Champions league 16-17. Tercera fase, ida. Reclamo de la Copa de Europa.

En el nivel de etapas posteriores a grupos, la fase, en su jornada, negó nostalgia por el fútbol de la vieja Copa porque esta estuvo viva en la fecha.

             Balance favorable para los visitantes. 8 de 15 partieron con ventaja.

             Sólo 2 con triunfo; los demás, con el goleo visitante.

             5 locales ganaron y las remontadas no fueron constante en la fase.

             Tanto equilibrio como emoción, aun en los 0-0.

             Fenerbahce terminó largo periodo sin gol; Partizani Tirana extendió uno, y Olympiakos se muere de sed.

             Salzburgo y su portero Walke, insobornables ante el ataque enemigo.

Mientras Uefa busca nuevos formatos para agrandar el interés del torneo, que decae en grupos respecto a etapas eliminatorias, no ve la verdadera Copa de Europa en las preliminares, donde se tiene una competencia auténtica de campeones, previo a perder la cualidad del nombre con la entrada en juego de equipos sin titulación.

La influencia de los clubes económicamente más potentes del continente, lleva a la marginación que son las fases previas, incita la mediocridad con fases de grupos llenadas con encuentros sin nada en juego. Para diciembre, se anuncia una modificación en el sistema para dar al torneo un atractivo que no debería, ni debe nunca buscar, sin mantuviera la originalidad de la Copa.

Lo visto en la fecha fue Copa de Europa autentica. Sin calificados de relleno, salvo los jugadores de la Ruta liga, que estuvo en el nivel reclamado por tan prestigioso campeonato.

Desde Reino Unido hasta Kazajistán, real con Astaná-Celtic, y desde la Península escandinava hasta el Mediterráneo, se tuvo una distribución añorada de la vieja Copa. Pocos goles. 29 en los 15 partidos promediaron 1.93 por juego. 18 con la cualidad de haber sido conclusión de jugadas largas; todos dentro de las áreas. En ellas se marcaron 24 del total; los demás, 2 con los penales cobrados en la fecha y 4 asistidos desde el saque de esquina (3 con la cabeza). 4 de los 5 desde fuera del área grande, en movimiento; 1 de golpe franco. Total: 22 con balón tocado prolongadamente, preservando la transición que se viene viendo en la táctica.

10 de los 30 equipos prosiguen la tendencia del 4-2-3-1; 14 ya clarifican las dos variantes de dicho esquema; 7, a 4-4-2 con el enlace indefinido entre ser tal o segundo punta, y 7 con el 4-3-3 que viene advirtiendo tomar primacía.

La vuelta a la defensa de tres es lejana. 4 equipos la aplicaron. 2 en 3-5-2 y 1 afiliado tuvieron el 5-3-2 y el 3-6-1. El 4-5-1 con un contención y el 5-4-1 con cuadrado en medio también se vieron cada cual en 1 equipo.

La tendencia y la constante consisten en atacar.

El martes tuvo el golpe de autoridad de la Copa de Campeones, si bien, se jugaron cuatro partidos de la Ruta liga. Un 0-0, de Qarabag-Plzen (134 y 43 en el ranking Uefa; 201 y 97 en la clasificación de la Copa de todos los tiempos), no varió de la rutina. Armada azerbaiyana invadió campo checo y recibió réplica, y si no hubo anotaciones se debió en mucho al bloqueo a un atacante que desde la lateral afinó el fusil con el portero Kozácik, sorteado fuera del área.

Por una escena similar, Celtic encajó en Astaná (54 y 134; 14 y 78) en larga carrera de Campos ante quien perdió el guardameta escocés. Los kazajos habían tomado ventaja y quedó, por lo visto y el antecedente inmediato del equipo de la segunda capital más fría del mundo, de una vuelta épica como la que se le pidió a Celtic en su única serie contra club de Kazajistán, en su recordada remontada a Shakter Karagandy.

Tres series más dieron 1-1, marcador más reiterado en la fecha. En la Ruta campeones, Sparta Praga y Steaua (53 -57; 25 y 22) lo firmaron sin pensar en la venganza por el 7-3 rumano en el único precedente de la rivalidad, pero con ocasiones para repartir los goles de entonces. Batalla de gran guerra en el Este europeo.

Ajax-Paok (30-56; 12 y 142) vio sufrido el empare Lancero por la localía. El historial Ajacied contra griegos se agrietó con la pronta anotación helena. Si la reacción holandesa fue tremenda, la resistencia y réplica griega, de mala esperanza para la vuelta, respecto al paso del Ajax por estas fases en tiempos recientes.

En la Ruta campeones, el otro 1-1. Copenhague lo sacó de casa del debutante Astra (86-153; 53 y sin clasificación los rumanos), que por su entidad es incógnita para la vuelta aunque en casa, El Equipo de la ciudad es autoritario en estas etapas. Sus goleadores de rutina, Falk y Verbic, faltaron ante la red.

N hicieron falta más goles para sobrar emociones, pero Ludogoretz y Estrella Roja (83-209; 141 y 27), y Rostov-Anderlecht (146-38; sin calificación y 16), le pusieron 2-2 a sus pleitos. Los rusos en dos regresos que no permitieron el despegue belga, y en Bulgaria –quizá en el partido de la fecha, sin que se sencillo ni ligera la apreciación-, el intrépido 4-3-3 práctico del Razgrad sufrió el complejo 3-6-1 del Crvena que, como en Malta, remontó, pero esta vez tuvo un rival empeñado en golear, y que los dioses de las guerras guarden la hora de la batalla final entre estos equipos.

Y que auxilien a Rosenborg, cuyo 2-1 en remontable en el Gsp Stadium, sede de un Apoel que volvió a jugar uno de los mejores fútboles de las fechas. Su 4-5-1 fue un rodillo y su defensa una fortaleza que los noruegos traspasaron con misiles desde fuera del área. Efrem había empatado estado con 2 minutos en cancha. (Son 136-61; 29 y 61).

Las ventajas obtenidas por Dinamo Zagreb contra Dinamo Tbilisi (82-237; 33 y 103) y por Shaktar Donetsk ante Young Boys (21-85; 30 y 113) no son de fácil remontada por la debidlidad atacante de sus rivales, que poca reacción mostraron, pero en todo torneo, a dos partidos, hay transformaciones graves. La experiencia marca favoritos a croatas y ucranianos. Seleznyov, otro que anotó apenas entrar de cambio (4’ en cancha).

No lo hay entre Olympiakos y Hapoel Beer-Sheva (24-276; 26 y sin clasificación), otros capaces de sacar el arma más rustica con tal de herir al enemigo. Montaron los israelíes su defensa de cinco jugadores y los avances en tropa de los griegos toparon ante un 5-4-1 y el equipo del Pireo acumuló 270’ sin marcar en el torneo.

Se diría que Fenerbahce y Mónaco (52-58; 45 y 40) brindaron uno de los partidos de la fecha, pero sería faltar al nivel de los otros. Emmanuel Emenike, de doblete, paró el tiempo Canario son anotar en el torneo en 454’; Mónaco, con un equipo diseñado para Falcao, que vuelve a su nivel, hizo los cambios para él, y Vítor Pereira aguardó hasta el 90’ la entrada de otro delantero. Sí de ofensivos fueron. No se cuidaron ventajas. Se buscó ampliarlas en varios partidos.

Bate-Dundalk (64-359; 44 y 196) habría sido lo de nivel menor. La presión bielorrusa hizo inocente al equipo irlandés, que en lenta salida perdió el balón  que acabó con Gordeychuk ante el portero para hacerle la única meta de la noche.

Legia y Salzburgo, los ganadores visitantes, ven distinto el desenlace de sus series. Trencin, víctima de los polacos (249-74; 351 y 65), quemó su pólvora en el 6-6 de su eliminatoria previa, y no se manifestó en Varsovia, en tanto Partizani, derrotado por los austriacos (415-48; 224 y 78) acumuló 419’ sin anotar en el torneo. No lo hace desde 81-82, y los Red Bulls, vencedores con penal de Jonathan Soriano, llegaron a 318’ con la valla invulnerable. Su portero Alexander Walke, a 312’. Pasó en los tres partidos de la temporada y su invicto recuerda el gol que encajó anteriormente, en la remontada de Dudelange en 2012-13.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s