Gaceta fútbol. 552

Bélgica e Inglaterra y sus nuevos técnicos…Torneo olímpico…Europa league…Vicente de la Mata.

 El paralelismo entre dos selecciones, ausentes en un campeonato mundial, la compensación entre copas europeas, y un goleador en la efeméride, temas del día.

Sin comparar.

El nombramiento de Roberto Martínez en la dirección técnica de Bélgica (ayer) contrarió los criterios pensados en la Federación nacional. La imagen de un técnico experimentado y triunfador es la que menos encaja con el español, sin títulos en su alforja, y con sapiencia sólo para salvar situaciones de descenso. Así pasó su tiempo en Wigan. Cuando lo llamó un mediano para que le hiciera un protagónico –Everton- lo involucró en el descenso.

Sin empleo, lo pensó Inglaterra, pero la Fa se fue, contra los pronósticos, por un técnico de casa, el más arcaico que pudo contratar para una generación que se piensa de larga duración para los Leones.

También la que tienen los Diablos Rojos es joven, para llenar un tiempo largo como el de la época de Pfaff, Scifo, Gerets, Vandenburgh…

En ambas selecciones se malgastan proyectos. Se insiste en que las selecciones ya planifican a corto plazo, con base en resultados inmediatos sin pensar en la progresión de un modo de jugar que las identifique o les dé estilo. Lo último que buscan es identidad, corresponder a sus valores históricos de juego.

Wilmots se antojaba para al menos una década, para encaminar la jubilación internacional de la camada actual o dejarla en liza para continuar una época.

Martínez no es para grandes espectáculos. Allardyce tampoco. Y tienen un tesoro de juventud y talento que pocas selecciones tienen.

Los resultados, lo único que buscan las federaciones que contrataron a estos técnicos, son los que valorarán. Jugando de la manera que sea, si los consiguen, no darían espacio al reproche.

El fútbol actual es así de cuadrado.

Sin novedad.

Parecido se vio en la jornada inaugural del Torneo olímpico. Fútbol en varios tonos. Alemania y Colombia-Suecia entregaron lo más entretenido –previo al 5-4 de Nigeria y Japón-, ambos partidos 2-2 con alcances, en tanto Irak y Dinamarca, en la apertura, rozaban el grado cero, y Brasil, presionado, no se vulneró con Sudáfrica. Ambos juegos 0-0.

Portugal postuló la mayor candidatura al oro, despojando de esa preferencia a la Argentina (2-0) y Corea del Sur cobraba un cheque en blanco ante una Fiyi (6-0) que con participar anuncia su presencia como nuevo rey de Oceanía en categorías juveniles.

El fútbol es cosa aparte en los Olímpicos. La actividad inició el día anterior con las damas, y la crítica por escasa asistencia, el día que los organizadores buscarían colocar en escuelas de infantes cerca de doscientas cuarenta mil entradas para disciplinas con poco interés y nulo arraigo en los Juegos. No para el fútbol, que en la primera jornada con varones promedio entradas aceptables.

Los 18,000 espectadores y monedas que presidieron el inaugural se hicieron 69,000 para ver al Scratch; el lleno pedía 72,000.

Los partidos de Alemania y Corea-Fiyi compartieron espectadores; 16,000 el reporte, y Portugal-Argentina tuvo 37,000 contra 20,000 del partido previo en la misma sede, Honduras-Argelia.

Del Suecia-Colombia (40,000) se fueron 11,000 que no vieron el Nigeria-Japón.

Con un público aparte, propio, el fútbol no defraudó en el comienzo en ese apartado.

Compensación.

Aparte son las dos Copas europeas de clubes, y la chica retribuyó o reforzó el efecto de la grande para cuestiones de coeficientes. También en la Europa league hubo golpes, estos sin oportunidad de consuelo porque los eliminados se van a casa y son reemplazados por los eliminados de la copa mayor.

Spartak Moscú, Lille y Hertha Berlín, las salidas más notadas. Los rusos a pies del Qäbälä, que jugará “play-off”; Qarabag, que lo supera por mucho en Azerbaiyán, no llegó hasta allá en Champions. Sí Rostov, un débil, y los moscovitas restaron para su país. Apoel avanzó en Champions sin vérsele inferior, y Aek Larnaca en la Europa, cuando se le veía candidato a salir.

Alemania sufrió la baja del Hertha y le quedó Möncehngladbach en Champions, donde Portugal cuenta a Porto; Arouca va a previa de Europa y Braga a grupos. Brondby, verdugo de Hertha, y Copenhague, este en Champions, sumaron para Dinamarca.

Uno al recuerdo.

Vicente de la Mata, vencido en fama por sus socios en el ataque del primer Independiente campeón (1938) –Erico y Sastre- falleció en un agosto 4.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s