Panóptico. 38

El mejicano y la aceptación…Hillary y la moda…Personajes que visitaron Morelia y de inmediato fallecieron…Las notas que giran.

De Juanga y otras personas.

En ese espejo en el que el mejicano se mira, obteniendo el reflejo de la soledad que se auto confiere con la diferenciación que quiere hacerse respecto al otro, desfilan caracteres que aplaude en ese otro, sin aceptarlas o reconocerlas en sí mismo. Mejicano o mejicana. Aplaude a figuras más públicas que adora y admira, a veces hasta el eumerismo sin ver o no valorara en ellas los comportamientos que discrimina, que no acepta en sí o en quienes le rodean, y que sólo acepta en otro muy lejano.

Canta sus temas, los baila, celebra los éxitos de ese otro, que es el homosexual, el infiel, el evasor de impuestos, el adultero, el irresponsable, el detenido por la policía. Todo eso no lo quiere el mejicano en la gente con la que convive. De lejos lo ve y sueña con estar cerca de esos comportamientos mediante la figura pública. La que hace lo mismo que el funcionario o el delincuente de la colonia. No importa en qué escala. Es el mismo sujeto transindividual al que se desprecia en la práctica diaria, pero sólo se le aprecia más la capacidad para la actividad que tenga, en la figura pública. No en el ciudadano anónimo, que sí es más que sus defectos, porque la gente admirada, la de la televisión y demás escenarios, esconde la trasgresión a normas por las que a los demás se condena moralmente, detrás de una aureola que lo hace intocable por el vituperio masivo que condena en los demás lo que los ídolos hacen; lo que hace cualquier humano.

Eso es lo que pone a la figura por encima de todo prejuicio, cuando no es entendida como deformación de la realidad, o como presencia de la que se rechaza.

Moda presidencial.

Rechazo sufren las prensas de vestir innovadoras. A veces. Antes que el burkini, la playera con cuello en T fue considerada de peligro por la ofensividad que se le atribuía. La víspera de que Hillary Clinton aceptará la candidatura a la presidencia del país que marcó tendencias e hizo aportes al vestir del mundo, The Washington Post publico la frase que Ann Moliver Ruben, diseñadora de esas playeras expresó en 1933: Una mujer nunca será presidente. Sesenta años después, ponía en ellas la leyenda: ¡Algún día una mujer será presidente! (se pone el sustantivo en masculino, para respetar la invariabilidad de género del inglés en ese caso). La historia de cómo llegó a ser una prenda cuestionada se cuenta más abajo en la nota.

Hoy, The New York Times publicó la preferencia que Hillary ganó del mundo de la moda en su campaña. La tomó figura de sus modelos, en lo que se ve como un impulso en favor de la demócrata.

Si Donald Trump mueve su propia maquinaria de imagen, Clinton ya encontró la réplica con un aparato publicitario que aspire a equilibrar la batalla electoral por el lado de la imagen.

El favor a las playeras con T no fue necesario. Esas, como el burkini, habían ganado su lucha por ser aceptadas, aunque de distinta manera.

Morelia los despide.

De diferente forma fallecieron personalidades poco tiempo después de visitar Morelia. Tomás Segovio recogió un reconocimiento aquí, y dos meses más no duró vivo. Las actrices Rosangela Balbo y Yolanda Mérida dieron sesiones de lectura, y no vivieron ya mucho.  La última presentación de Joan Sebastián fue en la ciudad, y El País dio imagen a su nota del fallecimiento de Juan Gabriel con la foto de un concierto que, se lee al pie, dio semanas atrás en Morelia. Lamentablemente para la gente, personal de la administración pública no visita Morelia porque vive allí.

En lo que va el mes.

El machete volvió a salir. Se ratifica como arma de ataque a mujeres. Un varón mutiló a su esposa con uno en Australia. Y mientras bombas (ahora en la embajada de China en Kirgusitán), ataques a funcionarios (Macri lo había sorteado, no un ministro de Bolivia), y las cosas que se vienen reiterando no cesan, una actriz causa sensación. Sunny Leone, por pasar del cine erótico a Bollywood. Su figura se ve como la apertura de La India hacia la aceptación firme de la sexualidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s