Gaceta fútbol. 713

Sevilla-Real Madrid en Copa…Record merengue…Global de los de Champions…Los que sigue para ellos…Graham Taylor.

 Las jornadas de copas tenidas desde el comienzo del año, pausaron con otro partido para la videoteca, y entregaron el global de los equipos de Copa de Europa que aprestan una jornada en la que tres de ellos participarán de duelo.

 Un partido para hacer historia.

No se desperdició la ocasión de escribir historia nueva en el cierre de octavos de Copa del Rey. La de la remontada épica por parte de un Sevilla que sin nada que perder, por el parcial de la ida y el rival, podía intentar lo que no ha podido con Sampaoli; o la apropiación de la marca de invictos consecutivos por un español. Esta era la tarea que buscó el Real Madrid sin salir de la concentración del presente. De un partido que tenía la motivación distribuida.

Sampaoli ya no habló de métodos como previo a sus anteriores citas con los dos grandes. Sólo de lo que sería marcarle cuatro veces al Madrid y no dudó de que podían ser cinco por el empate parcial que validó el gol visitante para los Blancos.

Nunca dejó de ser épica contra historia grande. Son cosas diferentes, porque aquella aplica contra la grandeza que no se tiene. Que no puede el Sevilla forjarse por fallar ante los grandes y no trascender en las grandes competencias.

Rivalizó, no compitió hoy, y no se le admite justificación porque si no se siente grande, se intenta hablar de tú con los poderosos y terminó, de nuevo, inclinando la rodilla, no la cabeza, en el proyecto.

Tardó en carburar el once ordenado por Zidane. Como en la Súper Copa europea, su primer careo de la temporada contra Sevilla. Pero esta vez, los andaluces no se doblaron, asimilado el 3-5-2, tomaron tibio a un Madrid que insiste en Danilo en encuentros que ve para guardar titulares. Y el brasileño no dejó de entregar cuentas contraías. Su autogol resultó tan clave como cada meta. Porque fue la esperanza eventual del Sevilla. Completada con el 2-1 y el 3-1, en tanto el Madrid subía al marcador quizá mirando más el record que el no perder. Eran casi lo mismo las dos cosas, pero sólo se notaría una en caso de derrota.

Zidane jugó con su mecano. El tridente se hizo más fuerte con Kovacic. A Sevilla le vino bien la lesión de Correa porque Jovetic, debutante con el equipo, manejó el mediocampo. Opacó a Nasri, un ‘10’ ausente en la estrategia y táctica iniciales, e hizo pareja de danza con Kovacic. Los dos número 16.

De reojo, Sevilla se daba por servido con el 3-1. No con el 3-2 porque deseaba ganar con el mayor margen posible. No concedió tantos saques de esquina ni faltas laterales a la altura del área en el segundo tiempo, pero Ramos de todos modos se expresó ante la red. Hizo la Panenka en el penalti que acercaba. Morata, el ‘9’, se había ido. Hizo los esfuerzos que le reclamó la táctica, pero no enfocó correcto. Y Benzema, en 15’ más el agregado cumplió el objetivo. Golear. Y salvar la racha.

La clave está bien sintetizada. Las figuras del Sevilla no pesaron en las horas defintivas. Al Madrid le funcionaron en cada periodo del partido para ir estructurando su marcador. Se ha escrito que su portero es un jugador 11 por lo que salva, y que ha dado varios puntos. Kovacic equilibró; Marcelo no dejó de apuñalar; Carvajal compuso el lateral flojo, y Benzema marcó. Hombre por hombre pesó más.

En solitario.

Real Madrid frustró a dos rivales directos. El Sevilla, que lo sigue en la liga (son 1 y 2) y el Barcelona, con quien compartía la marca sin perder. El Barca la terminó ante el Madrid en abril. 40 es la nueva.

Paréntesis.

El marcador restó positivos al balance de los equipos que estarán en octavos de Champions por haber cambiado el empate de uno por victoria de otro.  Leverkusen había ganado a Mineiro (1-0) y Dortmund a Estándar Lieja (3-0). El global de los 12 que jugaron entre martes y jueves quedó 8-3-1 (30-14).

14 se presentan.

Sólo la Bundesliga falta por reanudar. De sus equipos en Copa de Europa, sólo Bayern jugará en la siguiente fecha.

Sólo la Bundesliga falta por reanudar. De sus equipos en Copa de Europa, sólo Bayern jugará en la siguiente fecha. Fuera de competencia contra Düsseldorf y Mainz en partidos de 45’. Arsenal irá contra Swansea, seguramente con Giroud y diez más en su alineación por el estado de gracia que lleva el francés. Arsenal irá contra Swansea, seguramente con Giroud y diez más en su alineación por el estado de gracia que lleva el francés.

Dortmund y Leverkusen descansan. Benfica, rival del Tigre, sigue contra Boavista en la liga que lidera, y el par de la Aspirina, Atlético de Madrid, contra Betis, distanciado de la carrera por el título.

Sevilla y Real Madrid son los más cercanos a entonar el Alirón. No se mueven del Sánchez Pizjuán porque el domingo están citados allí por la liga. Barcelona es tercero, y va contra Las Palmas, el equipo que inquietó al Atlético en la Copa.

Psg, rival catalán va contra Stade de Reims; el del Sevilla, un Leicester a punto de involucrarse en el descenso, da nota contra el líder Chelsea; el del Real, Nápoles, contra Pescara.

Manchester City ve a Everton y Mónaco a Marsella. Porto a Moreirense y Juventus a Fiorentina.

El último revolucionario fallido.

Los equipos ingleses podrían aludir al luto. América amaneció con la noticia del fallecimiento de Graham Taylor, el elegido para suceder a Bobby Robson, fallecido hace años, en la dirección técnica de Inglaterra, que acaba de terminar cuarta en la Copa del Mundo del ’90. Graham llegó sin apuro a la Eurocopa ’92 con favoritismo para el campeonato en la última edición con ocho equipos repartidos en dos grupos. No superó la liguilla, pero faltaba lo peor. No consiguió la calificación a Estados Unidos ’94, y las críticas lo devoraron. No existían los memes, pero una efímera revista mejicana, en una sección llamada El periódico del mañana, que relataba sucesos imaginarios en épocas muy posteriores, puso a Taylor como técnico de una selección mejicana que tras perder con Islas Caimán buscaba, en palabras de Taylor, evitar el último sitio en los Juegos Centroamericanos.

Así de drástico se vio el fracaso de Albión bajo la tutela de Taylor. Ninguno de sus sucesores faltó a una Copa Mundial con los Leones, pero él fue el que acaso tenía concebido un modo de jugar innovador con el reclamo por la tenencia del balón.

Como a muchos grandes pensadores, faltó tiempo, ese valor que escasea en el fútbol en todo nivel, para consagrar su idea. Técnico ideal con plazo equivocado tal vez.

Efemérides:

Nacen Hitzfield, Mauro Silva, Prosinecki, Can.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s