Festival de música de Morelia. Tambuco. Regreso a los orígenes de la música.

Quienes conozcan aquel relato del Señor Gog sobre una orquesta que en lugar de instrumentos utilizaba objetos naturales porque entendía la música como una consecuencia sonora de la naturaleza, habrá podido encontrar esa tendencia en Tambuco.

             Los diarios de Mr. Gog datan casi desde el treinta, tiempo en el que Ricardo Gallardo, director artístico de Tambuco, fecha los inicios de la música de percusiones, misma que por emplear la familia de instrumentos más antigua mantiene la vigencia de los orígenes musicales.

Porque el contexto natural de los instrumentos aparece en el contexto tradicional. Los gogos de Indonesia, las congas afroamericanas o los cajones peruanos, demuestran que es necesario ver el contexto natural en el que se desarrollan instrumentos como estos porque representan la naturaleza porque cada sonido remite a una fuente natural.

Una de sus interpretaciones del miércoles 24 en Palacio Clavijero, Birds, de William Cahn, escrita para ser interpretada con una centena de silbatos para pájaros, dirige hacia un carácter contradictorio de esta música, a decir de Gallardo, debido a la dificultad que este género encontró para entrar en los ámbitos académicos. Y no por las concepciones sonoras en varias partes del mundo, situación que tiene que sortear el grupo al adaptar composiciones para otros géneros.

En los europeos la idea de ritmo es de duraciones diferentes mientras en lo afroamericano y en Estados Unidos se concibe como pulsaciones más regulares.

Miguel González, otro de los integrantes, festejó que los dos rectores más recientes y el actual del Conservatorio de las Rosas –Luis Jaime Cortés, Germán Romero y Javier Álvarez- sean compositores contemporáneos, porque eso constituyó la inclusión de las percusiones en los programas académicos de dicho Conservatorio, ayudada porque los tres organizaron encuentros y ensambles para proyectarla; incluso, Roberto Vizcaíno imparte allí un modulo de percusión afrocubana. Así terminó el modelo minimalista y cerrado que sólo aceptaba la música llamada clásica en las aulas.

No por eso Gallardo deja de aceptar que es una música “en pañales.”

Posiblemente Tambuco es el mayor exponente de ella por parte de México. Una gira de siete semanas que lo llevó a Indonesia, Singapur, Malasia y Vietnam, terminó en este festival, con parte de las ciento cuarenta obras mexicanas para esta música, de las que Tambuco interpreta la mayoría.

Se puede conocer más de ellos en http://www.tambuco.org

Anuncios

Un comentario en “Festival de música de Morelia. Tambuco. Regreso a los orígenes de la música.

  1. Pingback: Orquesta de Vegetales en Festival de música de Morelia. El sonido en su estado natural. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s