Libertad discursiva y encubrimiento en el discurso de apertura de Pablo Kuczynski como presidente de Perú.

Libertad discursiva y encubrimiento en el discurso de apertura de Pablo Kuczynski como presidente de Perú.

El encubrimiento y la coerción, cualidades muy marcadas en discursos de políticos americanos, configuran una visión del mundo permanente la primera presentación del mandatario peruano desde la presidencia.

sepParece un discurso tradicional de toma de protesta. Este, dirige hacia los proyectos de gobierno mediante los ejes sémicos, marcando como directriz el de la salud. Pareció simple el discurso. Estableciendo el orden de prioridades arbitrariamente por el hablante, pero con el control discursivo que desvía la atención de lo que el oyente desea escuchar, pero que el hablante no tiene necesariamente la intención de complacer.

Las seis prioridades dictadas en el discurso tienen la vaguedad semántica, notada en la falta de deícticos temporales, característica del discurso político que sólo complace en la intención.

La atenuación pragmática y la vaguedad semántica, características fundamentales en la estructura del discurso político, empero son traicionadas por la voz activa, pero no traicionan la aparente libertad de la comunicación que, en los análisis de Greimas, se ve limitada por la costumbre. Esta afirmación del francés (ya se han citado fuentes en otros análisis aquí), ve la libertad discursiva condicionada por la reiteración de situaciones que en el plano lingüístico corresponden a mensajes idénticos o comparables.

Por esa parte se encuentra posible tipicidad latinoamericana en el discurso de Kuczynski. La libertad de él, como hablante, muestra su limitación a partir de la imprecisión temporal de su discurso, por la falta del deíctico temporal, el cual hace alianza con la vaguedad semántica de la tercera persona plural –la persona política, se le definió en un análisis de estos- para dejar el discurso sin referente comprometedor ante el oyente.

El discurso de Kuczynski sólo dice nosotros una vez en relación al gobierno, pero no para dar referencia de un ahora (un ejemplo es otro discurso presentado aquí donde el nosotros confunde cuando se dice Estamos decididos a ser competitivos, ubicando al hablante dentro de un grupo que está aquí y ahora), sino de integración de identidad (el sueño republicano que hace casi 200 años tuvieron para todos nosotros los fundadores de la independencia del Perú). La primera vez lo empleó para marcar la antinomia de grupo: los que votaron por nosotros (nosotros-gobierno, hablando al ustedes-pueblo).

Su pirámide de prioridades dice:

 

En el año 2021, año del Bicentenario, todos los peruanos deberán tener acceso a agua potable de calidad y a desagüe

 

En el año 2021, año del Bicentenario, quiero que […] todo niño tenga acceso al control de su salud

 

En el año 2021, año del Bicentenario, viviremos en un país seguro.

 

En el año 2021, año del Bicentenario, se habrá construido infraestructura

 

En el año 2021, año del Bicentenario, pagaremos menos tributos

 

En el año 2021, año del Bicentenario, el agro, el sector rural, donde está la mayor cantidad de pobres del Perú, se habrá transformado

 

En el año 2021, año del Bicentenario, nuestro país será reconocido en el mundo como una democracia en donde se respetan los derechos humanos, en especial los derechos de las minorías y en donde se cumplen los deberes de los ciudadanos

 

Para el año 2021, esta es la última referencia al año 2021 para que estén tranquilos, año del Bicentenario, el Perú será miembro de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

 

Sólo en la educación Kuczynski establece un tiempo: En el año 2021, año del Bicentenario, todos los niños peruanos tendrán acceso gratuito a educación. En los demás puntos, no. Con el auxiliar habrá marca el 2021 como año del término de varias de las demás acciones.

En las expresiones mencionadas tras 2021 hay un eje sémico de distinciones figurativas, en tres palabras: los auxiliares habrá, será y el futuro del infinitivo. Las tres expresiones exponen el deseo de bienestar que el oyente desea escuchar, pero el hablante dotó a cada una de las expresiones de significantes específicos.

Así, el auxiliar habrá es para la infraestructura; será, para el país; y el infinito en futuro para los ciudadanos (viviremos y pagaremos). Quedan aparte las dos primeras expresiones, que transitan fuera de la vaguedad por ser meros deseos del hablante.

2021 (diez veces mencionado en el discurso; la última vez, doble) es el año que el discurso de Kuczynski marca para la transformación y modernización del Perú. No antes. Aunque en una parte menciona que cinco años, para los que fue elegido, es un plazo corto para una tarea titánica, la que promueve el discurso, antes dice (al hablar de la cuestión del agua potable): creo que si lo hacemos en siete años eso ya será un gran logro, por los tiempos de los programas sociales. Esta frase es un rema que marca la vaguedad semántica del discurso.

En siete años, Kuczynski ya no estará, y así, sólo 5 de los 9 puntos mencionados muestran intencionalidad de ser cumplidos en el periodo de gobierno: seguridad, impuestos, democracia, membrecía en la Ocde y educación. El auxiliar habrá mantiene la vaguedad semántica, porque el hablante no asume compromiso, acción que cumple tres veces al involucrar la promesa.

Cuando habló de la policía: Como lo prometimos en la campaña, sus bonificaciones y los de las Fuerzas Armadas serán adelantados a partir de setiembre de este año, en dos meses, y formarán parte de su sueldo pensionable. Eso fue mi promesa de campaña y la cumpliremos.

De la industria: No nos iremos contra la voluntad del pueblo. Así lo dije en la campaña y esa es mi promesa.

Y del empleo: He prometido que para el término de mi mandato por lo menos 6 0% de los puestos de trabajo, en vez de 30 % hoy, estarán formalizados.

Hay relación semántica entre la promesa y el tiempo de cumplirla. La válida para despojar a la promesa de su valor semiótico: prometer lo que el hablante no tiene intención de cumplir, debe ser la relación pragmática. La certera. Pero esta no existe en la palabra.

Este es el punto más destacado en el discurso por ser donde se advierte el condicionamiento de la libertad del hablante. Kuczynski ofrece, con o sin promesa, palabras sobre deseos de los votantes. No puede elegir a su auditorio (a menos que con el control discursivo se oriente hacia nosotros-gobierno cuando parece que le habla a ustedes o nosotros-pueblo), y le expone resolver problemáticas atávicas, de todos los tiempos en territorios latinoamericanos.

Por eso la falta de deícticos que marquen una temporalidad para el cumplimiento de lo que se cree o es una promesa. Así es como se generan mensajes idénticos en discursos que abordan la costumbre de un pueblo.

Resalta la voz pasiva. Su alternancia con la primera persona marca la antinomia de grupos entre el nosotros/ustedes (gobierno/pueblo). Aunque el hablante afirme que cosas sucederán en el 2021, el empleo de voces pasivas no indica acción. Se nota en el uso del átono se; esta voz pasiva invalida la acción en el discurso, mismo que utiliza el auxiliar habrá en dos de las cinco ocasiones que fue empleado, dotándolo de vaguedad semántica al no darle referente personal ni de acción (voces pasivas claras son los indicativos con o sin el auxiliar del verbo haber en cualquiera de sus formas y conjugaciones en futuro). Sucede también las veces que usa el futuro en tercera persona, alternando las antinomias, sin esconder a cuál nosotros se refiere.

Escindido siempre bajo la voz pasiva en tercera persona plural, hace nítida la antinomia con las expresiones:

 

debemos dar un gran salto. Sólo con ese salto llegaremos a la modernidad

 

(con) El programa […] Buscaremos las mejores alternativas

(en) El país […] Trabajaremos intensamente en salud pública […] Queremos simplificar y hacer más eficiente los servicios de salud y lo haremos […] Tendremos un Sistema Nacional de Salud moderno

Lucharemos para seguir reduciendo las cifras de la mortalidad […] y lucharemos contra la tuberculosis

Ahí están los heroicos médicos […] Con ellos estaremos

sus bonificaciones y los de las Fuerzas Armadas […] formarán parte de su sueldo pensionable. Eso fue mi promesa de campaña y la cumpliremos. Debo agregar que respetaremos siempre la institucionalidad

anuncio que tendremos mucha más construcción

la ciudad de mi infancia, hoy aislada a la cual conectaremos por tierra

buscaremos persuadir y explicar

No nos iremos contra la voluntad del pueblo

En el año 2021, año del Bicentenario, pagaremos menos tributos pero recaudaremos más

comenzaremos reduciendo el IGV

Cumpliremos los compromisos pactados

El nosotros incorporó al hablante al grupo en el poder (todas las frases anteriores se habla a partir de acciones de gobierno, en las cuales sólo los funcionarios tienen acción); sólo en la antepenúltima frase, al receptor ausente (el pueblo, receptor indirecto) en la referencia del emisor (pagaremos), y en dos ocasiones:

 

Necesitamos también una autoridad especial […] Y la tendremos con la colaboración de este Congreso.

En el año 2021, año del Bicentenario, viviremos en un país seguro

aunque la primera es ambigua en cuanto a la identidad del nosotros.

 

La salud como encubrimiento.

 

El eje estelar del discurso es el de la salud. Mencionó la palabra 17 veces (más 1 como sustantivo institucional), como alusión al bienestar o como bien público. Siempre pocas líneas después de haber comenzado cada apartado, y la pone como base para la educación, la seguridad y la economía; en este último caso, al hablar del área rural, donde ve un pilar de la economía del país.

No hay coherencia en el discurso de acuerdo a la pirámide de prioridades porque el empleo, lo más reclamado, no aparece en el discurso como necesidad a crear. Habló, en una de las frases vistas de aumentar la formalidad del mismo. Lo menciona sólo dos veces, ambas como práctica instituida, no que se vaya a generar:

 

buscaremos persuadir y explicar […] los costos y beneficios que la inversión en industrias básicas y extractivas trae en el empleo

 

El agro aporta las dos terceras partes de los alimentos que consumimos los peruanos y da empleo a un tercio de la fuerza laboral

 

Estaría implícito en los puntos cuarto y quinto de la pirámide:

 

1.Llevar agua y desagüe a todos los peruanos.

2.Prestar un servicio de educación pública de calidad, que abra el mundo a millones de jóvenes.

3.Prestar un servicio de salud pública sensible al enfermo, oportuno y eficaz.

4.Formalizar el país, hasta el máximo posible.

5.Construir infraestructura para el desarrollo que con tanta urgencia necesitamos.

6.Liberar a nuestra patria de la corrupción, de la discriminación, de la inseguridad, del delito, luchando con toda transparencia contra estos flagelos históricos.

 

Sigue en ella a obra pública, educación y salud. La inversión se menciona al final, cuando es anterior a la creación del empleo, con lo que se reitera que Kuczynski sólo trato acerca de formalizarlo y analizar sus costos y beneficios.

Cuando comienza a hablar de los demás puntos, inserta la salud como fundamento, desviando la atención hacia ese rubro:

 

crecimiento, no sólo económico sino también humano a través de una magnifica educación; una prestación de salud sensible

 

Emparejando el acceso a servicios esenciales […] Cerrando brechas en el acceso a la salud

 

todos los peruanos deberán tener acceso a agua potable […] proclamemos una política de Estado para el saneamiento y la salud estén en todos los hogares […] sé lo que significa en bienestar, calidad de vida, impacto en la salud

cinco años es un plazo corto para una tarea titánica que debe comprometer a todo peruano de bien. Trabajaremos intensamente en salud pública porque sin salud no hay desarrollo posible

 

No es sostenible que dos de cada tres peruanos sean trabajadores informales, sin beneficios [y] no puedan tener acceso ni siquiera a prestaciones de seguridad social o salud

 

Liberar a nuestra patria de la corrupción, de la discriminación, de la Inseguridad, del delito […] Este plan requiere algunas medidas legislativas para reactivar el crecimiento sostenido de la economía, poner las bases para nuestro programa de saneamiento y salud pública

 

La situación de la salud es similar a la del empleo. Si para generar este deben generarse inversión y educación, la salud lleva detrás la educación.

El encubrimiento consiste en que el discurso no ofreció, argumentos sobre los deseos de los votantes sobre otros puntos, y hubo coerción en el intento de orientar la atención hacia otros temas, con la arbitrariedad del hablante de estructurar su discurso en relación a su conveniencia y no a la petición del oyente, dejando a este en posición de aceptar los designios del hablante. Resalta el encubrimiento, porque se pretende introducir en el oyente una idea con la vaguedad semántica debida a la no especificación de referentes temporales ni de modo (cuándo y cómo).

La mención a la salud la hizo en tercera persona, forma adecuada para la vaguedad semántica, y esto regresa a la falta de deícticos temporales, porque al hablar de salud no lo hace fijando el plazo del año 20121, como hizo con los otros rubros (menciona quiero que todo niño tenga acceso al control de salud para ese año), siendo que pone a la salud como la base para los proyectos que tiene para Perú.

El discurso.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s