Festival de música de Morelia. Niños cantores de Morelia.

Quizá el concierto que mayor identificación produjo en el Festival fue el primero del sábado 27 por conjuntar símbolos tradicionales de Morelia con los Niños cantores desde la Logia del Conservatorio, con la dialéctica de la plaza como centro de reunión de entretenimiento musical del Habitante.

             Tradición, la de los Niños, que se renueva internamente con la metodología de cada director y el apoyo para el relevo generacional.

Elizabeth Espejel, una beldad que parece ser concebida sólo por el canto que ella genera con sus enseñanzas, directora interina desde junio de 2009, cuida lo dicho mediante el desarrollo intelectual de quienes la consideran una hermana mayor, aunque ella los vea como los hijos que aún no tiene.

Con tantos nacionalismos conocidos en el área musical, la importancia de no olvidar el propio, comienza con la introducción al conocimiento de la historia y el contexto de cada obra interpretada, para que los niños tengan consciencia de lo que hacen en el escenario.

El desconocimiento de pirekuas y canciones tradicionales es algo que los egresados del coro, al cumplir su ciclo entre los doce y trece años de edad, es el mínimo valor que se llevan de la experiencia si es que deciden dedicar su resto de vida a actividad ajena a la música.

El proceso de selección tal vez ya no es tan estricto como el aplicado por Romano Picutti, y no es excluyente de alumnos que no sean del Conservatorio, a los que llaman internos. A los que externos se las paga una beca completa en la escuela donde cursan sus estudios, porque no se les condiciona a cambiarse al Conservatorio, y como a los internos se les proporcionan los uniformes. Los internos sólo reciben beca parcial.

A partir de mayo de 2011 habrá audiciones para  que el coro siga creciendo en número. El titular tiene 42, cuando sólo solía pasar ligeramente de los treinta, y el preparatorio también ha superado su registro tradicional al tener cincuenta alumnos.

Fuera de la audición desde la logia, tradición que sólo está rescatando el Festival de música,             importa la generación de más cantantes. Hoy, Edgar Villalba, tenor en el concierto del martes 16 en San Diego es uno de los referentes de la escuela que deja el coro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s