Gaceta fútbol. 720

Los cambios en el fútbol…Habrá video en Alemania…Los clubes más ricos…Gabriel Jesús al Manchester City.

 El deporte rey revive zozobras mayores a las que tuvo en la última década del siglo pasado, cuando sus economías particulares no eran tan boyantes.

Lunáticos o visionarios.

Mirando los cambios en campeonatos internacionales, pudo surgir la reflexión sobre si el fútbol vivía populismo, por el beneficio que recibían equipos modestos con el aumento de cupos, pero la idea está lejos. No son ellos los que tomaron el poder directo, si bien, encumbraron a los nuevos federativos que hicieron las expansiones como cumplimiento de promesas de campaña. En las mayorías, que a la hora de enseñar el poder son los menos, está todo triunfo electoral.

Entre el final de los ochenta y el principio de los noventa, había temor por los cambios que proponía la Fifa. Hacer más anchas las porterías, hacer cuatro tiempos de 25’ para meter más comerciales, y otras medidas que para el conservador International Board sonaban a disparate, no recibieron oportunidad de ser analizadas y el juego del hombre sufrió sólo las modificaciones al fuera de juego, que el portero no pudiera tomar el balón con las manos si provenía intencionalmente de un compañero, y hacer tres cambios.

Durante más de veinte años, se asimilaron las modificaciones. Después llegó la de limitar a los directores técnicos dentro de un área que les dibujaron, y mucho después, se aprobó una idea de los tiempos mencionados: el uso del video. Alguna vez hasta los cronómetros en los tableros de los estadios de prohibió.

El fútbol ha evolucionado hasta ser un compendio de derroches físicos antes que de técnicas. Y con las modificaciones o sin ellas a su reglamento, ha mantenido sus cualidades, llegando, empero, al límite de la capacidad humana en todas su áreas. Hasta a ser medido con estadísticas y limitarlo a calculadoras llegó. Esto último era la mayor denigración que podía esperar verse en él.

Las ideas no paran. Cada jugador tuvo su apreciación del juego y quienes llegaron a la dirección técnica quisieron ponerla en práctica, a veces basados en otros deportes.

De Marco van Basten, metido entre las figuras que Fifa contrató como asesores, surgieron propuestas para cambiar el modo de jugar y de hacer fútbol. Se han difundido en las horas recientes: abolir el fuera de juego, expulsiones temporales por amarillas, shootouts en vez de “penales”; tiempo neto en los últimos diez minutos, que sólo el capitán hable con el árbitro y número máximo de faltas por jugador.

Todas fueron expresadas alguna vez, a través de los años, como sugerencias.

Nunca, empero, se han uniformado criterios de decisión perjudicial para el resultado, que es lo que desean preservar al máximo del error humano los involucrados directos. No hay equidad para determinar la intencionalidad de la mano (prevalece la disyuntiva de favorecer al que ataca o al que defiende y la zona donde se produce), ni se cuida que jugadores no entren en las áreas antes de lanzarse un penalti. No se educa a los jugadores para que no finjan faltas o golpes, ni se determina claramente cuando un balón sale del campo por tierra, o si las faltas son dentro fuera del área. Tampoco que el balón esté en movimiento o que recorra la distancia de su circunferencia (esto observaron comentaristas, no ocurrió en el Toluca-América del domingo anterior). Se permite a los técnicos dirigir fuera de su área, y no se cuidan las leyes de los cuatro pasos y de los seis segundos.

El fútbol tiene detalles atávicos que erradicar antes que pensar en cambios propensos a ser afectados por esos detalles incorregibles en más de ciento cincuenta años del reglamento. Modificaciones se hacen sin que pequeñas situaciones se arreglen, manteniendo la polémica como un elemento inherente al mayor de los deportes.

Ni modo.

En Alemania cumplen lo anunciado. Habrá video a partir de 2017-18. Eso no ayudará en las situaciones anotadas en el apartado anterior.

Diablos.

La liga con más dinero, de acuerdo a las cuentas de sus clubes, no llega a eso (todavía). El sitio Deloitte enteró sobre los más ricos del mundo. Literal, va la lista dada por World soccer:

 1 +2 Manchester United 515.3 395.2

2 = Barcelona 463.8 426.6

3 -2 Real Madrid 463.8 439

4 +1 Bayern Munich 442.7 360.6

5 +1 Manchester City 392.6 352.6

6 -2 Paris Saint-Germain 389.6 365.8

7 = Arsenal 350.4 331.3

8 = Chelsea 334.6 319.5

9 = Liverpool 302 298.1

10 = Juventus 255.1 246.4

Hasta que gastan.

El Manchester City tomó morralla de su cifra para hacer la más reciente contratación de la Champions. Pagó 27 millones de euros a Palmeiras por Gabriel Jesús. Ayer se anotó que los equipos que siguen en Copa de Europa no habían gastado en más de una semana. Todo había sido préstamos.

Con este pase, los equipos de Champions acumularon ciento veintisiete millones en el mercado. El treinta y cinco por ciento de lo que las cinco principales ligas de Europa llevan al día en cuentas hechas por The Guardian (60,979,639).

Bajo el porcentaje respecto al reporte anterior [Gaceta 714, enero 13].

Efemérides:

Nacen Miguel Muñoz, Tassotti, Juan Carlos Rodríguez, Mijatovic, Jaime Moreno, Bisan-Étame, Lucho González; fallece Vavá.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s