Festival de música de Morelia. Actividades extra muros, Heriberto Cruz y Nueva música dúo.

I.- Desfile y Eugenia León. II.- Heriberto. III.- Nueva música dúo.            

             La Revolución globalizada y la música popular dieron continuidad a las actividades gratuitas del Festival el sábado 20, día en que se estructuraron los eventos al aire con elementos de parafernalia. El desfile dedicado al país homenajeado incorporó elementos de evento de pueblo en una muestra de globalización fiestera. Los tranvías turísticos, los algodones de azúcar o el torito de petate hicieron mayor la presencia de elementos ajenos a la Revolución, que los que identifican a esta (hasta un varón que tuvo valor para salir con la camiseta del Cruz Azul después de la mítica frustración que acababa de sufrir La Máquina, se involucró en el desfile).

Sin más que una ligera marcha que apenas representó atentado a la rutina de tráfico del centro, que se olvidó apenas se despejó la calle, el desfile fue a parar a la plaza Valladolid, donde esperaban López Tarso y Eugenia León, que se posicionó en el primer sitial de divas del festival, desplazando a Anne-Sophie Mutter, porque la jarocha no concedió entrevista al grupo de medios que cubren el Festival. Uno sí la obtuvo y avisó que transmitirá el concierto de ella, por lo que la organización del Festival perdió más imagen ante los medios acreditados a cambio de permitir la exclusividad de uno de los personajes que trajó.

Pese a que la Filarmónica de Acapulco no hizo presencia, el ‘bomberazo’ de la inédita Orquesta bicentenario dirigida por Mario Rodríguez Taboada, encontró coordinación casi perfecta con Eugenia en la sucesión de canciones de la Revolución. Eugenia no hizo valer su actitud con la que anunció que sólo cumpliría con el programa, al proponer ella misma el “encoré” con México lindo y querido, para dar paso a otra presencia emergente, la del Ballet Aztlán, incorporado para hacer montón a un evento que no lo necesitaba por la anticipada calidad de Tarso y Eugenia, cuya presencia se desvalorizó ligeramente con el relleno que hizo un programa pueblerino.

 

El lunes 22 la Niños cantores presentó al ganador del Concurso de interpretación del Conservatorio. Heriberto Cruz Cornejo ofreció un recital de academia, similar a los conciertos de graduación que se hacen en ese espacio, sopesando el nerviosismo, y tomando el programa sin arrojo, sí con tibia sobriedad, para no defraudar.

 

La noche de ese día fue en el templo de Las Rosas con Miguel Ángel García y José Luis Hurtado Ruelas, violinista y pianista de Música nuevo dúo, con el aire de un concierto local, lo cual no demeritó la categoría de ambos, que hicieron un concierto tendiente a lo perfecto.

El paseo de composiciones de patente mexicana por el que llevaron al público, mostró que las variaciones sonoras o de instrumentos, vistas en varios intérpretes de esta edición del festival no son siempre necesarias porque la calidad de ejecución prima sobre cualquier variación o recurso emergente.

Como un juglar, Hurtado alternó con su teclado los claves y las maracas para servir de fondo a García en Tasselata tacambaresca no. 6 de Muench. Posteriormente estrenaron una obra de Ignacio Martínez, pieza de estructura simple, con la constante de Martínez de componer para instrumentos pequeños o para presencias no numerosas en el escenario (recordar su concierto en el festival internacional de órgano en 2009, con una obra hecha a partir de las limitaciones del órgano del templo de San José).

José de Jesús Carreño, Bonifacio Rojas (sustituido en una ejecución por Martínez), Rubén Valencia y Bernal Jiménez, completaron un programa satisfactorio en ejecución, con alcances de memoria, lo cual le da su justo sitial.

Porque ver como memorable una participación de músicos locales, a los que con frecuencia se escucha y que mantienen una constancia de calidad, hace valer la reiterada función del festival de valorizar lo de casa, porque si conciertos como este llegan a ser comunes, la música local mantiene sus alcances favorables.

Aunque sea desde el anonimato de esta pequeña ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s