Champions league 2014-15. Sorteo de octavos. Copa de Europa desteñida.

El bombo acudió a su ingenio con la revivificación de algunas de las más llamativas series de la temporada anterior para apacigua la espera por lo mejor de la Copa de Europa.

              Se repitieron dos de las tres series de octavos de 2013-14 que podían hacerlo.

Dortmund-Juventus, lo más atrayente.

Di Matteo, por otra táctica defensiva para esterilizar a Real Madrid.

Psg y Chelsea aun respira su cruenta serie 2013-14.

Segunda notificación cosencutiva a Barca y Manchester City para

   carearse.

Cuatro encuentros inéditos en la Copa.

Basel y Porto, los beneficiados, se cruzan entre sí.

Arsenal y Mónaco, tan incierto como el duelo suizo-portugués.

Los grandes, salvo Chelsea, ven los cuartos de final.

 Si la expectativa era la de una fase todavía desequilibrada, con derroteros que parecen de trámite, con la consecuencia de no grande partidos, el sorteo no faltó a ella. Tenía el azar que buscar con cuidado para ofrecer algo a la altura del prestigio del torneo. Y puede decirse que no falló porque la Copa de Europa siempre fue para los grandes golpes. Para los que forjan en una veleidad de 180’ minutos o poco más.

Por eso, la esencia del gran campeonato de palpitó con la entrega del bombo, que exige nuevas tácticas para decodificar a equipos que si no recorrerán el torneo de lado a lado con señorío, es porque hay seis más como ellos.

Porque no entra en mucha duda que salvo Mónaco, los ganadores de grupo están más allá del resto. Si alguno, de acuerdo a la estima de la crítica más directa, se les puede incluir es Arsenal, rival de los monegascos; o Juventus. Con ellos dos, y con Psg, y tal vez con Manchester City se daría la serie más excluyente de octavos. Se anotó en el previo que por historia, no tanto por presente de los rivales, pero Borussia Dortmund-Juventus, citados por primera vez en el torneo desde su final en Múnich, sabe a abolengo europeo. No importa como lleguen al día de su entrevista. Juventus es líder en Serie A. el Tigre sale y entra en zona de descenso. Era 16 en Bundesliga al sortearse los emparejamientos, pero en Europa se hace temer. Aún por los más poderosos, y la dama no certifica ser uno de estos. La historia le indica precaución contra equipos alemanes, ante los que ganó tres eliminatorias y perdió 3. Desequilibran las dos finales que perdió contra equipos de la Bundesliga.

Con reserva hay que elegir la segunda serie de cartel. Psg-Chelsea, por su antecedente inmediato, en cuartos de final 2013-14, y una de las calificaciones de mayor dramatismo en la historia de la Copa. Le gana el sitio a Manchester City-Barcelona. Porque este par deja duda, aunque los Ciudadanos aprobaron el examen de ganar con todo en contra para calificar. Ambos son segundos en su liga. Como París. Chelsea lidera la suya.

Como Bayern, Real y Basel, que recibieron oposiciones a modo. La de los suizos por el equilibrio, cualidad que concede incertidumbre. Porto no tuvo grupo con las vicisitudes que experimentó el equipo de Paulo Sousa que, como el Dragón, mostró poder de ataque, y dejó impresión de tener mejor defensa. Porque se la probaron en su grupo; no a Porto. Líder y segundo en su respectiva liga.

Esto de las posiciones importa porque enseñará tendencia cuando se jueguen los octavos, si bien, Basel reanudará en su liga por aquellos días. Lo mismo Shaktar, que tendrá así tiempo de preparar una de las eliminatorias más complicadas. Ya sufrió eliminación de parte de un alemán en 2012-13. De Borussia Dortmund, que también lo eliminó en la preliminar 2001-02. Más antecedentes contra equipos de Alemania, no tienen los de Ucrania. Dos son también los de Bayern Münich contra equipos de ese país. Sólo uno contra uno de entidad ucraniana porque cuando fue eliminado por Dinamo de Kiev en cuartos de final 76-77, ese equipo tenía pasaporte ruso. En 99-00, el desquite es recordable. De estar al borde de la caída en Kiev (1-3 y falló Rebrov el 4-1 con Kahn vencido), Bayern salió con vida para rematar, con dificultad en casa y matricularse para la final.

Mircea Lucescu sabe plantear partidos contra equipos de posesión y allanamiento. Lo cuenta el Barcelona de la Súper Copa 2009. Lo dirigía Guardiola que en 2010-11 apaleó al Shaktar que extendía la estadía de su técnico rumano, el de más continuidad en un equipo europeo en el presente. Líder –Bayern- contra segundo en su liga.

De aquellas tácticas, y de las que enseñó con Chelsea, deberá nutrir Di Matteo a su contrastante Schalke para sortear la serie de mayor dificultad que podía tener cualquier equipo de la esfera B. real Madrid es posiblemente el mejor equipo en el mundo al día, y no es sólo de posesión como tal vez favorecería a un hipotético parado en candado de Roberto, que deberá plantear quitar el balón porque con poco de este, el Madrid es el mayor asesino de Europa.

Hubo visado teórico para los tres españoles. Leverkusen-Atlético (los dos son terceros en su liga) ve más oficio español, pero Roger Schmidt tiene mucho que decir en estas fases, y Arsenal-Mónaco (los dos están 6 en su liga) se inclina hacia lo incierto sin dejar de valorar la experiencia de Wenger. Si Mónaco mantiene su parado que esteriliza goleadores, puede surgir una serie de alta tensión como sería Shaktar-Bayern y, de muy lejos, Schalke-Real si Di Matteo transforma rápido a un equipo que no cesa de apostar por el ataque.

Que la gran Copa esté servida es responsabilidad de los que entraron como segundos de grupo, excepción de Juventus-Borussia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s