Panóptico. 59

Morelia, ciudad infeliz…Ideas para los túneles…Venta de explosivos cerca de cilindros de gas…El girar del mundo.

Morelia ultrajada.

La ciudad cuyos mandatarios anteponen promocionar la tradición como imagen primaria del lugar, continuó siendo despojada por ellos de esa cualidad en aras de proseguir el beneficio al comercio, el intruso en la celebración y la festividad.

Es un año en el que el paso de visitantes por la Calzada que termina en el Santuario de Guadalupe ha decrecido. A tres cinco días del aniversario de la mamá de todos los mejicanos, no han llegado las peregrinaciones de todos los años anteriores; grandes o de modesto número de peregrinos, o por lo menos no ha hecho sentir su ruido entre el tianguis y eventos callejeros de oportunidad que han bloqueado esa, la ruta de los cuarenta y seis rosarios que se rezan en honor a la Guadalupana, tradición no respetada que ha tenido que ajustar sus fechas a las que el comercio ese del impone.

Desde hace años no se hace ya el recorrido en los cuarenta y seis días previos al 12 de diciembre. Inician antes para terminar el día 9 o a más tardar el 10, porque después el paso es desesperante e imposible para el rosario. Y no es por las centenas de peregrinos para los que el cruce de la calle hasta el Santuario se hace no apto para embarazadas o gente con alguna discapacidad que pueda ser afectada con un estrechamiento de la multitud, sino los puestos que no tiene relación con la conmemoración por la virgen, y a los que se entrega el espacio para generar mayor ingreso a las arcas municipales, en detrimento de la tradición que no se respeta.

Dinero empleado en los trucos de prestidigitación de la administración pública, que en estas fechas llena el centro con luces conmemorativas cuando en muchas calles hay carencia de alumbrado.

Dan a Morelia una imagen de insatisfecha con su imagen y tradición. Si hacer que nieve está fuera del alcance de los prestidigitadores (porque sólo tienen práctica con dinero), la inventan, la hacen artificial para el Centro de una ciudad que ganó su imagen y alegría sin eso, pero se empeñan en dotarla de eventos con los que la naturaleza no la dotó para integrarla en rutinas extranjeras, no sirviéndose los funcionarios de inventiva para hacer sobresalir a la ciudad con las propias y promover a una Morelia por sí misma, con lo que por naturaleza tiene para ofrecer.

Y a todos, no al pequeño porcentaje que acude al Centro, visto como Morelia por la imagen turística. Y eso es válido y entendible, pero un ayuntamiento gobierna para toda una ciudad, no para embelesar a pocos que con lucecitas y eventos placeros y callejeros se olvidan de la falta de gobierno y autoridad.

Todo está puesto.

En la columna 51 se anotaron cosas que Morelia debe aprender de otros países. En Argentina varias ciudades hicieron lo que llamaron túneles verdes. Sólo necesitaron los árboles que crecieron en varias calles, y en Morelia hasta un cerro detonarían por hacer un túnel vehicular.

Pero gustan más las lucecitas, cubriendo con ellas árboles legendarios que atestiguaron parte de la historia de la ciudad.

Para evocar.

Sobre aquella calzada, que en los días siguientes debería saturarse de peregrinos y hacerse intransitable para la impaciencia, han aparecido en noches recientes, vendedores de explosivos, a metros de los puestos de alimentos que usan tanques de gas. Cerca de treinta años atrás sucedió una explosión durante los días en que se colocan esos puestos. La memoria falta también en quienes controlan el comercio callejero, aunque no hubieran nacido aún.

Los funcionarios y sus empleados desconocen la historia de la ciudad en la que ordenan.

Regresaron viejos conocidos.

Las desgracias las lloran por el mundo. Entre tres con completan la cifra de víctimas del avión malogrado en Colombia con el Chapecoense aborde. Esta mañana, Pakistán se unió a esa lista negra con la caída de un avión que transportaba a cuarenta y ocho pasajeros, reportó The Washington Post. Una de las víctimas era el intérprete de canto comercial Junaid Jamshed. El domingo, una avioneta cayó en España; murieron sus cuatro tripulantes, y el siguiente día Jornal do Brasil reportó la caída de un helicóptero. El vuelo se debió a la sorpresa que una mujer, vestida de novia, quiso dar a su pareja.

Los pistoleros, tan en boga en el año, volvieron. En Finlandia para asesinar a tres mujeres, una de ellas alcaldesa, y periodistas en una sola sesión. En Washington arrestaron a uno   que entró con rifle a un restaurante, en el que la comida no hizo daño como en una cena universitaria en Argentina, que facturó cerca de ochenta intoxicados, y una comida de Acción de gracias en Hong Kong envenenó a varios, y hasta murió alguien por eso.

El machete, otro bien conocido en el año por su maltrato a mujeres, reapareció en Sídney, y una mujer fue apuñalada en Finlandia.

Las fuentes están entre las que se mencionan en el archivo de síntesis.

Los eventos de todo 2016 hicieron girar al mundo hasta el último mes del año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s