Mejor gol de la liguilla Champions league 2015-16. Una semiotización de gol III. Best goal of Champions league 15-16 group stage. A semiotic of the goal III.

Culto a la individualidad la nominación, exhibiendo un criterio carente de apreciación a la secuencialidad larga del gol.

Desde el primer texto de al semiotización del gol, seanotó la falta de la categoría para seleccionar al mejor en los grandes torneos. Conmebol lo había gregado; Fifa instituyó el Premio Puskas, y Uefa integro a sus votaciones anónimas el reconocimiento. Inició con 6 anotaciones. Todas excluidas de los elementos que en los dos análisis previos  al gol como creación semiótica, se observaron.

La selección incluye el mejor gol de cada jornada:

Minuto Impacto Distancia Método Utilidad Tarjeta
Florenzi Roma-Barcelona 31’ Grande 53 Derecha Empate
Suárez Barcelona-Leverkusen 82’ Grande 11 Derecha Triunfo
Hulk Zenit-Lyon 56’ Grande 31 Izquierda Triunfo
William Chelsa-Dinamo Kiev 83’ Grande 27 Derecha Triunfo
Messi Barcelona-Roma 18’ Normal 9 Izquierda Aumentó ventaja (triunfo eventual)
Cornet Valencia-Lyon 37’ Normal 19 Izquierda Abrió triunfo

El equipo del jugador es el primero, excepto el último. Los campos Utilidad y Tarjeta son de este apunte para lo que se expone casi al final de mismo. Los demás, los puso Uefa.

Las seis metas evadieron incluir la valoración colectiva. Se valoró el impacto. Medido por la potencia o el asombro, la colocación completa la cadena de factores. No tuvo ninguno de los goles el respaldo de la asociación masiva, la que da al gol valor semiótico como una concatenación lógica de núcleos unidos entre sí por una relación de solidaridad, secuencia que se inicia cuando uno de sus términos no tiene antecedente solidario [vid. Una semiotización del gol II, en Premio Puskas].

No la tuvo gol de estos. Suárez concluyó una jugada personal terminada con la asistencia a él, que encajaría en la solidaridad de manera pasiva por el seguimiento y lectura a la jugada para saber estar donde, sin marca, sólo tuviera que patear. Es una participación, la pasiva, en el proceso del gol, para analizar por ser un deporte que se juega más sin balón que con este.

El de William salió de golpe franco. Los demás de capacidades individuales y egoístas; se excluye de esto último Messi, por su pared, y Florenzi, lateral que rompió el esquema estratégico. No era, quizás, a quien correspondía salir en tromba; al hacerlo, por eso, no encontró sociedad –o no la vio porque pudo triangular-, y se le hizo fácil tirar la vaselina sobre Ter Stegen. Esa iniciativa, poco ensayada en el mundo, pone el gol del italiano en posición preferencial para ganar el reconocimiento.

No se establecieron criterios para los votantes; pero hay arbitrariedad cuando se entrega delimitada la selección. Así es como se antepone a la imparcialidad masiva y neófita el criterio de expertos que en esta nominación entregaron la visión del fútbol en primera persona, atendiendo sólo al individuo y no la secuencia del gol. No en los casos donde hubo asistencia, porque privó la jugada personal precedente.

Esta, empero, no contó para la selección. Lo indica el campo “impacto”, alusivo a la consumación del gol; al remate. Es en él donde se ve el impacto; además, los campos “distancia” y “método” señalan sólo al anotador.

Cumplen, si, tres los cuatro criterios aplicados por Fifa para el “Puskas”:

               estético. Subjetivo: disparo lejano, acción colectiva, acrobacia, etcétera ;

            importancia del partido. Objetivo. En orden decreciente: partido entre selecciones A (sin especificar si en torneos de competencia o en partidos fuera de competición), torneos continentales (se infiere que de clubes) y primera división (esto puede considerarse subjetivo porque en teoría valora menos anotar en uno de los grandes “clásicos” del mundo que entre selecciones mal ubicadas en el ranking Fifa);

             ausencia de suerte o error del otro equipo; y

            juego limpio. Buen comportamiento del anotador en el partido y que no haya dado positivo en el antidoping ese día. (Dos de los anotadores de Champions fueron amonestados).

Sólo el de Florenzi estuvo en la nominación Fifa; los de Messi y Cornet fueron extemporáneos.

Faltó variedad. La clasificación sugerida por Fernando Palomo para catalogar la potencia, la colocación, la individualidad, la colectividad y la acrobacia.

Por esta vez, se rindió tributo al individuo. Al visionario o al asesino del área.

Para más detalles sobre comentarios y citas de este apunte, ver los anteriores a la semiotización del gol: Los grandes goles… y Premio Puskas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s