“Antes que anochezca”, memoria póstuma de Reinaldo Arenas. Reinaldo Arenas posthumous memory

Justifica la recuperación de Reinaldo Arenas, la situación de lucha por los derechos sexuales, tanto mediante la película Antes que anochezca (2001) como por la joya literaria que la inspiró y de la cual toma su nombre.

             Cine y letras se conjugan en la cinta dirigida por Julian Schnabel que narra los padecimientos de Reinaldo Arenas, uno de los escritores cubanos que protagonizaron una revolución intelectual y sexual a mediados de los sesenta, que iba en contra del gobierno de Fidel Castro.

Hubo un momento en que se desarrolló, de forma oculta, una gran libertad sexual en el país, todo mundo quería fornicar desesperadamente“, escribe Arenas en Antes que anochezca. Pero Fidel puso coto al destape sexual y declaró a todos los homosexuales enemigos de la revolución que él llevaba a cabo. Una revolución que no era para todos, ya que los homosexuales, los escritores y los disidentes del régimen eran sometidos a una especie de holocausto en campos de reeducación.

Schnabel hace un dribbling ante esto, pues las consecuencias de la revolución recaen, casi de manera tendenciosa, sobre Arenas porque este era aquellas tres cosas y eso lo hizo atraerse toda la furia del régimen que destruía a los que no se le alineaban.

Y es ese antagonismo ante el sistema político e ideológico de Castro el que hace que los estadounidenses, a través del cine, rescaten la figura de Arenas como una forma más de condenar la situación en Cuba. A veces de manera descarada y subliminal como cuando Jonnhy Depp, en el papel del implacable teniente Víctor (también interpreta a Bombón, el travestí que saca en su ano los manuscritos de Arenas de la cárcel) tras decomisar los libros escritos por Arenas, dice: “nos ha costado mucho trabajo confiscar esta mierda“, al tiempo que clava una mirada despectiva y de odio sobre una fotografía de Fidel y las cámaras realizan un paneo para indicar que la palabra mierda va dirigida al líder cubano.

Tras pasar por la cárcel (debido también a que sus novelas se publicaron en el exterior sin autorización de la Unión de Escritores), Arenas logra un exilio a Nueva York donde, como escribe en la introducción de Antes que anochezca, forja con esta obra una “venganza contra casi todo el género humano”, antes de que un suicidio, más que el Sida, terminara con él, cuando estaba convencido de no existir más para el mundo.

Su venganza quedó consumada en las viñetas que estructuran la novela, muchas de ellas cargadas de erotismo, incluso zoofílico, algo a lo que su abuela, quien lo cuidaba en la granja donde creció, no ponía objeción, porque, a decir de la pluma de Arenas, es en esos lugares donde más se manifiesta la libertad natural.

Sin alcanzar la conmoción de la novela, la cinta da a un extraordinario Javier Bardem en el papel de Arenas (a quien si no se parece bastante, la gente de imagen hizo un excelente trabajo). El punto negro es la narración que el propio Bardem hace, porque el texto (incluida la subtitulación) es un atentado contra la belleza del lenguaje narrativo. Schnabel, además, es pintor y plasma en la pantalla sus composiciones visuales, algunas de las cuales deterioran demasiado la película, que -otra gravedad- está por momentos muy mexicanizada, ya que se filmó en Mérida y Veracruz, acaso lo que más se asemeja a Cuba, sobre todo en los burdeles.

Mas no deja de ofrecer una aceptable visión de la vida de Reinaldo Arenas, que si un delito cometió, fue querer recuperar el paraíso perdido de su niñez, mediante la búsqueda desenfrenada del placer y la belleza, en un lugar donde no había cabida para ambos.

Publicado originalmente en 2001.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s