Artificios de la tercera persona gramatical en un discurso de toma de protesta.

soliLegalidad y modernidad, eje y presunto objetivo de la administración del hablante en turno, activan los componentes del discurso político, con asomo de la coerción y el encubrimiento, para no comprometerse con el votante.

Atenuación pragmática y vaguedad semántica, las características que hacen posible el discurso político, provocan vacilación en los marcos de adecuación del discurso de quien se ostenta como presidente municipal de Morelia.

Se mareó en giros para llegar al punto. “La cultura de legalidad será eje rector para nuestro gobierno”, y el objetivo principal será “llevar al municipio a la modernidad”. Intenta relacionar lo uno con lo otro, sin el empleo de los deicticos espaciales o temporales que hacen tropezar a hablantes políticos incluso más experimentados que el de ahora.

Para él, la concepción, o noción, de municipio moderno incluye también “responsabilidad financiera”, “una generación diferente, progresista” y “absoluta transparencia y rendición de cuentas por parte de los servidores públicos”. Otros elementos entran más adelante en el análisis.

La idea de modernidad que expone, no corresponde con perfiles burocráticos que eligió: “Si nos preguntamos ¿cómo queremos ver a Morelia? La respuesta es como un municipio moderno, que cuente con servicios públicos de calidad. Con una administración honesta, responsable y eficiente. Gobernado por una generación joven que sabrá dialogar, que sumará experiencia y que logrará los acuerdos necesarios dentro de la legalidad para progresar.

La administración, sobre todo en sus puestos estelares, se saturó de mentes viejas. La vaguedad semántica, implícita en el continuo uso de la tercera persona plural surge a continuación para bordear el marco de adecuación de la promesa. Con un hablante anterior se expuso el valor semiótico de la promesa: adquiere, en el discurso político, la valencia semiótica que tiene la venganza. A esta, Paolo Fabbri la define como lo que no se quiere realizar […] Teum Van Dijk, habla de la condición de adecuación de la promesa. La clave está en que “el hablante tenga la intención de hacer algo y que ese acto futuro complacerá al oyente” [de un texto de apoyo]

Ahora, el ponente -que habló de propuestas, no de promesas, de campaña- buscó sortear con ese control discursivo (el encubrimiento lingüístico que desvía la atención de lo que el oyente desea escuchar para centrarse en otro tema) las solicitudes de empleo, las más graves del votante. Y lo planteó sólo para los jóvenes: “ocupamos de todo el talento y la emoción social de nuestros universitarios, de los tecnológicos, de las normales, y de todas las instituciones educativas para que traspasen esa cuarta pared y nos ayuden a construir la comunidad -el espacio público- que todos queremos.” (En el contexto de quien también se ostenta como Profesor, universitarios, y estudiantes en general, se asume como marca que denota juventud).

Y despoja a su discurso de todo referente presente: “Cuando esto suceda, habrá más oportunidades de empleo para todos y con mejores remuneraciones. Los inversionistas y empresarios nos verán como una tierra de progreso y los morelianos lograremos desarrollar nuestras potencialidades y el anhelo de tener vidas más dignas.

El aquí y el ahora, que Lyons en “Lenguaje, significado y contexto” señala correspondientes al lugar y momento del discurso, no son evocados. Cuando funcionó como un deíctico de distancia temporal.

Condiciona el hablante otra de las características de su concepción de modernidad, la competencia: “Si deseamos competir con el mundo, nuestra mentalidad debe ajustarse a estos parámetros” (los de la cultura de la legalidad, en la manera que él la plantea).

La atenuación pragmática que provoca el uso de la tercera persona plural, confunde con “Estamos decididos a ser competitivos”. Si es nosotros gobierno prevale el deictico temporal. Priva la confusión por la alternancia de inclusión y exclusión que el hablante hace con el uso de esa tercera persona. Benveniste la llama la no persona porque, en sus palabras, en la comunicación sólo existen yo y .

Pero ya tiene el riesgo de auto imposición. La legitimación que se atribuye el hablante a ser obedecido se da mediante la integración de yo a la tercera persona, y así esconder su responsabilidad de una persona incierta, invisible. Es una práctica propia de quien no goza de credibilidad o de quien no tiene condición discursiva de adecuación.

El nosotros al que se integra el hablante es una persona excluyente; no involucra al receptor, que con la legitimación que toma la tercera persona queda como en “Las cosas del decir. Manual de análisis del discurso” lo exponen Helena Calsamiglia Blancafort y Amparo Tusón Valls: como destinatario modelo (por no poder participar), que sin embargo es integrado a otro nosotros del hablante; un nosotros incluyente.

Sucede en las dos ocasiones que emplea una expresión adversativa, no tanto como elemento de la función estratégica del encubrimiento para desviar la atención, sino como transición en la alternancia de los nosotros. Cuando menciona “suma de voluntades” lo hace el nosotros que ahora se llamará aquí la tercera persona política. “Pero también, suma de voluntades para que la ciudadanía actúe de forma corresponsable, participativa y propositiva para el desarrollo de su entorno, construyendo un nuevo modelo de participación social, plural y activa. Una suma de voluntades con los demás órdenes de Gobierno, para crear sinergias y lograr mejores resultados.

Y vuelve a integrar los dos nosotros: “Pero esto no podremos conseguirlo sólo con acciones unilaterales de gobierno. Morelia será gobernada y administrada con la idea de sumar voluntades. Lo mismo necesitaremos del ama de casa, del empleado, del estudiante, del productor del campo, del investigador, del empresario, del deportista, que del gobernador, de los partidos políticos, de los medios de comunicación y de la sociedad en general. Esta suma de voluntades entre todos los que conformamos la comunidad, tiene el objetivo de llevar al municipio a la modernidad; poner al día a Morelia.”

No cuando dice: “Amigos Morelianos […] Tenemos un gran compromiso con los Morelianos.” Porque cuando durante su discurso habla de participación con otras órdenes de gobierno, lo hace bajo el nosotros gobierno: “Quiero resaltar que para concretar los planes de Morelia, no estamos solos, contamos con grandes aliados; el mandatario michoacano, el Presidente de la República, el próximo Presidente de México […] Gracias Señor Gobernador […] juntos habremos de impulsar ante la federación, los proyectos […] Señor Gobernador […] somos sus aliados.

La Morelia incluyente es la no persona. No escuchar el discurso en directo impide su valoración con base en la cinésica, porque los gestos y ademanes son un metalenguaje, ni la competencia o incompetencia oral. Competencia o incompetencia se distinguen con los cambios de tono de voz o giros del lenguaje si el hablante advierte que aburre o entiende que debe extenderse en un punto. La coerción de este discurso, que anula la comunicación con el auditorio, no necesitaba competencia oral porque no había intención en mantener la cooperación conversacional (en el discurso, se da con gestos) por la manera de usar la tercera persona de parte del hablante.

Helena y Amparo definen esto como la negación de interacción en un nivel personal basada en las características psicosociales del hablante (imagen, estatus, papeles sociales…), que en esa situación da un discurso monologal y monogesticulado.

La adecuación del espacio.

El espacio en el que se ofreció el discurso es decisivo en un caso como este. El hablante asocia el escenario de su discurso a su noción de modernidad al decir: “Qué bien que hemos tenido la oportunidad de hacer esta sesión solemne en este magnífico espacio que representa una visión moderna (que) Morelia debe seguir.

Relega la atención del acto solemne que es una toma de posesión de poder a la promoción del espacio tópico.

(No importa tanto que no concuerda el concepto sociocultural del espacio porque no tiene asociación con una toma de posesión, ni los comportamientos que le son inherentes al espacio parque, ni que falló la construcción -si es que se intentó- del contexto, porque el discurso no consiguió orientar la significación cultural que presente el uso y la interpretación de los elementos deícticos de persona, lugar y tiempo. Se quedan en esta parte del análisis Helena y Amparo.)

La promoción del espacio tópico, al elegirlo como escenario del discurso, favorece lo monologal por la prosémica del hablante con el destinatario indirecto (el público). El escenario quedó distribuido a conveniencia. El interlocutor tuvo más cerca a su destinatario preferido (el término es del análisis del discurso): la clase política (remitirse a las veces que el hablante mencionó a un funcionario más alto) al que habló desdoblado como un locutor en tercera persona política, en grupo; es lo que se llama diversidad de sujeto. Bajo esa faceta se expresó durante el discurso.

La prosémica respecto al receptor modelo (el público), refuerza su frontera con las sillas. El parque vuelve a ser decisivo, al alejar el escenario.

 

La deslegitimacion.         

 

La exposición que el hablante hace de su concepto de modernidad, con la legalidad como eje, lo lleva a la deslegitimación de contrarios; la extiende hasta compañeros de partido: “Ya no es posible obtener resultados distintos, haciendo siempre las mismas cosas, bajo las mismas conductas”. “Un municipio moderno es también aquel con responsabilidad financiera en donde optimicemos los recursos. En donde exista absoluta transparencia y rendición de cuentas por parte de los servidores públicos. Un Morelia moderno con una generación diferente, progresista; y una renovada actitud en la estructura administrativa para brindar las respuestas a las necesidades de la gente.

La deslegitimación es gratuita. Con la mención de las cualidades que desea para su administración, el hablante cerraba el asunto porque implícitamente hacia ver que no fueron correctos los procedimientos de administraciones pasadas.

No mencionó la cultura de las artes durante el discurso. En su facebook sí, como si supiera que es fundamental en la “ciudad de diez” que pregona, pero que está lejos de ser su prioridad, porque en el empleo de la deslegitimación magnificó las prácticas pasadas: “Llevar al municipio a la modernidad, implica promover la cultura de la legalidad que deje de lado la impunidad, la corrupción, los plantones, y la inseguridad. Legalidad para enfrentar la cultura del chantaje

Así antepone el castigo y la condena a las prioridades de empleo, que le demanda el votante, y a la promoción de las artes.

El discurso.

 [Menciones a otras personas]

Morelianas y Morelianos:

Me siento muy honrado y me llena de satisfacción contar con la presencia de todos ustedes, hoy, aquí.

Este día, acudo a esta sesión solemne del Ayuntamiento, ante el pueblo de Morelia, en un acto de profundo simbolismo para un servidor público. Un acto, cuyo sentido último es protestar cumplir y hacer cumplir la ley como Presidente Municipal de Morelia y todos, como Ayuntamiento.

Es un acto de gran simbolismo, porque el sello que marcará nuestra administración, será -precisamente- el de conducirnos siempre conforme al marco de la legalidad. El espiritu de la ley nos demanda honestidad, eficiencia, y resultados para la ciudadanía.

Hemos sido producto de una contienda democrática en la que, de la misma forma, respetamos los criterios legales y la voluntad popular que fue refrendada en un proceso extraordinario.

En estas circunstancias atípicas, lejos de encontrar abstencionismo, la ciudadanía participó convencida del valor de su decisión, del valor de su voto.

El pueblo de Morelia nos contrató para servirle, -Ustedes nos contrataron para servirles- y esta confianza ciudadana representa para nosotros el gran compromiso de dar resultados concretos.

Llegar a este momento, no fue tarea fácil; buscamos su apoyo y lo tuvimos de manera contundente. Por ello, muchas gracias! El trabajo apenas comienza. Les pido que sigamos por la misma línea porque vamos porque el objetivo no ha cambiado: mejorar los niveles de vida de los morelianos.

Hoy, la sociedad espera resultados concretos y planes sustentables de su gobierno. Resultados que no son fáciles de alcanzar si se actúa de manera aislada. Estamos resueltos a construir en tierra firme. Sabemos que los resultados que requiere Morelia, sólo podrán concretarse con la suma de voluntades.

Suma de voluntades mediante un Ayuntamiento incluyente, abierto a escuchar, a valorar la crítica constructiva, a considerar las opiniones divergentes y a buscar coincidencias con las expresiones ciudadanas y las manifestadas al interior del Cabildo.

Pero también, suma de voluntades para que la ciudadanía actúe de forma corresponsable, participativa y propositiva para el desarrollo de su entorno, construyendo un nuevo modelo de participación social, plural y activa.

Una suma de voluntades con los demás órdenes de Gobierno, para crear sinergias y lograr mejores resultados.

Estamos convencidos de la suma de voluntades, no sólo porque lo mandata la ley, sino porque la ciudadanía exige disposición, voluntad y coordinación. Principios que representan una convicción personal y una clara determinación de este Cabildo.

Quiero resaltar que para concretar los planes de Morelia, no estamos solos, contamos con grandes aliados; el mandatario michoacano ***, **** el Moreliano también *** y el próximo ***.

Gracias ***, por su presencia. Sabemos que Usted es un gran aliado de Morelia y juntos habremos de impulsar ante la federación, los proyectos que nos permitan tener un Municipio, no solamente con un rico patrimonio y un rico legado histórico, sino un Morelia actuante de cara al futuro, con el activo fundamental que son sus habitantes.

Señor Gobernador, entendemos la complejidad financiera con la que se recibió la administración estatal. Quiero decirle que somos sus aliados para buscar y respaldar las alternativas de reestructuración que permitan la operación y el desarrollo de nuestro Estado, porque como Usted dice: “Michoacán, es compromiso de todos”. El Honorable Congreso del Estado tiene la palabra y estamos convencidos que estará a la altura de las necesidades que tiene Michoacán en estos momentos.

Si nos preguntamos ¿cómo queremos ver a Morelia? La respuesta es como un municipio moderno, que cuente con servicios públicos de calidad. Con una administración honesta, responsable y eficiente. Gobernado por una generación joven que sabrá dialogar, que sumará experiencia y que logrará los acuerdos necesarios dentro de la legalidad para progresar. Un Municipio con estabilidad y cordialidad, para recuperar el tejido social.

Pero esto no podremos conseguirlo sólo con acciones unilaterales de gobierno. Morelia será gobernada y administrada con la idea de sumar voluntades. Lo mismo necesitaremos del ama de casa, del empleado, del estudiante, del productor del campo, del investigador, del empresario, del deportista, que del gobernador, de los partidos políticos, de los medios de comunicación y de la sociedad en general.

Esta suma de voluntades entre todos los que conformamos la comunidad, tiene el objetivo de llevar al municipio a la modernidad; poner al día a Morelia.

La modernidad implica ser más competitivos para que tengamos más prosperidad, empleo y desarrollo económico.

Llevar al municipio a la modernidad, implica promover la cultura de la legalidad que deje de lado la impunidad, la corrupción, los plantones, y la inseguridad. Legalidad para enfrentar la cultura del chantaje y para hacer respetar los derechos de terceros.

La cultura de legalidad será eje rector para nuestro gobierno. Ya no es posible obtener resultados distintos, haciendo siempre las mismas cosas, bajo las mismas conductas. En la medida en la que nos comprometamos todos a respetar y hacer respetar la ley, así veremos más rápido los cambios que necesitamos un Morelia más justo y con paz social.

Legalidad y competitividad serán piezas claves en las acciones de esta administración. Debemos reconocer que hoy competimos con todo y en todo. Otros municipios de México y del mundo han logrado entender cómo se crece económicamente y cómo se desarrolla la gente, a partir de invertir en investigación, tecnología, capacitación, adiestramiento, y en la actualización del conocimiento.

Si deseamos competir con el mundo, nuestra mentalidad debe ajustarse a estos parámetros. Estamos decididos a ser competitivos y a actuar con respeto irrestricto en la ley. Por ello, ocupamos de todo el talento y la emoción social de nuestros universitarios, de los tecnológicos, de las normales, y de todas las instituciones educativas para que traspasen esa cuarta pared y nos ayuden a construir la comunidad -el espacio público- que todos queremos.

Cuando esto suceda, habrá más oportunidades de empleo para todos y con mejores remuneraciones. Los inversionistas y empresarios nos verán como una tierra de progreso y los morelianos lograremos desarrollar nuestras potencialidades y el anhelo de tener vidas más dignas.

Ser más competitivos y respetuosos de la ley nos traerá tranquilidad. Ese será otro de nuestros objetivos principales.

La seguridad pública es uno de los grandes desafíos. Estamos seguros que con el apoyo del Gobierno de Michoacán y el Gobierno de la República, lograremos un clima en donde todos podamos vivir en paz, salir a la calle sin temor y disfrutar a nuestras familias.

Un municipio moderno es también aquel con responsabilidad financiera en donde optimicemos los recursos. En donde exista absoluta transparencia y rendición de cuentas por parte de los servidores públicos.

Un Morelia moderno con una generación diferente, progresista; y una renovada actitud en la estructura administrativa para brindar las respuestas a las necesidades de la gente.

Qué bien que hemos tenido la oportunidad de hacer esta sesión solemne en este magnífico espacio que representa una visión moderna de Morelia. Una visión moderna impulsada por ***.

Morelia, debe seguir en esta visión de Modernidad para tener un desarrollo urbano sustentable, con servicios de calidad y vialidades eficientes a la altura de una ciudad contemporánea. Con servicios que acerquen las nuevas tecnologías a los habitantes de los cuatro sectores y las 14 tenencias.

El objetivo es muy claro, mejorar la calidad de vida de los morelianos y mejorar la imagen de Morelia. Nuestra expectativa y nuestro compromiso son altos.

Por ello, hablamos de un Morelia de 10. Queremos lo mejor para nuestra ciudad. Queremos lo mejor las Morelianas y los Morelianos. Así, trabajaremos incansablemente para responder a todas las propuestas de campaña.

Amigos Morelianos

Durante la campaña recogimos las demandas de todos. Todas estas visiones y necesidades se habrán de incorporar en los planes y acciones de nuestro gobierno.

Tenemos un gran compromiso con los Morelianos. Hemos visto el esfuerzo que día a día desde muy temprano realizan para salir adelante. Esas esperanzas las compartimos, y desde ahora trabajaremos con un equipo de profesionales que se entregarán de tiempo completo por ustedes…. por el bien público.

No habrá espacio para malos tratos a la gente. Somos un gobierno de hombres y mujeres sensibles y comprometidos. Una administración que atenderá con agilidad y amabilidad las necesidades de Morelia y de sus habitantes.

Con esta responsabilidad de conducir un gobierno municipal legal, legitimo y eficiente, los invito a que cada uno de nosotros -desde la sociedad o desde el gobierno- hagamos lo que nos corresponde con compromiso, solidaridad, responsabilidad, sentido de pertenencia e identidad.

Invito a todos los Morelianos a firmar un pacto de corresponsabilidad en la construcción del presente y futuro de Morelia.

Morelia es nuestro hogar. Nuestros tiempos merecen una gran suma de voluntades para proyectar la modernidad que demanda nuestro municipio.

Morelia, Muchas Gracias, pongámonos a trabajar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s