Alineaciones caprichosas en el fútbol (ancianos y no jugadores.)

La chabacanería de incluir a Pelé en la convocatoria del Santos para el Mundial de clubes 2001, no es, de acuerdo a los archivos, propia de los mexicanos.

El registro de 1366 partidos y 1282 metas (0.939 por juego) oficializado por Orlando Duarte en su libro “El rey Pelé” no está muerto. Para procurarle otro tricampeonato del mundo, Santos decidió inscribir a su más grande ídolo en el Mundial de Fifa, que nada puede objetar a estas situaciones groseras cuando se hacen en tiempo de trámites.

Así lo hizo la Universidad autónoma de Tamaulipas con su rector Humberto Filizola y Guadalajara con su Salvador Reyes. No lo pudo conseguir Diitri Piterman que primero quiso ser técnico de Racing de Santander, no tanto jugador, lo que se le negó por no tener carnet ni estar registrado, a comienzos de 2003.

Caso más inobjetable es de Guillermo Coppola, hincha de Boca Juniors quien recibió como regalo jugar con el equipo, y más del hijo de Platini, que entró de cambio por su padre en el partido de despedida de Michel en 1987.

Para caprichos, lo que sigue:

Guillermo Coppola. 1980. Hugo Gattí tuvo la ocurrencia de que jugara con Boca como regalo de cumpleaños. Antonio Rattín, e técnico disimuló su negativa al prometérselo si el equipo alcanzaba cuatro goles de ventaja ante Liga de Bragado en un fuera de competición. Outes solito le dio esa ventaja al xeneize y Coppola jugó nos minutos e hizo un palo.Una de varias fuentes que dicen lo mismo.

Humberto F. Filizola Haces. 3 de abril de 1994. El rector de la UAT fue registrado en el plantel del Correcaminos, equipo representante de la institución, desde el comienzo de la temporada. Su sueño de jugar en primera se dio en la última fecha (38) durante 28’ contra el América en el “Marte R. Gómez.”

Salvador Reyes Monteón. 19 de enero de 2008. Guadalajara lo registró, a sus 71 años, para hacer en liga un homenaje al Campeonísimo, y jugó 50’’ ante Pumas. Lamentablemente para él, México no consiguió la clasificación al Torneo Olímpico de ese año y no pudo aspirar a ser uno de los refuerzos mayores de 23 años del Tri.

 Edson Arantes do Nascimento. Su caso tiene algo de todos los anteriores. Con 71 años cumplidos, jugaría en la Final del Mundial si Santos tiene ventaja segura en los últimos minutos. Muchas generaciones jóvenes podrían entonces contar que vieron jugar al Rey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s