Panóptico. 39

Artificios tras el fallecimiento de Juan Gabriel…Trump jugó por otro lado…El chapucero del mes…Con cosas de mujeres.

En favor de nadie.

Mucho siguió vendiendo un afamado cantautor después de su muerte. Entre una presunta carta dirigida a un político y la decisión sobre cumplir la última voluntad del Divo, de ser enterrado en el pueblo donde nació y adonde, cuentan quienes visitaron la localidad y preguntaron, juró no regresar en vida, la familia solicitó privacidad para hacer con el cuerpo lo que aquella deseará. En ese tiempo se manejaron tácticas. Además de la carta, la locación de lo que quedaba del difunto, convertido, se decía, a cenizas, mientras se aparentaba promover su última gira, con varias ciudades mencionadas como posible paradero de la urna o el féretro.

En su estado natal, no se tocó abiertamente el tema de su traslado allí. La ciudad adonde desde niño emigró reclamaba –quizá con razón- abrir la fosa para el personaje. Un recinto para la cultura de élite, invadido, por gente como el ahora occiso, por la más popular, aguardaba para hacer un homenaje de cuerpo, o de ceniza, presente. En esa pausa, donde no había pronunciamiento político abierto por la muerte de quien se hizo parte de la simbología del poder que durante décadas marcó a su país, la familia pudo hacer lo que quisiera con su muerto. Sin dejar de pensarse en si negociaba la última morada de este, y si la carta que jugaba no era la que se anunció, sino una política.

En ese periodo en el que el cuerpo, cremado o no, permaneció oculto a la opinión pública, pudo haber sido sepultado o depositado en una gaveta. La última gira, en la urna, del intérprete, no da seguridad de que sean sus cenizas las que el público vaya a ver. Una prueba de fe será el paseo, y si la urna fuere llevada a Juárez –la ciudad más homofóbica del país (remitirse a columna de ayer para tomar el hilo)- seguiría sin constar que contiene las cenizas del idolatrado, y si las verdaderas fueron llevadas a donde él quiso volver. A su pueblo, donde la ayuda sería mayor porque la localidad se convertiría en un santuario inigualable para cualquier figura michoacana.

Era Juan Gabriel michoacano, lo pueden decir quienes lo trataron. Salió bebé de su tierra porque no lo quisieron allí. Esa es la primera y a veces única verdad del migrante. Si quiso hacer algo por el suelo que lo vio nacer, fue con la petición de que lo enterrarán allí, por la promoción que ello daría al escondido rincón en Michoacán.

No hay manera segura de que los buscadores eternos de protagonismo se involucren con el traslado de los restos a ese sitio. Murió Juanga en tiempos de la oposición al partido que él apoyaba, y sería complicado hacer cosa política de un caso que se aplacará con la última palada de tierra o con el acomodo de la urna en una gaveta.

Así terminan todas las historias de muertos.

Cada quien a su manera.

Las jugadas políticas se hicieron en otras partes y para otros fines. El pronunciamiento de Obama por el muerto en comento, quedó visto como una manera de identificación con la comunidad latina, cuyos votos son los más deseados en la elección de noviembre. Fue la misma baza jugada por Trump al expresar condolencias a los familiares del joven negro muerto, al poco de haber dicho el republicano que quería votos de la raza negra.

Donald se guardó hablar de Juanga. Un evento le daba más puntos en su batalla. La visita al presunto mandatario de un país cercano, a un día de entregar aquel su informe anual, fue ir a negociar directamente con una fábrica de votos. Saldrá Trump de esa entrevista rumbo a Arizona, donde su equipo de campaña anunció un discurso duro sobre la inmigración, habiendo prevenido al que dará el informe de que no toque o rebaje posibles alusiones a las intenciones que Trump ha planteado para afectación de los latinos.

De amistosa y de invitación, nada tiene esa visita. Trump se metió donde necesitaba en el día clave. La muerte de un intérprete de masas, que representa lo que él denuesta en los latinos (de nuevo, columna de ayer) le es indiferente.

La chapuza de un año.

Se cuelgan del muerto los que no salen con sus méritos propios. De inmediato una boca se abrió, en el estado de Juanga (el del natalicio) para anunciar un libro sobre la vida del compositor. La misma boca que semanas atrás avalaba la capacitación a periodistas y gente de los medios de difusión, con ayudas para titulación en nivel universitario, haciendo equivalencias de las carreras que tiene esa gente, que, en su mayoría, gana muy poco por su labor.

Pero será, se divulga ahora, para quienes comprueben experiencia mínima de cinco años en medios, y hayan cubierto el cien por ciento de créditos en la carrera de comunicación en una universidad nacional avalada por la institución gubernamental encargada de la política educativa.

Pocos cumplen el requisito general, sumada la cantidad de los módulos, la cual supera, a veces hasta duplicar, el salario de un reportero. En el medio moreliano, se escribió ya, a la mayoría lo que menos interesa es aprender y seguirse desarrollando. El medio de la noticia se ha viciado, desde hace mucho, por gente que llega a él desde el paro en otras carreras o el montar un negocito donde sea, haciendo de la labor periodística una empresa de extorsión ya funcionarios que patrocinen publicaciones que sólo en las imprentas se sabe son de escasísimo tiraje. Para circulación en oficinas públicas, y nunca entre el ciudadano que desea estar informado.

El curso, caso de largar, será para conformar un grupo selecto de periodistas, entregando el alcance del grado en la práctica, a instituciones privadas, y detrás de todo, determinar preferencias para obtener vacantes a partir de una titulación para gente de experiencia, pero discriminando a la mayoría del gremio.

Ultrajes, lectura, pistolas y negros.

Donde hay espacio para todas, es en la página que en Australia muestra menores de edad desnudas o con poca ropa y que motivó una investigación policial para bloquear en al país el sitio. The Daily Telegraph no ha interrumpido el seguimiento al caso, desde el cual se escuchan voces de las involucradas, algunas sin saber que protagonizaban o el fin de sus fotografías:

“It was like I had been sold”

“It’s just horrible, especially when they want it of you specifically. That’s when it’s really disturbing.

“It’s violating.

“It’s not something I want to think about

“I had no idea that it was on there but, now I have had a look, I feel violated.

y publicó una lista de escuelas afectadas, en algunos casos, como venganza de novios. Los nombres de las alumnas afectadas, los divulgaron más medios australianos.

En Argentina, La Nación publicó investigaciones que revelan lo que el cerebro y el cuerpo hacen durante la lectura, y el mes entregó a la fama la pistola taser. El asesinato de un ex futbolista la sacó al escenario como potencial integrante de los atentados que se producen en el mundo. En Inglaterra, donde sucedió el crimen, se recalcó que el disparo provino de un hombre de piel blanca (policía) hacia uno de piel negra en días en los que varios actos violentos tuvieron esa constante. Inició con loe negritos asesinados por policías negros en Estados Unidos, y se sumó la granada arrojada al dormitorio de un niño de ese color, estudiante británico en Suecia.

Y las niñas en Sudáfrica a las que se les pidió llevar su cabello de determinada manera.

Si se trata de abusar de los derechos de las mujeres, hoy Jornal do Brasil reporta a un candidato a diputado que incita a la violencia contra ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s