Champions league 2014-15. Fecha 6 y previo al sorteo de octavos.

El balance de la jornada es el de una edición con diferencias extensas entre los cabezas de serie –los poderosos- y el resto: equipos en desarrollo permanente que no saben plantearse para ganar. La ristra de records es parte de la apreciación.

Varias identidades dejó la competición hasta esta parada. Las que se advirtieron y se ratificaron. De equipos de época y del propio torneo. Incluso, de los equipos de refilón, que fueron veinticinco de los treinta y dos que contestaron la liguilla.

Y es que no se ve en los registros históricos otra diferencia tan marcada entre los favoritos y los comparsas. La competencia fue para estos, que llegaron a la fecha de cierre con once de ellos en busca de cinco calificaciones.

Cuatro cabezas de serie tenían asegurado ser líderes de grupo. Dos más lo consiguieron en la jornada. Cinco de todos ellos totalizaron al menos 14 puntos. De ocupantes de segunda posición, cuatro quedaron con no más del cincuenta por cientos de puntos obtenidos. Sólo París St Germain y Arsenal, que no pasó como líder por diferencia de goleo, superaron los diez puntos.

Hasta este día, los equipos que van marcando época en sus países no se hartaron de ganar con el modelo que practican desde temporadas precedentes. Los demás se mantienen en un estadio prospectivo. El de oponer contenciones estudiadas sin desarrollar aún secuencias continuadas de gol. El fútbol directo de esos equipos, el que niega el pase corto, pide fortalezas físicas para la carrera larga y la disputa aérea, resistencias ausentes en la mayoría de los equipos. Los grandes lo resuelven todo con estilo. Con lirica antepuesta a lo meramente físico.

Y son los que pautan los partidos. Real Madrid, Bayern Münich, Barcelona y Chelsea asomaron así como los principales candidatos. Borusssia Dortmund, los sigue. Fue, de estos cinco, el que no venció en la fecha, por obra de un Silvio Proto aplaudido como el portero de la jornada, peor ganó su grupo porque Arsenal no marcó tres veces más a Galatasaray, que se involucró con los más goleados en una liguilla, relación que pasó a encabezar Bate Borisov, que también obtuvo la más alta diferencia de goleo en fase de grupos.

Atlético de Madrid no expuso de más en Turín en un partido que pareció pactado en su tramo final, con Juventus no atentando para no provocar a un Colchonero que, como los otros cabeza de serie, sale a golear y sabe hacerlo, y que intercambio tregua con los bianconeri. El 0-0 metía  estos en octavos. Una derrota se los negaba por la paliza que Olympiakos daba a Malmö.

De los líderes, Porto y Mónaco no aumentaron su estima ante el torneo. Ganaron grupos discretos en los que prevaleció el no saber ganar por aquella falta de desarrollo. En las tres series que dirimían directamente el pase, Zenit, Roma y Liverpool no tuvieron sapiencia. La Loba era la que entraba con ventaja. Era local y, presupuestada la derrota de Cska en Múnich, el empate la metía. Manchester City, el único necesitado de ganar que lo hizo, lució por un momento en el Olímpico y Cska perdía la calificación ante el Bayern. Por el penal que le costó el 0-1 en Moscú contra el mismo equipo, y por el que otorgó para la ruptura del marcador ahora. En desventaja, no supo jugar. Menos necesitado de ganar.

Ni los Reds, a los que el gol de Gerrard en el 80’ invitaba a evocar las remontadas de Anfield, pero Basel sacó diplomado en eliminar ingleses, aun en Bretaña, y al igual que Mónaco, anfitrión de Zenit, dispuso, a la defensiva, el partido que le convenía. Ninguno de estos dos calificados destacó por su ataque en la liguilla, pero fueron más fuertes en defensa que sus rivales. Excepto el Madrid, en el caso helvético.

Junto con Atlético, el Merengue establece periodos de alto balance de goleo. Marcan mucho y no reciben. Desde la fecha 1 el Atlético; desde el minuto cinco de la 2 el Real, y abanderan el poder de las ligas más estimadas de Europa. (Y Ver actualización de Equipos y porteros con más minutos sin recibir gol en Copa de Europa).

Las distancias y el potencial se ven en la constante desde que se instituyó la etapa de octavos en 2003-04. Por quinta ocasión, de nueve, desde entonces, sólo ocho federaciones obtuvieron presencia en la fase de 16. El menor número de representaciones, incluso desde que opera el formato con treinta y dos equipos en grupos (99-00) es de siete. En 16 ediciones con ese formato se dio también cinco veces que sólo siete países están en etapa de 16. Los cinco que eternamente han estado más alto en el ranking Uefa (Alemania, Francia, Inglaterra, Italia y Francia). Francia sólo faltó en 02-03. Pero desde la vuelta de la etapa de octavos, esos cinco países no han dado ausencia.

Es la identidad de la Champions league. Los equipos de esas naciones mantienen su sitial y aumentan su poderío cada temporada.

Es un torneo para equipos de época. El resto es mediano y ofrece marcas contrarias. La síntesis de las que se dieron en este temporada, que las vio como abaratadas, como fue en la Copa del Mundo 2014, refleja esto.

El nuevo sorteo aguarda sin muchas perspectivas de equilibrios opuestos. Será hasta cuartos de final.

Marcas con cábala.

             Las que destacó la crítica fueron las de Messi y Ronaldo, que superaron los 71 goles de Raúl. Adriano emparejó los 9 goles en liguilla de Cristiano Ronaldo (13-14), y Xavi llegó al record de 146 partidos en el torneo (no incluye previas). Totti, el de anotador con más edad.

Real Madrid ganó sus seis partidos. Primer equipo que lo hizo dos veces. Los precedentes, no terminaron campeones.

Mónaco, noveno equipo que recibió sólo un gol liguilla. Ninguno acabó sin recibir. Los precedentes no terminaron campeones.

Bayern Münich, primero en marcar 7 goles dos veces en Champions league, anotó Uefa: Sporting de Lisboa (08-09) y Roma. También le hizo 7 a Basel en 11-12.

Shaktar Donetsk metió 6 goles en el primer tiempo. Marca con precedente.

Los 40 goles en el primer día de la fecha 3, so superados por los 44 de la fecha 2 97-98.

Bate Borisov, entregó la pero diferencia de goles en una liguilla (-22) y el de más goleado en la misma instancia (24).

De varias de estas marcas, hay texto aparte.

Sorteo con posibles antecedentes.

Hasta cuatro series que se dieron en octavos en cualquiera de las tres ediciones recientes, pueden reiterarse. Arsenal-Bayern Münich, por tercera temporada consecutiva. Real Madrid-Schalke, la otra que se dio en 13-14. De 12-13 puede darse Borussia Dortmund-Shaktar Donetsk, y de 11-12 Bayer Leverkusen-Barcelona y Basel-Bayern Münich.

Psg-Chelsea, que se di en cuartos 13-14, y Bayern-Juventus en la misma etapa en 11-12, otras posibilidades.

No quedaron restricciones variadas para la rifa. Los únicos con más de una, la de su rival de grupo, son Chelsea, Bayern y Dotmund, que evitaron a los dos coterráneos que tienen en el bombo B.

Porto y Mónaco, pese al fortín que sobresalió en los monegascos, son los deseables de la esfera de ganadores de grupo.

Con Bayern, Real, Dortmund y Barcelona, se puede servir el cruce más atrayente si a alguno le sale Arsenal, Juventus, Psg e incluso Manchester City. La Juve es la que puede enfrentarse a cualquiera de aquellos cuatro. Los otros tres, fueron compañeros de grupo de alguno. Estos hipotéticos cruces serían atractivos por la historia; no por presente de los que surgirían de la esfera B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s