Panóptico. 43

La gente de Morelia tiene lo que se merece…Erradicar la celebración…Represión a la manifestación y aval al delito…Lo que dejó el informe.

Una más del habitante.

Regresaron eventos míticos que impactan al habitante sin hacerlo tomar conciencia. Un transporte público tocado por el ferrocarril, al cual intentó ganar la vía; aumento de impuestos y multas por casi todo; hasta el que la estableció se llevará, dicen, la suya, por haber vendido mediante la dependencia que preside, datos personales privados a empresas que se dedican a molestar, a veces hasta la extorsión, al ciudadano anónimo.

La denigración al habitante con violaciones físicas, pago de entrada a eventos gratuitos en el espacio público, son permitidas por la misma gente. Se queja del sobrecupo en el transporte público, y la velocidad excesiva con que lo conducen, motivo de situaciones como la mencionada, siendo la gente la que provoca eso, al saturar voluntariamente las unidades y no pedir prudencia a los conductores (sólo por la curiosidad de saber si hacen caso).

Es la misma gente que a cambio de ver muerta su hambre, consiente las barrabasadas, barbaridades y atropellos de la burocracia que arrebató el nombre de “gobierno” a los pocos que algún interés mostraban por la tranquilidad del pueblo. Sin pagos de nómina ni de prestaciones, la mayor parte de la gente en Morelia (y en algunos lugares de Michoacán) clama aún por la falta de dinero en las cuentas donde cambia sus cheques. Es la historia tantas veces comentada: la gente recibe un taco, y calla. Mira la afectación a otros, y cuando le toca padecer, toma consciencia de la falta de rebeldía, de haber hablado y actuado desde que vio algo mal, sin importar que fuera contra otros.

Paga la gente el precio de su marasmo. Porque no sólo calla y disimula no ver el mal manejo del Estado, sino que se afilió a trampas del mercantilismo, sin guardar para lo indispensable. Le crearon la cultura de la impunidad y del endeudamiento. Tiene lo que merece. Parece que el mexicano es la más estúpida de las criaturas cuando se trata de dinero (y de muchas cosas).

Atentados contra la tradición.

Hasta del derecho de la fiesta la han despojado. La fiesta tradicional, incorporada a las estrategias de integración de masas para preservar el status quo, sufrió otro despojo de su significación. Aquellos 16 de septiembre en los que se resaltaban las ortodoxias nacionalistas de ‘independencia’, son cosa de generaciones pretéritas, educadas para conmemorar la fecha sin que la fiesta inhibiera el sentimiento patriótico casi con devoción por el reconocimiento a los ‘héroes’ creados para generar modelos de conducta moral deseados por la sociedad.

Con hechos como el del 15 de septiembre 2008 en el centro de Morelia, la tradición recibe empujones hacia el archivo del olvido, porque la celebración y la fiesta no caben donde hay que convivir con terrorismo. Es necesaria la erradicación de la tradición para constituirse en gente libre, dejar de regirse por aquellos modelos atávicos casi de deidad, que limitan el ejercicio del libre albedrío y fomentan un sometimiento porque todo lo aparenta derivar de ellos para que sea “en nombre de la patria.”

Contar esa entidad abstracta que es la patria debe sublevarse la gente que pretende libertad porque la patria, según la han vendido en Méjico, es un lugar sin temores ni atentados contra la civilidad, y sin la violencia que motivó el engendramiento de aquella patria.

El desfile militar, al surgir de actos de violencia y correr de sangre, mantiene el nexo de lo mejicano con lo español y novohispano, por lo que su exclusión de los calendarios sería el clamor de una patria al fin libre.

No es un hecho como el de aquel 15 de septiembre la manera aceptable de encaminarse hacia la erradicación de la tradición (aunque hayan sido los modos con que enseñan se consiguió lo que se celebra), porque no operan el libre albedrío ni el despertar de la conciencia.

Pero si la sangre lo trajo y la sangre se lo quiere llevar…

La complicidad es lo más cómodo.

Y es que en Morelia prevalece el estado de barbarie sobre la inteligencia. Ante acciones de movimientos masivos, las autoridades exhiben su paranoia, pues apenas alguien anuncia una manifestación, son capaces de desplazar a todos los cuerpos policiales para oponer de inmediato la fuerza, sin tener conocimiento de lo que ocurrirá.

La impunidad advertida en operativos como los mencionados, tenida en el encubrimiento por parte de los asistentes a los eventos, es compartida por la falta de denuncia, mientras las oposiciones hacia las labores del gobierno van en aumento, y se antojan (nada se descubre) como inevitables blancos terroristas de grupitos rebeldes de casa. Los asesinatos recientes, como el que sirvió hoy el desayuno a consumidores de noticias, son replica social a un jefe estatal que no tocó la violencia en su informe.

El terrorismo, empero, es necesario en ciudades en desarrollo, porque permite descubrir las carencias, sobre todo en la cuestión de seguridad, además de que atrae inversiones, pues los apoyos son una manera de aparentar no intimidarse por el terrorismo. Cuando las bombas de Londres en 2005, horas después de haber recibido la ciudad la sede olímpica 2012, el Comité olímpico dijo que si ls atentados hubieran pasado un día antes, con mayor razón le habrían concedido a esa ciudad la sede, para mostrar la solidaridad y demás valores que promueven con esos eventos.

Así, cada acción de gobierno reprobada, es un medio hacia el desarrollo. Halando de Morelia.

De algo sirvió.

Por lo pronto, la imagen que dejó el informe estatal, fue el Centro limpio de manifestantes. Los soportaron hasta el día del teatrito, y tras este, hay una anormalidad. Porque el Centro despejado y con libre tránsito, peatonal y automovilístico, es una imagen que sorprende al habitante.

Anuncios

3 comentarios en “Panóptico. 43

  1. Pingback: Panóptico. 57 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Panóptico. 65 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  3. Pingback: Panóptico. 68 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s