Voz en punto. Un canto de paz para Michoacán en el Festival de música de Morelia.

El regreso del coro al Festival se dio en un contexto social no distante al de su presentación en 2010, pero con la celebración de sus bodas de plata.

Un recorrido por una antología del folclor mexicano y temas de universalidad indiscutida, mantuvieron los niveles emocionales que la 27 edición del Festival ha derramada. No obstante que el regreso de Voz en punto al Festival se dio en la taquilla, y ya no con gratuidad, las tres cuartas del teatro que los recibió, hicieron una celebración tan resonante como los llenos que la cita anual tuvo en días precedentes, por el concierto ofrecido.

Sin nada que descubrir por el público que conoce al coro, en las posibilidades vocales que maneja, era un concierto dominguero para el sólo disfrute y que no dejó gusto sin complacer. Sones mexicanos –jarocho y jalisciense- poemas musicalizados de Benedetti, boleros, mambo y canciones infantiles, con la polifonía que convierte la voz humana en instrumento, unas veces reduciendo el sexteto a trío o, de acuerdo a los requerimientos de las canciones, prescindiendo de una de las soprano (Roxana Melgoza, que estuvo por Daniela Quintana, ausente por enfermedad). Con ironía fina se rozaron temas de inconformidad social, cualidad que adquieren las presentaciones de grupos o solista mexicanos (recordar a Zabaleta una semana atrás), que agregan el humor al escenario que convierten en la voz de la masa. Y es que el grupo no desaprovecha que la música mexicana se presta para esto.

El cambiar parte del programa para incluir canciones de Cri-Cri, se debió a que la segunda presentación de Voz en punto, dedicada al Grillito cantor, sí agotó las entradas y el coro quiso ofrecer algo de ese concierto a quienes se quedarían afuera.

En el cara a cara de la conferencia de prensa, dos preguntas correspondieron a este espacio. Maestro Galván, ¿qué ha hecho que Voz en punto celebre estas bodas de plata en un país en el que no hay mucha tradición del género que ustedes practican?

“Yo creo que el amor que tenemos nosotros por este género; la vocación, la terquedad, porque definitivamente hemos tenido momentos difíciles; no era fácil cuando comenzamos, pero digamos que la energía que teníamos en ese momento generaba todo, pero hay momentos difíciles, incluso ya después de veinticinco años seguir siendo nuevos en el país o para mucha gente, sin embargo para nosotros es nuestra vida y lo que más queremos es que surjan muchos coros, que cada vez más la gente cante, que sepan que la música no solamente es para los profesionales. Cada vez que vamos a un lugar generalmente damos talleres conocemos coros, y eso es lo que nosotros queremos, y es lo que nos vida, cantar y hacer cantar a la gente”.

En una de sus anteriores visitas a Morelia, también en el Festival, en 2010, Galván habló del derecho de primera plana que merece el Festival de música [ver enlace más arriba], tanto como “el balazo”, alusión a las granadas del 2008. De allí la siguiente pregunta.

Menciono usted durante el concierto la importancia del arte en momentos como los que vive el mundo ahora. Recordando una cita de Alfonso Reyes, la guerra sucede en el espíritu humano. Pero allí también sucede la música. ¿Cómo puede ayudar el arte a la gente en momentos como los que vive el mundo? Y también nos podrá decir si les ha tocado dar conciertos en ciudades en estado crítico.

Por supuesto. Nosotros creemos que el arte es inspirador, y decía yo eso en el concierto. Se habla mucho de esta palabra, “inspiración”, en el arte y no se piensa qué quiere decir. Es respirar con el espíritu adentro. Entonces cada vez que tú tienes esa oportunidad de cantar o de hacer cualquier arte, lo que estás haciendo es conectar con el espíritu de toda la gente. Desde allí ya estás sensibilizando y conectando con esa parte íntima que nos une a todos los seres humanos. Por eso es tan importante hacer arte, sembrar el arte en todos esos lugares tan difíciles, y efectivamente, nos ha tocado. Por ejemplo alguna vez hicimos un concierto cuando estaba la situación muy crítica en Ciudad Juárez, y el concierto se hizo temprano porque en la noche se hacía peligros salir, y la gente no sabes cómo agradeció el hecho de que hubiera artistas que sí quisieran ir porque había algunos que de plano se negaban. Alguna vez estuvimos en Gómez Palacios y la gente también nos decía “¡Gracias por venir a Gómez Balazos!” (risas del grupo y periodistas) porque también había gente que rechazaba el ir a esos lugares. A nosotros nos da mucho gusto siempre que nos inviten y ahora que estamos aquí en Michoacán, que sabemos que también ha tenido una situación bien difícil, aunque creo que ya va mejorando, eso espero. Por eso es que dedicamos esta pirekua por la paz a este lugar [“Homenaje a Michoacán”, de la autoría de Galván, cantada hoy], porque representa a todo México. A mí me sorprendió [lo que pasó]. Cuando pensaba en Michoacán, nunca me imaginaba que iba a pasar lo que pasó, porque siempre identificamos el Norte, o estados donde siempre pensabas que estaba el narco y todo eso. Por eso se me hizo increíble cuando comenzó a surgir todo esto, o a saberse, que un estado con esta cultura, con esta tradición, con este arte, tuviera estos problemas. Entonces para nosotros fue tremendo, y por eso es que dedicamos esta canción a  Michoacán”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s