Gaceta fútbol. 500

El desastre de aviación de Münich…Leicester.

Recuerdos activados por la efeméride y el antecedente buscado por un líder.

48 años atrás.

La efeméride hace mítico un acontecimiento. Lo revivifica, pero cuando hay investigación, más que alejarse hasta la letra muerta, conmemorativa, un hecho se agranda. Del accidente sucedido al Manchester United de los Baby Busbies no surgió mucho durante décadas. En los medios y conmemoraciones sólo cabía el recuerdo. El mantener presentes a las víctimas.

El programa Mayday: catástrofes aéreas, producido por Cineflix, analizó más el desastre en un episodio de 2012, apoyado en el libro documental escrito por un periodista inglés, puso explicación casi definitiva sobre el caso. Se supo todo el tiempo de los dos despegue intentados por el Airspeed As 57. Abortado uno; fatal el segundo. Las hipótesis de nieve en los motores como causa del accidente quedaron reducidas con la nueva explicación. Las ruedas del avión no debían tocar la nieve. Por eso se retiró esta de la pista los metros necesarios para la carrera del despegue. Faltaron metros. O menos. Las llantas, cuando era imposible un nuevo aborto, tocaron nieve y sucedió lo inevitable. Fue el cierre de un ciclo; el del equipo más prometedor de Europa, y el comienzo de uno; el que puso a Matt Busby en el trabajo de reinventar camino al proyecto de ganar la Copa de Europa. Diez años después lo consumó. Su abrazo con Bobby Charlton, sobreviviente encontrado muy distante de la aeronave, una vez terminado el partido en Wembley cerró un ciclo interrumpido por el accidente.

Una atención para el que ya no está.

Abre uno Leicester. Su victoria hoy sobre Manchester City reforzó su idea de ganar la liga tras la temporada del ascenso. Pocos lo consiguieron en Europa. En Inglaterra, sólo Notthingam Forest, único de la relación en coronarse y al año siguiente obtener la Copa de Europa. La culpa la carga Ranieri, el técnico a quien un Mourinho con el pecho llenándosele de medallas, vio años atrás como un pobre sexagenario que en su larga carrera sólo ganó dos copitas. Exclamación de una rivalidad personal. José salió cesado esta temporada en Chelsea, donde como en otros equipos que dirigió, tuvo a los jugadores que quiso. Su diferencia con Claudio es la que Josu Ortuondo, el técnico del Extremadura en la primera temporada del club en primera división, expuso de sí y de Capello, conductor entonces del Real Madrid. Al técnico del club grande le dan lo que solicita. Que juegue con lo del que lleva al modesto, a ver si triunfa igual. En 2015-16, Ranieri luce con lo modesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s