Literalidad y polarización en la iniciativa para regular la manifestación en Morelia.

Las protestas contra la iniciativa de regular las manifestaciones públicas, presentada a comienzos de octubre del 2008 por legisladores, fueron rebatidas por un Frente contra la represión, mediante la literalidad y polarización de dos artículos constitucionales.

El martes 26 de octubre de 2008, la agrupación se presentó en el patio de una sede legislativa para clamar contra aquellos legisladores (ausentes entonces) por la iniciativa. Y es que ésta, a decir del Frente y otros manifestantes que defienden su derecho (a manifestarse) y no el de los ciudadanos (al orden), además de no intentar solucionar los motivos de las manifestaciones, pretende penalizarlas, y justifican su acción en dos citas del artículo noveno constitucional: “No se considerará ilegal” ni “podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta a una autoridad.”

Asamblea o reunión. No manifestación, y sí –como respondió uno de los líderes de los manifestantes al plantearle que es cierto lo del artículo noveno, siempre que se respete el sexto: “mientras no se altere el orden de terceros”- es entonces “meternos a estudiar estrictamente (y comilla por comilla) la Constitución, sería un problema de muchas contradicciones”, ponernos a estudiar detenidamente el diccionario no lo es tanto. Así, “asamblea” significa ‘reunión’, y “manifestación”, también, pero incluyendo protesta. Y por ello, el líder, quien sólo dio su nombre, dijo “habría que definir qué es disturbio, paz social y orden. Porque para los [del partido que promueve la regulación] esto es cualquier manifestación o expresión libre, y para nosotros el orden es la manifestación, conforme a la Constitución […] Cuando el gobierno me limita mis derechos está alterando mi orden.”

En un documento dirigido aquel día a la legislatura en funciones, anotan que uno de los miembros de esta admitió en entrevista de periódico (11 de octubre) que la ley no prevé cuándo una demanda social se convierte en delito, ni tuvieron la citada persona y un compañero con quien promueve la iniciativa, acercamiento previo con organizaciones sociales y políticas para discutir el asunto.

El compañero, empero, dijo que la iniciativa la hicieron “como un sentir de la ciudadanía de regular las manifestaciones políticas públicas. (La iniciativa) tiene todo un sentido de no coartar el derecho de manifestación ni expresión, únicamente el tener injerencia en el derecho de tránsito y a convivir.

“Se está solicitando que se avise con noventa y seis horas de anticipación -no pedir permiso-, a los ayuntamientos para que estos busquen la logística y el ciudadano esté informado por dónde transitar. Que sean pacíficos, que no dañen el patrimonio o a terceros. Estamos prohibiendo los plantones definitivos porque ahí sí se coarta el derecho de tránsito […] de esa manera son las sanciones que se están previendo.”

Es un sentir de la ciudadanía, no de organizaciones ni de partidos políticos.”

¿Por qué hasta ahora plantean seria y formalmente esta iniciativa?

“La veníamos trabajando en meses anteriores y la quise; es un tema muy álgido que a muchos no interesa tocar porque hay muchos intereses en algunas de las manifestaciones, pero independientemente del costo político, nosotros representamos a los ciudadanos que piden que nos preocupemos por ellos […] y que no se les haga tan fácil a las organizaciones tomar como medida la manifestación. Podemos reactivar las mesas de diálogo y la solución por parte de los diferentes poderes […] Estoy de acuerdo que en ocasiones se les cierran todas las puertas y se toma la manifestación como medida de solución de conflictos -que no lo es- y hay que exigirle a las autoridades que se atiendan oportunamente las necesidades de la ciudadanía para que no se llegue a estas situaciones.”

La gente que se siente más afectada son los manifestantes. ¿Hasta donde está fundado el actuar de ellos al basarse en el artículo noveno constitucional?

“No se interrumpe en el hecho de la manifestación como tal tiene su sentido en algunos líderes que quieren dar a conocer una inquietud […] No estamos en contra de que así se haga; puede ser desde las seis hasta las veintiuna horas por las vías que ellos decidan siempre y cuando no afecte a terceros […] (respecto a los líderes) yo he hecho algunas declaraciones de que debemos plantearlo; no estamos cerrados a que podamos comentar el por qué van en contra de que no se reglamente la manifestación. Si ellos están claros en lo que quieren, sus pliegos petitorios deben ser públicos.

[…] Las manifestaciones públicas deben ser ordenadas y que los grupos de presión se alineen. No es hacer ahora una ley que ataque y que sancione fuerte. No debe ser al libre arbitrio” (citó aquí el caso de los estudiantes que cierran calles para jugar fútbol.)

Te hice la pregunta anterior porque el artículo sexto dice que sí pueden manifestarse, siempre que no atenten contra terceros; ¿hay alguna polarización de la Constitución en interpretarla literalmente?

“Así es. He hecho un estudio claro de estos artículos constitucionales con el ánimo de no coartar garantías individuales y una de ellas es esta que comenté. Las manifestaciones llevan implícitos gritos y molestias porque es algo que tiene una aversión a algún trabajo al que no se pudo dar solución; entendemos que deben ser álgidas como un reclamo a la autoridad siempre y cuando no afecte a algún tercero ni al patrimonio” pues a veces se rayan muros.

¿Al no estar penalizada, podemos hablar de una vacío legal o constitucional?

“No es esta iniciativa para penalizar la manifestación; lleva ciertas sanciones (solamente). Una de ellas es que estamos tratando de subir esa figura, que es un trabajo a la comunidad, que no está tipificado como tal en el código penal, pero se afecta a la comunidad con este tipo de manifestación. Al Ayuntamiento le vamos a pedir que pida (a los sancionados) que planten determinados árboles, que colaboren en brigadas de limpieza como en países desarrollados, porque representa un costo a la autoridad, y no son sanciones de cárcel. Estamos comenzando a trabajar ésta figura.”

¿Han hablado con autoridades ambientales acerca de problemas que causa la manifestación, como contaminación ambiental y por humo?

“Sí, lo comentamos con el [legislador encargado de la Comisión correspondiente] (y) manifestó que los vehículos duran mucho tiempo parados generando una contaminación mucho mayor, y también con el Sector Salud: el estrés que se genera al ciudadano que maneja o camina genera un problema de carácter en su familia o trabajo” y eso influye psicológicamente y en su rendimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s