Champions league 2014-15. Semifinal. Previo. Juventus-Real Madrid. Simiente de clásico.

La historia se confronta con la tradición en el cruce de dos equipos que se temen, en una serie con rasgos de clásico por oponer identidades que han marcado época y alternado el monopolio de la Copa.

                         La escuela clásica italiana y el mito blanco forjado por arquetipos individuales.

 

                         Serie que no falla a ser un modelo de táctica y estrategia de Copa de Europa.

 

                         Partidos de pena de cada cual en casa del otro.

 

                       La final 97-98, hecho aparte de un historial mutuo que siempre se extendió hasta el final de la incertidumbre.

 

                   Rivalidad sobrada de figuras. Buffon, que cargó con culpa de la eliminación blanca en la anterior eliminatoria 

                   entre ambos al bloquear penal a Figo, y Casillas, sobrevivientes de aquel episodio.

 

                  La prueba es para Juventus, que no ha domado a un equipo como este Real, paciente e inteligente ante candados serios.

 

                     Falaz ventaja de los españoles en los enfrentamientos, que tienen por rey del gol a Del Piero.

 

                    Raúl, máximo verdugo lanco ante italianos, le queda lejos.

 

                De Sívori a Zidane, y de entonces a Cristiano, el “Apache” Tévez quiere inscribirse en una historia legendaria.

 

El anhelo marchito de la súper liga europea se palpa en encuentros como el que convoca para esta semifinal. El predominio advertido desde 2011-12 de pocos equipos que se reiteran desde entonces en la fase, y los que alterna, que suelen ser los mismos o corresponder a estilo de época, no presenta caras ajenas a los poderes de siempre. Ha sido constante en el siglo, con rivalidades de temporada que terminaron mucho del rumbo del fútbol europeo.

Las grandes rivalidades se mantienen en el tiempo. No les hace falta continuidad en la Copa de Europa para dejar sentir su influencia histórica. Ser modelo de táctica y estrategia en el torneo, y la reiteración reciente de sus encuentros va propiciando la cualidad de clásico a Real Madrid-Juventus. Cuándo una serie rebasa su rivalidad particular para constituirse en referente cultural puede bien buscar respuesta en la de estos dos equipos, que establecen la fundación del clásico, sin afirmar aún esa categoría, más allá de la costumbre o la repetición de sus entrevistas (va la quinta, de nueve en total, en diez años), elemento vulgar de establecimiento de lo clásico. Este, en fútbol, es referencia permanente, no de temporada. Habrá tiempo de centrarse sólo en esa exposición sin involucrar tanto el presente que pide su atención en un apunte como el que corre.

El presente que se orienta hacia el enfrentamiento anterior, en la liguilla 13-14, cuando Antonio Conte ensayaba el modelo de la Juventus que de él heredó Allegri, y Ancelotti adecuaciones al de su Real Madrid. Prensa española vio la superioridad blanca (4-3 global) en el acomodo de Pepe y Varan como centrales en Turín, para recordar a Ramos su antigua posición de lateral derecho.

Maduros los equipos respecto a entonces, es hacia donde hay que mirara para comenzar a calibrar la serie, pero ese presente pide consultar a la historia que en cada Juve-Real ha tenido elementos míticos que la han inclinado hacia su vencedor. Los marcajes de Pachín y Del Sol a Sívori, el de Redondo y Karembeu a Zidane; las eliminaciones merengues en Turín por no haber sabido llevar allí más que la ventaja mínima que se vio magra por lo hecho en el Bernabéu; las remontadas a trancas de la Juve. Y se dejan penales no concedidos en el mero anecdotario.

Y más, el relevo en el poder o el desplazamiento del campeón vigente o equipo de época en el perdedor de la serie –elemento fundamental para la fundación del clásico- han escrito una historia que presagiaba, sin advertirlo, el análisis de El mundo deportivo cuando el encuentro primo en 61-62, única ocasión que el Real ganó en Turín, (el que ganó en casa en ida en eliminatoria siempre fue remontado y ahora la vuelta se acordó en España).

Fue el resultado que pudo haber sido otro dentro de los límites del equilibrio” se lee en el diario, y que se coincidió en anular a la figuras. “Para los que gustan del fútbol en su aspecto ergonístico, principalmente dejando las cosas planteadas como una clara lucha [en la que hubo de manifestarse] los que tuvieron a su cargo esa misión destructiva de las más finas posibilidades estratégicas.”

En su apertura al relato de la final 97-98, Don Balón (no. 1180) ya daba certificación a eso. “Todos sabían que el favorito no acostumbra ganar, que una final es diferente, que aunque tácticamente la Juve no tiene rival, el talento de los jugadores del Madrid podía decidir…

Eso, un talento capacitado para las grandes citas, las que se deciden por un gol, es lo que sobresale en real Madrid-Juventus. Sólo el desempate 61-62 (3-1) tuvo más de un gol de margen. Escribió el Mundo…tras el partido de vuelta de entonces: “un remate a gol victorioso puede dar mucha fama, pero una pereza de 89 minutos no justifica la adulación de un gran rival que puede ser suplido hasta con ventaja por otro hombre de menos condiciones técnicas y parecida o mejor disposición física.

La crítica a Sívori, autor del gol que forzó el desempate, concilia lo que va de la exposición. Los Juve-Real Madrid son batallas tácticas que requieren de un goleador excluyente. El modelo de esto es Mijatovic en la final que disputaron. También Cabrini y Butragueño, en el siguiente encuentro al de 61-62, llevado hasta los lanzamientos desde el punto de penal. Nedved, en la semifinal 2002-03; Zalayeta en la épica prórroga 04-05, y los inefables Del Piero y Trezeget, impiadosos cuando les tocó enfrentar a los blancos.

El poder táctico no siempre sirve. En su apunte a aquel desempate, el Mundo…describió a una Juventus “todavía más extraordinaria de la que ganó en Madrid”, y de “Sívori, el hombre que tiene los tres metros más peligrosos que jamás hemos visto en un delantero.”

Apostillaba que “Juve ha lanzado plenamente al fútbol italiano en el ambiente de la Copa de Europa.” De allí hasta la edición presente. El Madrid que siempre perdonó en la ida en casa ante versiones de la Juve con “terror escénico”, dijo diario barcelonés en 95-96, cuando Juventus eliminó al Madrid “porque no tenía más remedio”  en un partido “que en realidad no existió como tal”, luego que en la ida “el Madrid pareció un equipo de fútbol cuando casi nadie lo esperaba.”

Nunca volvió a sacar el Real un punto en casa de la Juventus desde su triunfo en 61-62 hasta 2013-14, y la Signora se dio el gusto de arrancar una de las ovaciones más recordadas que brindó el Bernabéu con el doblete conseguido por Del Piero en 08-09. Motivo de su salida a 89’ para ser el mayor recipiendario de la aclamación de un público que abucheó a los suyos.

Vuelve la serie con toda su fuerza. Porque las heridas son de siempre. En la ida 2013-14, por fin se cobró un penal. El que Ronaldo hizo el eventual 2-1 y provocó expulsión equivocada de Chiellini que no tocó con el codo.

Con el resultado, Real Madrid pasó a liderar la relación de encuentros, pero Juve mantiene ventaja en eliminatorias ganadas y en el goleo.

Si Juventus sale con dignidad de esta semifinal, será como en 61-62 un nuevo lanzamiento de su fútbol al torneo continental. Para el equipo y para Allegri se presenta el paso a la madurez. Eso es, nada más, la diferencia con un Real Madrid con conocimiento de lo que son estas instancias, pero quizá con cavilación en el sistema a emplear. El experimento de la vuelta de cuartos, 4-4-2 con Ramos de doble ‘5’ que abrió la lateral a Carvajal, dejaba pensar a Kroos y molestaba los retrasos del ‘9’ contrario, quedó como advertencia en lo que será una batalla a ganar, si no es por el error que acarrea cualquier vicisitud, por el que concilie el musculo con el cerebro.

Es la escuela italiana clásica, en periodo de nueva emergencia, contra el mito del talento que surge sobre la táctica más deshumanizante. A Juventus no sirve aguantar. No le van a pactar el partido como en su recepción al Atlético en la liguilla. Ancelotti puede idear, con la variante hecha con Ramos, una jaula para Tévez e incomodar a Pirlo, al que conoce; al que creó en la posición de mariscal. Y Allegri con Vidal y Marchisio morder a Kroos.

Al contrario de lo que eran estos partidos, el sustento de victoria bianconera no pasa por encajar primero y recibir la prestación del contragolpe, porque este Madrid ya no se desgasta decodificando cerrojos. Anota y va por más. Por eso, a Juventus no le ayuda cerrarse en ningún momento si bien, llegar con ventaja al Bernabéu implicaría al Real descifrar el sistema de una esfinge.

La situación ya la vivieron los dos a través de la rivalidad. Lo clásico contra la costumbre. La ecuación entre Juve y Real siempre arrojó equilibrio al límite y presagió al campeón.

Claves

Juventus.

Disputar. Conceder la posesión es entregar la eliminatoria a un Real que la explota. No dejarlo jugar es lo primero.

 Acompañante. El segundo delantero vuelve a ser clave. Morata, primera opción, desaparece sin espacios, y Allegri entonces acude a Llorente (vuelta con Mónaco) para buscar por alto. De la elección, depende la estrategia.

 Esquema. Una más, el parado. El 3-5-2 serviría para mantener bloqueadas las salidas de los laterales blancos, con Lischtsteiner y Evra adelantados. Y el tercer central para cubrir compañeros en vez de rifar el fuera de juego.

Espacios. No jugar al fuera de juego porque el Madrid lo mide, aunque hay maestría italiana para eso. Mantener el esquema compactado sin dar espacios, para extender la tela de araña.

Zonas. Las marcas masivas a presión sobre el detentor del balón cerca del área. Aprisionarlo ha sido factor.

 

Real Madrid.

Mediocentro. Clave por las coberturas y el tope que ponga a los volantes turineses. Si hay 4-4-2 será visto como fundamento de Ancelotti.

 Relevos. Por los lados ante la presión que ponga Juventus esas partes. Romper esa presión abriría el espacio largo.

Velocidad. La necesita también en defensa; por Tévez. Una marca personal no aplacaría al Apache. Debe pararlo con marca en zona lejos del área.

Tenencia. Obtenerla y retener para pasear a Juventus y desquiciarlo; hacerlo un equipo de pizarrón; espectador.

Sociedades. Una como la que consiguió el gol en cuartos, necesaria ante la táctica defensiva de Juventus. En el uno a uno, siempre habrá relevo italiano.

 En Copa de Europa.

Frente a frente:

 

PJ G-E-P GF-GC    %

7  5-1-1     12-5       76/78

7  2-0-5      5-7        19/28

2  0-0-2      1-4           0

   16  7-1-8    18-16       45/48

 

 

 

 

 

 

Del Piero                              5

Trezeguet                            3

Sívori

Llorente                               2

Cabrini

Padovano

Nedved

Zalayeta

Amauri

Vidal                                    1

 Casa

Fuera

Neutral

Total

El porcentaje de puntos es con 3/2 por triunfo

 

Goleadores

(en negro, los activos en la serie)

 

 

 

 

 

 

 

PJ G-E-P GF-GC   %

7   5-0-2    7-5         71/71

7   1-1-5   5-12        19/21

2    2-0-0   4-1          100

16   8-1-7    16-18   52/53    

 

 

 

 

 

 

C. Ronaldo                       3

 

 

Di Stéfano

Felo

Del Sol

Tejeda

Butragueño

Raúl

Mijatovic

Ronaldo Luiz

Roberto Carlos

Zidane

Helguera

Van Nistelrooy

Bale                                    1

 Contra españoles                                                                                                                  Contra italianos

(en negrita resultados de local. Series directas se resaltan).

 

 

 

61-62

Juventus 0

Real Madrid 0

Desempate

Juventus 1

 

 

 

 

 

85-86 cuartos Barcelona          0-1 1-1

86-87

Real Madrid 1

Juventus 1

 

 

 

95-96

Real Madrid 1

Juventus 0

97-98

Juventus 0

98-99 liguillla Athletic Bilbao    0-0 1-1

00-01 liguilla Deportivo            0-0 1-1

01-02 seg. lig. Deportivo          0-0 0-2

02-03 seg. lig. Deportivo          2-2 3-2

–      cuartos Barcelona         1-1 2-1

          02-03

Real Madrid 2

Juventus 3

03-04 liguilla Real Sociedad    4-2 0-0

–     octavos Deportivo          0-1 0-1

 

04-05

Real Madrid 1

Juventus 2

 

 

08-09

Juventus 2

Real Madrid 0

 

 

13-14

Real Madrid 2

Juventus 2

14-15 liguilla Atlético Madrid    0-1 0-0

 

55-56 semifinal Milan               4-2 1-2

56-57 final        Fiorentina            2-0

57-58 final        Milan                   3-2

cuartos

Real Madrid 1

Juventus 1

(Paris)

Real Madrid 3

63-64 cuartos Milan                 4-1 0-2

–     final Inter de Milán           1-3

65-66 semifinal Inter de Milán  1-0 1-1

66-67 cuartos Inter de Milán    0-1 0-2

80-81 semifinal Inter de Milán  2-0 0-1

 

octavos

Juventus 0

Real Madrid 0 (Real por penales)

87-88 dieciseisavos Nápoles   2-0 1-1

88-89 semifinal  Milan              1-1 0-5

89-90 octavos Milan                 0-2 1-0

cuartos

Juventus 0

Real Madrid 0

final

Real Madrid 1

98-99 liguilla Inter de Milán      2-0 1-3

00-01 seg. liguilla Lazio           3-2 2-2

01-02 liguilla Roma                  2-1 1-1

02-03 liguilla Roma                  3-0 0-1

–    seg.  liguilla Milan          0-1 3-1

semifinal

Juventus 1

Real Madrid 1

 

 

04-5-05 liguilla Roma               4-2 3-0

octavos

Juventus 0

Real Madrid 0 (tiempo extra)

07-08 liguilla Lazio                   2-2 3-1

          octavos Roma               1-2 1-2

liguilla

Real Madrid 1

Juventus 2

09-10 liguilla Milan                   2-3 1-1

10-11 liguilla Milan                   2-0 2-2

liguilla

Juventus 1

Real Madrid 2

 

PJ G-E-P GF-GC        %

6  7-7-2      22-13   58/65

16  3-4-9      10-17   27/31

2  0-0-2       1-4

34  10-11-13 33-34 40/45

 

Casa

Fuera

Neutral

Total

PJ G-E-P GF-GC    %

25  17-3-5    42-22     72/74

25  4-6-15    26-43     24/28

5    4-0-1     10-6       80/80

 55 25-9-21   78-71    50/53

El porcentaje de puntos es con 3/2 por triunfo.

Cruces

           J   G-P

9  4-5

7  4-3

1     0-1

           17  8-9

 Eliminatorias

Liguillas

Finales

Total

           J G-P

14 7-7

11 8-3

4  3-1

29 18-11

Goleadores

(en negro  los activos en los equipos)

 

Trezeguet                                           6

 

Del Piero                                            5

 

 

 

Nedved                                               3

 

 

 

Sívori

Zalayeta

Di Vaio

Llorente                                               2

Platini

Cabrini

Padovano

Lasa (A)

Inzagui

Birindelli

Ferrara

Tudor

Montero

Amauri

Vidal                                                    1

Raúl                                                11

Di Stéfano

Figo                                                   6

 

 

Guti

C. Ronaldo                                           4

Gento

Butragueño

Van Nistelrooy                                      3

 

Ocho jugadores                                    2

 

 

 

Benzema

Bale

y 20 más                                               1

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s