Gaceta fútbol. 566

Inicia la Serie A italiana…Y la Liga…Con equipos de Champions…Un trío de gigantes.

 Dos ligas que tenían por costumbre arrancar en la última semana de agosto, adelantan su apertura, con aporte al mayor torneo continental, en el cual brilló un par de goleadores.

La temporada del remolque.

Una semana tras, el tema con el inició de la liga inglesa eran los directores técnicos. La League decreció en nivel y atrajo a varios de los místers más solicitados y deseados en las llamadas grandes ligas europeas. En la clasificación Uefa, peligra su tercera posición, acechada por la italiana. Desde la temporada pasada se notó esto.

Italia vuelve a ser el laboratorio de grandes tendencias tácticas y en las competiciones continentales buscará imponer sus métodos mirando lo particular, sus equipos, sabiendo consecuente recuperar una plaza en la Liga de Campeones.

El objetivo primario es llegar a ella. Si es que no surge retador para Juventus, campeón por regularidad, no por encuentros directos; estos también los gana. La llegada de Spalletti a Roma en enero, era pensada en fincar un proyecto desde 2016-17. Milan se fue, por tradición, con un joven. Hace tiempo no le funcionan técnicos probados sólo en equipos medianos, pese a la conexión con el vestuario.

El Diavolo dejó partir a Allegri hacia la Juve. Seedorf, conocedor del entorno y el interior rossoneri, y amigo del plantel, no levantó el nivel. Llevaron a Inzagui, compañero de Clarence; luego a Mihajlovic. El serbio pasó su tiempo recibiendo plazos perentorios y lo cesaron estando lejano el fin del ejercicio. Se buscó un nombre. Pellegrini y Capello encabezaron la rumorología y acabaron con un Avión en San Siro. Montella.

Y podrías quedar sin un punta. Carlos Bacca, quien no funcionó, y buscar su salida.

Allegri, en tanto, no deja tocado a su equipo sin Pogba ni Morata. Gastó con en los viejos tiempos millonarios del Calcio, en Higuaín, confiando en el ingreso que obtendría por la marcha del  francés, y prolongó hasta la eternidad su defensa con Bonucci, Barzagli y Chiellini, respaldándose con Buffon.

Es un equipo de sistema, no de nombres. Estos a veces no funcionan.

Nápoles y Roma son, de salida, los retadores. En el partenopeo están dolidos por la ida del Pipa, y no tendrán, en la teoría, un goleador de tal calibre. En el nivel del mejor, en números, en la historia de la liga en una temporada.

La Loba se dejó ver en Champions. Su 4-3-3 presumió disciplina; mejor, su 4-4-1 cuando Vermaelen recibió roja (40’) y continuó sin ver espacio para Totti en un sistema dinámico, para correr todos, menos el portero, y no guardar posición clavada en el área.

Inter confió en Frank de Boer para su regreso. Cesó a Mancini la semana anterior, y para el holandés es la mayor prueba de su carrera, en una liga de dos equipos. La Juve y el que sopese más la irregularidad.

Fiorentina está distante. La referencia para todos es la temporada 15-16, competida en las fronteras para copas europeas. El descenso tuvo entrega anticipada. Sassuolo, la revelación, no tiene doble plantel para al menos intentar repetir su séptima clasificación y su debut europeo, pero es cosa de táctica. El desgaste es mayor en la Serie A que en la Europa league.

Juventus espera desafío.

Vuelven a ser dos.

Barcelona lo tendrá de Real Madrid. Es el diagnostico. Están en condiciones parejas. En 15-16 la remontada blanca, comenzada con el Barca muy distanciado, y aun así el revulsivo Zidane pospuso la coronación catalana sin darla por segura tras el triunfo blanco en el clásico.

Luis Enrique ensaya alternativas. Propenso a lesiones, el equipo busca cambios en cada línea. Alba ya tiene competencia. Se fue Adriano, pero llegó Digne para advertirle que el banco está cerca. Denis Suárez dejó aviso en la sustitución que hizo de Iniesta en la Supercopa, que puede ser garantía en el tirvote. Para el tridente, Arda, en su segunda oportunidad, y jóvenes, buscan ser el primer suplente.

Atlético debe madurar. Se salió de la disputa por el título por un detalle. El modo de Simeone es para copas; en liga ya se coronó, pero no ratificó.

El sufrido será Sevilla. Sampaoli ya dejó claro que jugará con su 3-4-3. Demorará en sacarle rédito, y en el camino puede conceder puntos que en una liga de dos no se perdonan.

Lo demás es lo de siempre. Contienda por la cuarta posición y emerger desde el anonimato.

Ya todo es en serio.

Desde allí quieren saltar participantes en Copa de Europa. Los 22 instalados en grupos jugarán en liga o copa, y 18 de los 20 en cuarta fase. Apoel y Dundalk se reservan.

Los protagonistas de la eliminatoria más desequilibrada tras la ida, no tienen margen para cambiar. No obstante el 0-5 contra Manchester City, Steaua debe mantener el ánimo porque le toca el clásico contra Dinamo y a Inglaterra acudir con su mejor elenco posible. Si hay partido para el siguiente ensayo de Guardiola, es la vuelta de Champions. En liga no puede relajar para empezar su acumulado de puntos.

Es la serie a seguir porque cuando se juegue la vuelta, será la que complete los bombos; el miércoles. El martes jugarán los calificados que llenen espacios vacíos en las peceras, y un día después, salvo City, que iría a la 2, y Ajax, seguro en la 3, los demás ganadores irán a la 4.

Leicester y Arsenal dan el primer choque entre equipos que están en liguilla. Ambos decepcionados en su debut en Premier. Los Foxes consiguieron extender la permanencia de Mahrez, socio atacante de Vardy, quien tampoco quiso partir, pero el equipo parece tener más expectativa de un papel digno, por parte de la crítica, que por repetir el título. Arsenal es lo contrario, y es un partido de seis puntos.

Juventus-Fiorentina, por la rivalidad particular, lo otro destacado con equipos en Champions.

Los alemanes jugarán copa.

Celebrando cracks.

De eso bebieron mucho tres jugadores nacidos en la fecha. Just Fontaine, poseedor del record de más goles en una Copa del Mundo. Sus 13 goles fueron difíciles de rebasar con acumulad de varios Mundiales. Subcampeón de Europa con Stade de Reims. Nació en 1933.

Diez años después llegó Gianni Rivera, el quinceañero que escandalizó al mundo con los sesenta y cinco millones de libras esterlinas que lo llevaron al Milan. Con el lombardo marcó época. Dos Copas de Europa, protagonista en el Partido del siglo e influencia para Franco Baresi.

En 1952 nace Ricardo Villa. Por su actuación en el campeonato mundial del ’78, donde formó con la Argentina campeona, fue transferido al Tottenham pata unirse a su compañero de selección, Ardiles, y vivir una de las épocas doradas de los Spurs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s