Panóptico. 29

El discurso de Pablo Kuczynsky…En espera del de Hillary…Las divisiones en los de Trump.

Coerción ante todo, del presidente del bicentenario.

Pareció simple el discurso inicial del mandato del nuevo presidente de Perú. Estableciendo el orden de prioridades arbitrariamente por el hablante, pero con el control discursivo que desvía la atención de lo que el oyente desea escuchar, pero que el hablante no tiene necesariamente la intención de complacer.

Las seis prioridades dictadas en el discurso tienen la vaguedad semántica, notada en la falta de deícticos temporales, característica del discurso político que sólo complace en la intención.

Llevar agua y desagüe a todos los peruanos.

  1. Prestar un servicio de educación pública de calidad, que abra el mundo a millones de jóvenes.
  2. Prestar un servicio de salud pública sensible al enfermo, oportuno y eficaz.
  3. Formalizar el país, hasta el máximo posible.
  4. Construir infraestructura para el desarrollo que con tanta urgencia necesitamos.
  5. Liberar a nuestra patria de la corrupción, de la discriminación, de la inseguridad, del delito, luchando con toda transparencia contra estos flagelos históricos.

Sólo en la educación Kuczynski establece un tiempo: En el año 2021, año del Bicentenario, todos los niños peruanos tendrán acceso gratuito a educación. En los demás puntos, no. Con el auxiliar habrá marca el 2021 como año del término de varias de las demás acciones. Por separado se anotará un análisis menos breve al discurso.

En la educación, el presidente introduce cuestión personal. Habla de la importancia que la música tuvo en la suya, él, descendiente de judíos perseguidos y emigrantes que dejaron aportes, algunos aún vigentes, a la ciencia.

2021 (diez veces mencionado en el discurso) es el año que el discurso de Kuczynski marca para la transformación y modernización del Perú. No antes. Será, se lee, en el año del bicentenario de la Independencia de un país que apresta una de sus administraciones más complicadas porque los rivales acapararon curules y se ve rondar el fantasma de Fujimori.

Le dejaron alta la vara.

En Estados Unidos no hay ni elección aún y ya quedaron sentadas las divisiones. Después del discurso negro de Donald Trump, como lo definió The Washington Post, medios del mundo crearon la expectativa de que hoy Hillary Clinton, en la aceptación de su candidatura a la presidencia, ofreciera el discurso de su vida. Si Trump dejó heridas, Hillary podría sobar algunas. El desdén hacia un país vecino y la rivalidad económica con China, son puntos centrales, que no necesariamente ha de tocar la señora.

Pero entre los inmigrantes pueden estar los votos de victoria, y con el Dragón, cuya población tomo celo hacia Estados Unidos porque consideran los despojó de su Mar del Sur, puede pactarse la nueva gran rivalidad mundial, porque Trump no escondió una carta valiosa al expresar –sincera o artificiosamente- su simpatía hacia Rusia, en medio del caos por las acusaciones de robo de correos electrónicos de parte de personas de esa nación, que afectarían la campaña presidencial en favor de Donald.

El abrazo de Barak Obama a la candidata republicana fue visto como símbolo de la transición del poder, pero el peso de la elección va, nada más, en lo que la señora diga en su discurso de aceptación.

Trump ya dio el saque de salida.

Dividió, y quien sabe si vencerá.

Un discurso de unificación es lo que se necesita en esta batalla, con los dos candidatos menos estimados en el historial de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Aunque sea como horas atrás lo hizo Kuczynsk, para con control discursivo meter en expectativa a los oyentes.

Y es que Trump colecciona opositores. Obama pareció perder la clase al entrar en el juego de denostaciones. Michael Bloomberg, ex alcalde de Nueva York, le salió aliado en la guerra de labios a los republicanos, al deconstruir el conflictivo escenario empresarial que dejó Trump.

No hay, empero, réplica válida que no sea la de los votantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s