Panóptico. 40

Morelia y el 16 de septiembre…El retiro de los plantones…No dan gusto al Habitante en general…El mundo rota.

En nombre de un país que nunca nadie conoció.

Once años atrás en el pleistoceno de estas columnas, en otro blog, se escribió cómo se continúa (y se continuará) alterando absurdamente la dialéctica de la ciudad (en estos apuntes el término ciudad suele ser referencia a Morelia), así como su lectura tradicional, por unos días, no eterna, con los arreglos por celebraciones las cuales comunican más que la pátina de la ciudad.

Celebraciones que fungen como marcas connotativas al estar arraigadas en convenciones de patriotismo a través de una marca denotativa precedente: la de la independencia, que fue la de otro país, Nueva España, a la que dicha independencia costó la muerte. E hizo el desplazamiento de algunos de sus códigos al nuevo país, que no olvidó los principios de expresión, correlación, orden orgánico y arquitectónico, para continuar regulando el espacio de los hombres por un orden interno no abolido por la independencia. Porque convenciones de la Nueva España se volvieron códigos para Méjico. La esclavitud, no abolida, se ejerce aún en diversos espacios, principalmente empresas transnacionales, que solamente la pusieron en nómina, o en despachos de profesionistas que emplean de tiempo completo a modistillas sin otorgarles ninguna prestación, incluido el salario, de ley. O la inquisición, representada en instituciones gubernamentales que no tendrían otra cosa que hacer, para “invitar” a sus instalaciones a personas que, a decir de aquellas, no moderaron su lengua o su habilidad con el teclado; aunque se procura por estos días, y desde hace meses, que la gente entienda que por fin puede expresarse libremente por cualquier medio “sin que le pase nada.” Se verá.

Morelia no está excluida de la ortodoxia del patriotismo, y puede ser la única ciudad que abusa de eso, porque agrega a las noches de celebración la del 30 de septiembre (en realidad es todo el día), sólo porque ahí nació uno de los personajes centrales del movimiento de la independencia que tuvo sus efectos sobre Valladolid, antiguo nombre de la ciudad. Morelia existe cuando ya es Méjico el país, y se conforma a partir de los códigos de éste, y toma su nombre por ser “odioso” (así consta en el acta constitucional del proceso legislativo para cambiar el nombre de la ciudad, del 6 de septiembre de 1828) el de la ciudad beneficiaria de la independencia, Valladolid.

Las negociaciones de siempre.

Ya en los tiempos modernos de estas columnas se tocó el tema de las manifestaciones que ocupan la plaza más principal para efectos del festejo patrio. Esa en la que el luto de volvió protocolo administrativo para que cada funcionario en turno se suba al carro del dolor a cambio de granjear preferencias para su persona y mandato, colocando flores en el sitio donde durante la celebración aludida, en 2008, explotó una granada. Ahora, el acto cívico por ello se realizó en una sede afuera de la ciudad.

Pero el plantón se eternizaba en la plaza de la granada, se retiró en minutos, para que estuviera libre el espacio para la ceremonia patria y el desfile. Si en un momento lo retiraron, pudieron haberlo hecho hace tiempo con la misma sencillez y decencia con que lo hicieron. Sólo que los mandatarios se guardan esa carta, la que les da cualquier plantón, para expresar su poder mediante una presunta capacidad de diálogo, para cuando hay eventos especiales o tradicionales. Antes, permiten la continuidad de esas manifestaciones, y de paso aseguran que estas les aparten el espacio. Simultáneamente al retiro de los supuestos manifestantes, se coloca el dispositivo policial y militar para que nadie les gane la plaza.

Simplista, como son los que hacen creer a la gente que con limpiar el Centro en un instante, cumplen un deber que el pueblo no les demanda tanto como antes.

El nivel de los dos lados.

Sin que lo pida, la gente recibe lo que desea. Un concierto popular para celebrar la noche del 15 al 16, que a muchos sorprendió, con personajes que no se contratan de emergencia, y que firman con mucha anticipación sus presentaciones. Quien los llevó a la ciudad, contrató a  grupo similar cinco años antes con el fin de ganar votos. Hoy se gana la simpatía de gente de los barrios y colonias más alejados del desarrollo y tenencias. Otras veces, pusieron una sinfónica. Menos contestación tiene esta. En una ciudad con una cultura musical arraigada, pero perdida, la manera de recuperar la música que dio identidad a la ciudad sería recuperar las verbenas de la vieja Valladolid. Con eso, se integrarían todos los habitantes en la misma sensibilidad. Pero los genios programan lo que creen les conviene más. La simpatía de la gente de aquellas zonas.

Menores sexuales, mujeres traviesas o presidentes perdidos.

No las ganan en ninguna parte con las vicisitudes en el planeta Tierra. Al caso de las adolescentes exhibidas sin su consentimiento en internet, Australia agregó los capítulos de niños de doce años violadores de una niña de seis, y la discusión parlamentaria acerca de que los infantes decidan sobre el sexo al que quieren representar en la vida, si es que no están  gusto con el que nacieron. Ya en Noruega habían hecho por evitar prácticas que crearán estereotipos sexuales, y en Morelia claman porque se respete el sexo original de los infantes, como si estos no llegaren a obtener el poder de decidir sobre ello.

Y con quien, porque en la oceánica isla, una madre permitió que fornicaran a su hija menor de edad, reportó The Daily Telegraph.

Más canijas salieron tres británicas. Se mencionan en la síntesis del blog. La modelo que es vista como novia del Islam, Wendy Pyatt, directora de una asociación de colegios del Reino Unido, a quien sólo le pidieron prudencia en su amorío con un banquero, a quien por andar de amante con ella, sí le facturan para cortarle la cabeza. Y la ministra escocesa que confesó haber abortado en 2011.

En Bretaña, un miembro del gabinete fue removido, no por contratar servicios sexuales, sino por ordenar droga durante los mismos. Sólo lo primero es legal en Reino Unido.

Alerta en aeropuertos (Frankfurt y Washington), presidentes desaparecidos (al de Uzbekistán lo reportaron fallecido por enfermedad, y siguió el de Zimbabwe), y nuevos ataques a féminas con armas blancas (Australia, la víspera del 11 de septiembre), más el atentado a una por usar hijab, se llevaron el mes y parte del anterior.

Anuncios

Un comentario en “Panóptico. 40

  1. Pingback: Panóptico. 111 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s