Jugadores símbolos de un equipo a los que despidieron con ingratitud. Footballers Players symbols of a team that parted with ingratitude.

El siglo XXI vivió el término de un romanticismo que no dio a varias figuras la despedida que ellos y el público esperaban.

La renovación de un equipo sobrepasa en muchos casos su ideología. La que sostienen jugadores que se convirtieron en símbolos y que no encajaban en la noción que un técnico revolucionario llevó; o en comportamientos de jefe de empresa que tienen los directivos.

Lo siguiente, es una lista de jugadores sin los que la afición no se imaginaba a su equipo, y a los que pensaba despedir con honores. Los directivos tuvieron idea distinta y los sacaron por la puerta trasera.

Cristóbal Ortega. América. El hombre record de presencias con las Águilas (502 en liga); del que los técnicos decían al anticipar la alineación del siguiente partido que sería Cristóbal y diez más, fue marginado por Roberto Falcao. No hubo despedida ni homenaje por sus 18 temporadas en el equipo. Él no deseaba esos protocolos y se retiró antes que ponerse otra camiseta.

Alfredo Tena. América. “Capitán furia” detrás de Cristóbal. El América más triunfador de la historia era ellos y nueve más. Las lesiones fueron el pretexto de su directiva para sacarlo luego de 18 temporadas, a sus 36 años. Su recuperación en Tecos y el declive azulcrema, dieron razón a quienes creían en él.

Alessandro del Piero. Juventus. Cuando el físico notó mengua, su casa no apostó más por él; por el que guiaría a los nuevos valores bianconeros. Se marchó a Australia.

Raúl González. Real Madrid. Una de las víctimas inmediatas de Mourinho cuando el luso tomó al equipo. Un jugador distinto, que disputaba honores históricos individuales en la Copa de Europa no era bien visto por el pragmatismo de Mourinho. Desde Schalke le tapó la boca.

Juan Román Riquelme. Boca Juniors. Santo y seña del multi campeón internacional, un desacuerdo con Carlos Bianchi no concilió su ánimo de continuar de xeneize.

Frank Lampard. Chelsea. No se crió en el club, pero le dio lo que un ídolo nacido en casa da a un equipo. La directiva y el técnico, Mourinho, le dieron su carta de salida.

Steven Gerrard. Liverpool. El “Capitán fantástico” guardaba sus últimos esfuerzos para el equipo de su vida; este no lo agradeció y Steve G los invirtió lejos, en la Mls, para no tener la posibilidad de enfrentar al equipo de su alma.

Iker Casillas. Real Madrid. Nueva víctima de Mourinho. El técnico lo fue desgastando con los defectos del portero que magnificaba la grada, pero fue el club el que se desprendió de él montando un número falso con un discurso en el que Iker aceptaba marcharse por su voluntad.

John Terry. Chelsea. Resistió los vientos que lo arrastraban hacia afuera de la casa azul; Mourinho no pudo con él. La palabra del presidente pesó y el legendario 26 buscaría un sitio para la despedida lejos del campo de sus grandes triunfos.

Landon Donovan. Estados Unidos. En categoría de selecciones es caso representativo. El mejor jugador de su generación en su país, quedó excluido por Jurgen Klinsmann que sin él naufragó. La decisión motivó el retiro del fútbol de Landon.

Anuncios

2 comentarios en “Jugadores símbolos de un equipo a los que despidieron con ingratitud. Footballers Players symbols of a team that parted with ingratitude.

  1. Pingback: Gaceta fútbol. 496 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Gaceta fútbol. 734 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s