Champions league 16-17. De la fecha 5 a la 6. La continuidad de la tradición.

Quedó qué decidir en la clausura de una liguilla que entregó las mayores ausencias de balance estadístico y equilibrio futbolístico, porque los fútboles emergentes y novedosos llevan retraso en su respecto a los que dominan el torneo.

             La segunda parte de la jornada 5 ratificó poderes de época y sirvió duelos por la tercera posición.

             7 equipos van por 4 calificaciones; dos partidos directos por ella, y 3 por el pase a Europa league.

             En la jornada domestica previa, muchos de los 32 determinarán prioridad a su liga, y 6 calificados no reservarían nada para ir por el liderato en Champions.

             Los records se ofrecen por todas partes.

Acerca del aparente pleonasmo del título, la tradición es continuidad. Su ventaja, para el caso, es por lo corrido de los equipos que defienden una propia, y la incipiente de los que promueven vanguardias o están patentando un modo particular.

Se vio con el Sevilla en el día uno de la jornada. Sampaoli ha sido el único técnico en proponer la novedad entre la rutina que está construyendo la tendencia europea. La anotada ya del paso desde el 4-2-3-1 hacia el 4-3-3 sin arrojos que descobijen la contención como sucedió al sistema del argentino en el partido que le reclamaba aplicar el 4-2-3-1 de seguridad.

Los demás mueren o agonizan con una idea, propia también, pero en línea con aquella tendencia.

El día dos de la jornada extendió un mosaico de comportamientos y situaciones, con el Bayern planteado en actitud confiada de Ancelotti, perdiendo en Rostov con un 4-3-3 distante al que despliega desde el 4-2-3-1; el Psg consumando su falta de efectividad en partidos definitivos, mediante el autogol de Iwobi, delantero que no mojó enfrente, luego de que Arsenal remontara a partir del quinto penalti que dio 1-1 transitorio en la jornada.

Nadie propuso nada en la misma. Llegaron hasta donde alcanzaron sus juegos cerrados o en desarrollo, y quedó un desenlace al que le pueden restar fuerza e importancia los cruces en la fecha doméstica.

Arsenal, que tiene derby contra West Ham, debe superar el resultado del París, que ascendió a 2 en Francia, para ganar el grupo, y Basel el de Ludogoretz –ambos intratables en su liga- para ir a Europa league.

Benfica y Nápoles (8 puntos ambos) dan uno de los partidos de la fecha 6 en un grupo que sólo definió a su colista. Dinamo Kiev, que influirá en la decisión. Si hay empate en los dos partidos, pasan partenopeos y Águilas. Por eso Besiktas debe ganar en Ucrania, y sólo que no haya ganador en Lisboa, será líder. Si empata lo califica triunfo de las Águilas, porque supera a Nápoles en resultados directos. Si es Benfica el que perdiere y los turcos empataren, avanzan los lusos por el mismo criterio.

Borussia Mönchengladbach se mete a Barcelona y Celtic a Manchester City. Todos tiene posiciones definitivas e interesa la competencia de goleo histórica de Messi contra Cristiano.

Atlético busca ser el séptimo equipo en ganar los seis partidos de grupo. Como Bayern, su rival, tiene posición inamovible. Psv-Rostov arrojará al exiliado al otro torneo. Cuenta sólo el 2-2 de primer enfrentamiento. Los holandeses (1) necesitan ganar y calificar por duelos particulares. Los rusos (4) con empatar pasan.

Tottenham-Cska (4-3) vale lo mismo donde Mónaco y Leverkusen sin fijos como 1 y 2. La ecuación es clara.

Sporting de Lisboa (3) y Legia (1) también será para eso. Hay trampa para los Leones al ser Polonia la sede donde Legia se comporta fiero.

A Leicester le interesa sumar más. Avanzará líder y sabe la conveniencia de ganar a porto (8), que compite con Copenhague por la segunda plaza. Los daneses, con 270’ sin anotar en el torneo, cruzan a uno de los que menos anotó, Club Brujas, como visita. Están dos puntos debajo de los Dragones. Si los daneses ganan y Porto empata avanza por gol de visita en los partidos directos.

Un empate da el liderato a Juventus. Sería contra Dinamo de Zagreb, el del más bajo balance. Sin puntos y sin gol a favor. Sevilla (8) y Lyon (7) dan uno de los partidos de la liguilla. Buscan ser 2.

La visita del Dortmund al Real Madrid examinará la resistencia del Tigre, que no estructura cadena de éxitos, y volvería a ver a un Madrid rearmado en alineación si no puede repetir la del Clásico, el cual jugará cuatro días antes.

El equipo alemán persigue una de las marcas de liguilla que exhibe la fecha 6:

Más goles anotados:          20       Dortmund llega con 19.

Menos recibidos:                 1          Leicester sólo encajó 1.

Más recibidos:                      24       Legia ha recibido 24.

Menos anotados:                0          Dinamo de Zagreb no ha marcado.

Peor diferencia de goleo:  -22      Legia lleva -16.

Más minutos sin anotar:                  Dinamo Zagreb lleva la marca vigente,

Todos los partidos ganados:         Atlético va por la marca compartida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s