Champions league y Copa Libertadores. El dilema de decidir por ‘penales’ y la competitividad. Champions league and Libertadores Cup. The dilemma of deciding by ‘penalties’ and competitiveness.

La institución de métodos para desenredar paridades y evitar cansancios físicos, sirve la apreciación sobre si la competencia es más alta en uno de las consideradas dos grandes torneos internacionales de clubes.

Un sistema de desempate habla de competencia. Más cuando no da un vencedor real, sino que lo obtiene por criterios de goleo o la instancia extra partido de lanzamientos desde el punto de penal.

Durante años se viene escribiendo en estos apuntes lo inconveniente que son los métodos para desempatar en las Copa de Europa y Libertadores. Incluso en torneos de selecciones, pero eso es para prolongación de este análisis delimitado a su parte inicial, la que contempla los dos torneos continentales de clubes más difundidos.

Los dos adoptaron el formato con treinta y dos equipos repartidos en ocho grupos en la misma temporada. 1999-2000 la Champions, y edición 2000 la Libertadores, para después jugar una fase de 16 y de allí las llaves conocidas. Hasta 2003-04 la Champions volvió a la etapa de octavos tradicional.

El planteamiento es si los métodos para otorgar calificaciones en el caso de series empatadas en marcador global en eliminatorias directas han sido los adecuados. Uefa mantuvo el sistema que implementó en los sesenta, de goleo de visita, que convivió con el del lanzamiento de moneda hasta la institución de las definiciones desde el punto de penal.

Este último medio ha sido cuestionado en toda competencia durante su existencia. En el caso de la Libertadores, en las dos decisiones que por esa vía hubo en el periodo considerado, en fases no preliminares, se anotó lo inútil que fue. Sucedió en dos finales y la sensación resultó que cada equipo ganó con merecimiento un partido y que la definición final no convenció de un ganador absoluto.

Además, los tiempos extra en esas finales estuvieron de más. El agotamiento de los jugadores daba la idea de volver al modelo del partido de desempate porque el espectáculo se ausentó en la prórroga. No hubo goles en las de esos dos partidos.

Es, la final, la única fase en la que Conmebol autoriza los tiempos extra. Desde 2000, 49 eliminatorias de Libertadores (el 20.4% del total de 240 de octavos hasta la final) requirieron lanzamientos desde el punto de penal. 29 de ellas hasta la edición de 2004, cuando no operaba la regla del goleo de visita, aplicada desde 2005. Desde esta edición, la regla evitó en 19 ocasiones la definición de del punto de penal. Eso es, en el 8.4% de eliminatorias a partir de octavos, sin contar las finales.

Conmebol se va por la vía corta, aunque no parezca la que presente a un vencedor real o creíble. La estadística, que registra como empate un encuentro que llega a los “penales”, respalda esto.

En la Champions league, también es discutido el método. Desde 99-2000, 21 eliminatorias a partir de octavos necesitaron tiempo extra. De esas, 13 tuvieron ‘penales’. Como desde 99-00 hasta 02-03 no hubo fase de octavos con eliminatorias directas, bajo el formato con treinta y dos equipos, la Champions ha tenido 208 eliminatorias desde octavos. El 10.08% de ellas son aquellas 21 series alargadas, y las 13 que llegaron a la última instancia el 6.25%. Restando las finales, las 21 eliminatorias que contemplaron gol de visita y tuvieron tiepo extra, son el 10.9% de un total de 192.

En ninguna de las 13 se marcó gol en la prórroga. En más de la mitad de las que jugaron tiempo extra.

Las cifras ponen la mayoría de las prórrogas como inútiles. En las 8 eliminatorias de Champions decididas en prórroga se vieron 14 goles. 3 en Chelsea-Liverpool de 07-08, 3 en la final Real-Atlético 13-14, 2 en Barcelona-Chelsea 99-00, y 1 en cada una de las demás.

¿Hubo más motivación de ganar en la prórroga o los planteamientos apostaron a los ‘penales’?

¿En la Libertadores aumentó la competencia o el deseo de ganar con la disminución de empates globales a partir de que entró en vigor el gol de visitante?

Los porcentajes presentados aportan una respuesta que puede ser tan poco creíble o tan creíble como los ganadores de eliminatorias a través de los métodos aplicados para desempatar.

Pero se han visto más estrechas las calificaciones en Libertadores, sin coleccionar, como la Champions, goleadas de antología.

O es que hay más desequilibrio en Champions o mayor desarrollo táctico en Sudamérica, o allí motiva el valor del gol de visita, sistema probado en la Libertadores desde 2005.

Anuncios

2 comentarios en “Champions league y Copa Libertadores. El dilema de decidir por ‘penales’ y la competitividad. Champions league and Libertadores Cup. The dilemma of deciding by ‘penalties’ and competitiveness.

  1. Pingback: Partidos de Copa de Europa que tuvieron series de penalties. Europena Cup matches with penalty series. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Gaceta fútbol. 811 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s