Gaceta fútbol. 537

Final Libertadores…Piden no agredir árbitros en Inglaterra…Fifa y Rusia tiemblan…Cumpleaños y decesos… Universitario-Alianza.

 Larga la última ida en un torneo continental y lejos se pide, como en los clásicos,  jugar limpio dentro y fuera del campo, y dentro y fuera del mundo hay recuerdos.

El planeado contra el inesperado.

Una Final no pone en cero a sus equipos. No es dejar atrás los partidos previos, porque estos configuran la imagen de todo finalista. Más en Independiente del Valle, el excluido de las previsiones, no en Atlético Nacional, que durante el campeonato sólo ratificó una identidad añeja, reconocida quizá desde su única coronación en el torneo, en 1989, en la tercera serie de lanzamientos desde el punto de panela más larga en competiciones Conmebol.

El estilo se confronta con la táctica. Es historia contra presente en una Final con tanto sabor como las ofrecidas con el formato actual, instituido en 2000, si bien, la fase de octavos, como se juega desde ese año, venía de varias temporadas.

Con sabor y color, porque en ese periodo de 16 años, 14 equipos llegaron por primera vez a la Final y sólo 5 la ganaron. Uno, ecuatoriano, Liga de Quito, en 2008, y uno colombiano: Once Caldas había levantado la Copa en 2004.

La inexperiencia no juega mucho. Ni los jugadores Verdolagas ni los del José Terán la cuentan en esta instancia, pero el estilo arraigado en Nacional concede una identidad, un grado de desarrollo distante al obtenido por Independiente, equipo que aprenderá que una Final se juega diferente, y enfrentará a un rival más rodado y firme en su juego que los que sembró en su ruta.

Allá sí hay caballeros.

Una observación expresada por la Fa asegura muchas agresiones hechos por jugadores y técnicos a árbitros en ligas inglesas en los más recientes cuatro años. Lo reporta The Guardian en su boletín futbolero. Se imponen reglas. A partir de la siguiente temporada se sancionará cualquier contacto físico a alguno de los árbitros; el grado del contacto determinará el color de la tarjeta y el tiempo de suspensión. No suena a nuevo. No lo es, pero se necesitaba regular infracciones al respecto y dar precaución para evitar el precedente.

La aplicación se dará. El cumplimiento, también debería tenerse en un país amante y cumplidor de pactos que no se hacen por brindar una imagen. Los hacen para atacar defectos.

Se sigue moviendo el teatrito.

A todo eso escapan altos dirigentes. El lunes [Gaceta 435] se escribió que el fútbol salía intocable del caso de los dopajes rusos. Horas después, este deporte aparecía en la lista de involucrados, con once casos; uno, mencionó El país, de un extranjero al que se protegió.

Con el presidente del Comité organizador de la Copa mundial 2018, como asistente directo en el manipuleo de las pruebas anti dopaje, y la apertura de expediente al de Fifa, porque quiere dirigir el voto para la presidencia de Uefa, Rusia teme más por su Mundial.

No sólo esa nación. Los tratos que Infantino cerró con China pondrían en duda a dirigentes del país asiático acerca de las posibilidades de organizar la Copa del Mundo en la siguiente década, y el bautizo en grande de la recién fundada China Cup [Gaceta 530].

Y con Villar, Van Praag y Ceferino más fuertes que Kjetil Siem, el respaldado por Infantino, de seguir Gianni en Fifa y no presidir la Uefa el noruego, el nuevo jefe del organismo europeo podría tensar más la relación entre esa casa y la que dice regir el fútbol mundial.

Recuerdo puntual.

Pionero en problemas graves en esas diferencias fue Stanley Rouss. El hombre que introdujo la televisión y la publicidad como medio de ganar dinero en los Mundiales, y derrotado en su intento de reelección en Fifa por un Havelange que vio el apoyo y el negocio en las federaciones de regiones que el británico despreciaba. Stanley falleció en julio 20 de 1986.

Justo diez años después, fallecía Frantisek Planicka. “El Gato de Praga” marcó época con sus cerca de mil cuatrocientos cincuenta partidos con Slavia Praga, y en el fútbol europeo de los treinta, con su arrojo en la manera de salvar goles…Un portero, Julio César Falcioni, perdedor de Finales de Libertadores desde los dos frentes (como jugador, con América de Cali 85, 86 y 87; y como técnico con Boca en 2012), nació en la fecha (1944).

Un clásico puede decidir.

Sin ser Final el Universitario-Alianza del día siguiente puede comenzar la determinación de la liga. Antes de la fecha, estaban 1 y 3: jugada parcialmente, U mantuvo el liderato (46) emparejado ya por Cristal, y los Cagones cayeron a 6 (38), con posibilidad no tan disipada de coronarse, porque después del partido faltarán cinco fechas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s