Gaceta fútbol. 687

El Mundial de Clubes…Draxler.

Las dudas sobre un torneo al que un jugador tendría más posibilidad de llegar.

El torneo de un solo partido.

En su duodécima edición, el Mundial de Clubes motivó las mayores críticas sobre su organización. Es tema del análisis final del campeonato, valorado hasta sus semifinales por el uso del video y las fatalidades que atrajo, no obstante haber cumplido su finalidad de ordenar decisiones acertadas. Estadios sin lleno también pusieron en comento el interés sobre el torneo. El equipos más famoso de la historia, al que todos quieren ver y enfrentar, no consiguió ambientar el que albergó su encuentro semifinal, y se resaltó que no hubo lleno.

El formato no ha podido ser el deseado, con al menos dos liguillas de cuatro equipos por la condición de los europeos de jugar sólo dos partidos. En uno se puede terminar el torneo para algunos equipos. Por tercera vez en las recientes siete ediciones, sucedió con el ganador de la Libertadores. Comenzar en la semifinal y perder, no deja ocasión a reponerse en el encuentro por el bronce, partido que en este torneo fugaz sí ha recibido interés de quienes lo juegan cuando no les afecta.

América hizo excepción a ese interés en la edición 2016. La extensión del efecto de las tarjetas hacia los torneos domésticos, para que un jugador no quede debiendo suspensión si no volviere a participar en un Mundial, hizo a Ricardo Lavolpe pensar en una alineación alterna, de suplentes, para el duelo por la tercera plaza –que varias veces dio el mejor encuentro del torneo- y no exponerse a quedar sin algún jugador para la Final del mini campeonato de Méjico.

Queda el Mundial con partidos, como ese y el que otorga el quinto sitial, con juegos sin interés real, para que equipos anónimos en el escenario internacional busquen ser identificados y reconocidos, aunque sea por un día, por un mundo que penas concluya el partido, los devolverá al anonimato y se concentrará en las grandes competencias mundiales, validando el Mundialito como un trámite para el campeón de una de las dos confederaciones más ganadoras.

La idea de la ampliación entra en el balance final. Que Infantino saque 32 equipos no es problema. Sí que Uefa, que limita la participación de su representante a dos partidos, acepté. Es el argumento ante cada idea de expansión: no hay semanas de sobra como equipos para consumar el proyecto.

 Lo visten de galáctico.

Y entre tantos jugadores, se fijan sólo en uno. Julian Draxler es objetivo de dos equipos que lo piensan para ayudarse a ganar la Champions. Real Madrid, que lo quiso desde el verano, se había adelantado en la solicitud con la salida de Klaus Allofs de la directiva de Wolfsburgo. Don Balón mencionó que Klaus era quien tenía atado al jugador en los Lobos, y sin él, las posibilidades de vestirlo de blanco aumentaron.

Psg entró en los oferentes. Sin convencimiento sobre sus posibilidades de llegar a la Final de Copa de Europa, el equipo busca un crack que tenga tamaño para el fin. Draxler fue factor en el paseo que Wolfsburgo dio al Madrid en la ida de cuartos 15-16, que obligó a la más reciente remontada europea vista en Chamartín.

Julian es un jugador regular en su juego. Para un gran club, pero cuando Real Madrid ofrece por un jugador, este eleva su imagen, más que su cotización, hasta límites que exceden lo que vale sobre la cancha. Florentino está fabricando un nuevo galáctico, que si no fuere para el Bernabéu, podría ingresar mucho más dinero del esperado a Wolfsburgo, por la inflación que provoca el Real.

Efemérides:

Nacen Rigamonit, Kaiafas, Liédson y Rooney.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s