a la fosa que media entre la grada y la cancha el día que Chivas fue al Pirata en el Apertura 2006, sienta el ligero precedente.

Maestro Carmona.

La acción con la que Carmona casi manda a la otra fosa a Pereyra en el Interliga, la tiene bien hecha Chava. En la fecha 14 del el Ap/06 (21-X), le hizo lo mismo a Emilio Mora, valiéndose de que chocarían por inercia. Les habrían de dar seguimiento a los violentos y, así como por reiteración de faltas se saca una tarjeta, por reiteración de actos impuros como los de Carmona: consumo de sustancias prohibidas y violencia física,  establecer sanciones.

Oriundos Italia.

Dijeron comentaristas de Espn que sería inédito el caso de que en la Azurra jugaran un nacionalizado brasileño y uno argentino, si Mauri consigue la convocatoria y aliena junto a Camoranessi. Sería la segunda vez que se diera el hecho. El 30-V-62, en el partido de apertura del Mundial en el estadio Nacional de Santiago, Sívori y Altafini formaron con la Nazioanale en el 0-0 versus la Rfa.

Conocimientos.

Es conocida la buena preparación de los comentaristas mexicanos: son directores técnico, árbitros, propietarios de equipos y jefes de policía; serían mejores si también fueran analistas y críticos de fútbol, caso Televisa, donde la magia del Canal de la estrellas alcanza ya los comentarios de los partidos (qué bohemia con Napoleón en el Necaxa-Jaguares donde el espectador se enteró que el gol es el equivalente del beso).

En lo que andan algo desorientados es en geografía (y no como la cadena mencionada que todo el Ap/06 tenía en sus programas de partidos Culiacán en lugar de Chiapas, o como Tv Apesta que durante el mismo torneo repetía la banca de Chivas que pusieron en la primera transmisión que les tocó de ese equipos, donde aparecía Solís, quien no estuvo después). De acuerdo a Paco González, Peribán está “muy pegado al estado de Jalisco” (Jaguares-Toluca, ´repechaje’, ida, 16-XI-06, min. 82). Para Emilio F. Alonso, “Senguío”, está muy cerca de Morelia y se ve pasa por el lugar al ir a Morelia desde el aeropuerto (Interliga, América-Morelia, 7-I-07).

Lo anterior es decente, incluida la presencia en espíritu de Solís en la banca de Chivas. Gerardo Velásquez de León, es el chico de la temporada en la televisión mexicana; pasan las temporadas y reitera la insistencia de las anteriores de hacer jugar a los que no están. En la ida de los cuartos de final Monterrey-Toluca del Ap/06 (23-XI) dijo que Dueñas, que no estaba en el campo, cometió la falta a la ‘Gata’ al minuto 5. Y en el Schalke-Dotmund de la fecha 11 (10-XII-06) dio clínica de conocimientos: el Borussia Dotmund fue subcampeón de la Champions en 1987; Kuranyi le marcó gol al Milan en una Champions, y la Recopa era antiguamente la Copa de Ferias. Impactante erudición.

Censura contra apertura.

Volviendo a lo serio, la televisión internacional ha dejado el prejuicio de la idiomaticidad que no sé sabe si prevalece en la tv mexicana. hace un año, en un partido de la Premier, John Laguna le dijo a su compañero que no encontraba palabras para describir un remate con mucha fuerza, que lo dijera directo: “con huevos”; Martinolli, en la fecha 16 del Ap/06, Veracruz-Guadalajara, se limitó al “hay que ponerle eso”. Durante el partido fuera de competición sub 20 México-Italia en el Revolución de Pachuca el 4-XI-95, tocaba el balón Giuseppe Vergasola (hoy en Siena), Pietrasanta lo llamaba por su nombre y no por su apellido como lo hizo al principio del partido. En su voz se notaba la advertencia recibida de hacerlo así.

Y los de Fox siguen acudiendo a la idiomaticidad para no rebuscar expresiones. El 4-XI-06, en el Liverpool-Reading (fecha 11), John Laguna dijo (min. 66): “cualquier güey llega allí a jugar” (a México). Sencillo, pero en México cuesta romper algunas tradiciones; de hacerse, en el caso planteado, se incorporaría más al televidente a la falsa dialéctica con los comentaristas, como cuando Vegara (vuelta, ‘repechaje’ Ap/06 versus Veracruz, 25-XI) dijo al menos una vez “ay, güey”. A ver: que inviten a Brozzo.

Una de jugadores.

En una entrevista transmitida por Espn a fines del 2006, Carlos Salcido, al hablar de la calidad de la Eredrivise, dijo que allí “un errorcito te cuesta un gol”.  Pues habría que provocar más errorcitos en las otras ligas del mundo.

Anuncios

Un comentario en “Gaceta fútbol. 27

  1. Pingback: Gaceta fútbol. 755 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s