Festival de música de Morelia. Camerata Salzburgo. Tributo a dos grandes.

La esencia de la Austria romántica y la solemnidad de Haydn marcaron  el  ejercicio de la Camerata Salzburgo, la cual consiguió una homogeneidad de capacidades y responsabilidades deseada en una orquesta que rige sus ejecuciones por la resistencia al protagonismo particular de sus instrumentos al tener un director desde el sitial de concertino.

             Jan Bjoranger, ese director, el que marca los tiempos y ordena los ritmos con su violín, confesó desde la rueda de prensa lo que evidenciaron los dos conciertos de la agrupación: casi una pleitesía musical a Mozart y Haydn, cuyas obras han sido la nutrición principal de la Camerata desde su fundación (1952).

El criterio para estructurar sus programas pasa después por el número de músicos con que cuenta, por ser tocar música de cámara especializada en el periodo que circunda 1780-1830, el del romanticismo que construyó la literatura sinfónica.

Una innovación presentó. La utilización de trompetas inglesas en detrimento de los oboes. Aunque para algunos lo inglés sea sólo una marca de patente en la trompeta, Shane Woodborne el celista de la Camerata ve apenas variación, porque la trompeta y el oboe pertenecen a la misma familia. Con la trompeta se está un quinto abajo en la interpretación respecto al oboe (algo parecido a introducir una viola por una vihuela), y da un tono más melancólico. Tiene que ver más con el efecto.

La Sinfonía 40 de Mozart, cierre del primer concierto de la Camerata, presentaba entonces una variante por haber sido escrita para incluir oboes y no incluyó trompetas.

Para Woodborne la intención de que la Salzburgo acudiera a las trompetas no era en busca de algo brillante y colorido. La ejecución de esa composición el sábado 13 tuvo predominio de las cuerdas, prescindiendo del mosaico polifónico que Mozart ideó con la inclusión de los oboes y los timbales en esa sinfonía.

Pese a la variación sonora, sobre todo por las trompetas que estuvieron tonos más arriba de los que alcanzan los oboes en la obra, la ejecución tocó lo notable, si bien, el minueto también tuvo un tono mayor respecto a la ejecución de otros especialistas en esta interpretación como la Sinfónica de Viena (con James Levine.)

La novedad no fue presentada en Arnold Schoenberg, cuyo lugar en el repertorio de la Camerata es nuevo, como la identidad musical de él, compositor vienés representante del cambio. Pese al refresco que dio a la música de su región, Schoenberg está imbuido de la identidad de Viena mediante sus Valses para orquesta de cuerdas, primera ejecución del concierto del domingo 14.

Él es uno de los compositores austriacos que la Camerata promueve, aunque también dan atención a los que aún viven.

Como la Camerata Wratislavia, la de Salzburgo encontró dificultad al tener que incluir compositores mexicanos en sus programas en este festival, por lo complicado de adecuar las composiciones de estos a música de cámara, pero Woodborne, ve la ventaja de la réplica de los conciertos en otros espacios para sacar del anonimato o del marasmo bibliotecario a autores lejanos, y propone que el Festival no se limite a pedir que se toque a mexicanos, sino también a otros latinoamericanos.

El elegido por la Camerata fue Carlos Chávez, con Zarabanda de la hija de Cólquide para orquesta de cuerdas, la cual muestra variantes composicionales con las obras de Gottfried von Einem, de quien tocaron Concertino caríntico para doce instrumentos de cuerdas. Dichas variaciones derivan de la tradición que cada uno vivió, lo que a decir de los Woodborne, genera un choque de estilos.

Este se vio a manera de contraste en los dos conciertos, respecto a lo que la Camerata defiende: Mozart y Haydn, y sus otras ejecuciones.

El tributo a estas dos figuras lo dieron en ambas presentaciones con dos encores. El sábado, Mozart y después Haydn; el domingo, el minuett de la sinfonía 40, y el mismo encoré de Mozart de la noche anterior a ese día, con intermedio de una participación de Voz en punto cuya capacidad coral fue admirada por Bjoranger un día antes.

Dos conciertos sobrios y elegantes. Tenía que ser con Mozart y Haydn de por medio.

 

Rueda de prensa.

Algo sintetizada la versión estenográfica:

¿Cómo integraron el programa para este Festival de Música de Morelia?

Jan Bjoeran Ger: el primer parámetro que se tomó en cuenta fue el número de músicos, por ser una orquesta de cámara ya que se especializan  en fechas que van desde  finales de 1780 hasta 1800-1830;  son trabajos representativos de este periodo.

 

¿En la sinfonía 40 de Mozart qué efecto tiene usar trompetas inglesas en lugar de oboes?

Shane Woodborne (celista): La sinfonía número incluye dos cornos ingleses, en este caso ellos la escogieron y para ellos es algo poco común pero interesante dentro del concierto.

Jan Bjoeran Ger: Habrá interpretaciones de Haydn, estará dentro de los dos programas donde se van a incluir. Posteriormente tendrán la sinfonía número 14 que van a presentar de Haydn.

 

¿Con esto se resalta la tonalidad?

Shane Woodborne (celista): Un quinto abajo en cuanto al sonido más perfecto y más melancólico, es una comparación melancólica tiene que ver más con el efecto como la viola un instrumento de soprano que aunque no era la idea de Haydn.

Jan Bjoeran Ger: Nuestra idea no era escribir una composición brillante y conmovida sino más bien su intención era que la interpretación fuera melancólica en cuanto a pensamiento y sentimiento, ellos actúan en los cambios de instrumentación.

Jan Bjoeran Ger: Es el corazón de la música de la Camerata y para hacerla más interesante incluyen composiciones posteriores a este periodo.

Shane Woodborne Cellist: Todos los músicos de Viena son los de cuerdas. También viene música del compositor Gottfried, Joseph Haydn, es la genialidad entre el inicio de este tiempo y la escuela de Viena, posterior, Schoenberg, Mozart y  Schubert.

 

¿El descubrimiento de Schoenberg, qué lugar ocupa dentro de su obra?

Jan Bjoeran Ger: Son piezas que fueron descubiertas hace 8 años y la Camerata las presentará por primera vez. Este trabajo que tiene más de 100 años de existencia pero apenas 8 años descubierta y que se ha interpretado en el 2004 en el festival de Salzburgo.

 

¿De los compositores mexicanos cuáles están incluidos y por qué?

Jan Bjoeran Ger: En este concierto se presentará un trabajo de Carlos Chávez; una pieza para cuerdas entre los músicos. Chávez está dentro de la Camerata, es uno de los compositores que interpretaremos en el concierto.

 

¿Qué importancia tiene el descubrimiento de Schoenberg?

Jan Bjoeran Ger: Es una perspectiva muy interesante y nueva, la mayoría de la gente considera Schoenberg como alguien que cambia la música en la historia. Este descubrimiento habla sobre su identidad y sus orígenes, le da la identidad de compositor y se puede notar que no está desligado de la tradición ya que representa el cambio. El autor tenía 17  años cuando realizó esta composición y de alguna manera nos adelanta cómo será su vida como compositor futuro.

 

¿Ha escuchado música de Miguel Bernal Jiménez?

Luzt Hochstraate (directiva): Hasta el momento no hemos escuchado nada de él, el único compositor mexicano que estamos interpretando es Chávez; aunque habría sido una buena oportunidad venir a presentar alguna pieza de él a su país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s