Gaceta fútbol. 547

Recuerdo de Inglaterra ’66…Aniversario de otra Final…Memorias de grandes…Juventus en China.

 Leones no despiertan de un sueño de cincuenta años, se cumplen ochenta y seis de un comienzo, más o menos de otros y finales, en un día cargado para la historia y el día a día.

Iniciaba la era en color.

             Inglaterra no puede estar viviendo un sueño del pleistoceno. El único logro mayor conseguido por los patentadores del fútbol sucedió en un Mundial que marcaba transiciones tecnológicas. En la retransmisión que de la Final de la Copa mundial ’66 hizo un canal norteamericano en 92-93, con la narración original para su país, se comentó que ese partido tenía la novedad de cámaras dentro de las porterías. Se mostró la toma desde una, colocada en una esquina inferior de la red de fondo.

En la otra meta sucedió el gol de Geoffrey Hurts. En 1998, el uso más firme de la tecnología terminó con 32 años de polémica al mostrar que el balón no entró, pero desde esa portería no se muestra toma durante la transmisión, y no se escucharon voces de observaciones sobre la supuesta presencia de la cámara.

Cuando terminó la polémica, al juez de línea que validó la anotación, Tofiq Bahramov, el habían homenajeado en su nación, Azerbaiyán, ya desprendió de la Unión Soviética, a la que él representó en el ’66, poniendo su nombre el estadio de su ciudad natal.

Los alemanes no tuvieron mal gesto ante la novedad. Reconocieron, durante esos 32 años, que Inglaterra bien, con merecimiento. Cuatro años después, en el siguiente Mundial, Alemania, entonces bajo la bandera de Republica Federal, eliminó a Albión comenzando una hegemonía sobre los ingleses que dio origen a la frase de “son once contra once y siempre ganan los alemanes.”

Y mientras desde aquella victoria en León, Alemania llenó su pecho de insignias, Inglaterra no volvió a ganar nada en mayores. Si alguno de sus jugadores recibió medalla de campeón mayor, se debió a lo comentado dos días atrás acerca de Ronald Flowers, quien no recibió medalla por el campeonato de 1996 porque sólo se entregaban a quienes alineaban, y hasta 2009 se le dio a Flowers por una gestión de su Federación.

Que episodios tan largos dio aquella Final en Wembley. 32 años de discusión y 43 de espera por un reconocimiento.

En blanco y negro.

El marcador fue el mismo que en la otra Final de Copa del Mundo jugada en 30 de julio (4-2). En 1930, Uruguay se hizo el primer campeón del torneo, también con voltereta. Los Brujos de Montevideo habían encantado en los Torneo olímpicos de París y Ámsterdam (1924 y 28) colgándose el oro.

El Mundial era un sueño incipiente, que dudó de su continuidad años después en vísperas de la Segunda guerra, y que había sorteado el primer escollo, el de las ausencias, al conseguir largar en Uruguay con menos selecciones de las esperadas, y prosiguió con la coronación Celeste en el Centenario ante Argentina, con quien estaba desbordado el clásico del Río de la Plata, el periodo de dominio más triunfador de una selección, porque después, la generación forjada desde París se hizo con el Campeonato Sudamericano de 1933, donde surgió la Garra Charrúa.

No caben en tan poco espacio.

Es otra historia. Y hay que dar tiempo a otras alusivas a la fecha. En julio 30 fallecieron Hans Gamper (1930), fundador, y Antonio Ramallets (2013), el portero más mítico del Fc Barcelona. En 1982 falleció Francisco Gamberena, Pachi o Patxi, quien jugó en el Torneo olímpico de París, y desarrolló toda su carrera en el Real Unión (1915-374).

Nacieron Mario Boyé 81911), quien días atrás estuvo en la otra parte de la efeméride: el fallecimiento; Nery Pumpido (1957), campeón mundial con Argentina el mismo año que ganó Libertadores con River 81986), y entre otros, Jürgen Klinsmann (1964) ganador de Mundial y Eurocopa con Alemania.

El nombre no dio ganancia.

Grandes clubes ganadores tuvieron partidos previos a contestar vuelta de Champions league. No completaron el turno aún.

En los fuera de competencia, Juventus voló desde Australia hasta Hong Kong para contestar uno de los partidos que en el contrato le exigían alienar plantel titular si no había lesiones o descanso por actividad en selecciones nacionales. El resultado fue lo de menos (1-2) ante South China.

Quedó discutida la posibilidad de éxito financiero de estos torneos veraniegos etiquetados como sopa de campeones en China y sus territorios, que buscan el impacto que dicho partidos tienen en América y en otros céspedes de Asia.

Un día antes, se habían vendido 5800 entradas y se reforzó la publicidad porque se necesitaba llenar los 40,000 asientos del So Kun Po para financiar la presentación. Acudieron 14,000 y alguien tendría que poner de su bolsa para completar los 2.7 millones de dólares de Hong Kong que costó la organización.

A Juventus le exigieron cumplir llevando a sus estrellas y lo hizo. Dybala dijo en South China Morning Post que no era lo mismo para el local jugar sin apoyo.

Las temperaturas bajas, y malas, que suspendieron el derby de Manchester en Pekín, fueron causa de la oca venta escribió la misma fuente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s