Gaceta fútbol. 758

Final Copa de Liga británica…Serie A…Otros partidos con equipos de Champions…Implicaciones de los clásicos en la jornada…Ademanes consentidos…La amonestación a Perisic…Gol por ayuda del censor.

 El primer trofeo del año en Europa pasó por situaciones de varios frentes en los lados del Atlántico, menos una curiosidad y una calamidad.  

Ganado con millones.

Una Final de cepa la de Copa de Liga en Wembley. Southampton se quedó a poco de busca hacerla inolvidable. Su regreso en 2’, iniciado en el último del primer tiempo, condujo a las variaciones de cajón que se carga Mourinho. El Especial salió con su 4-2-3-1, empeñado en Pogba, a hora como mediocentro, y procurando el juego raso, como indicó la colocación de Mata en el extremo derecho, casi la única posición que Mou le da al español. Lo que varía es la función. Lo puso para dar batalla a Bertrand, una de las salidas de los Santos, y un 2-0 en el 37’ ponía la copa con flete hacia Old Trafford. Surgió más que antes Gabbiadini, el ‘9’ que descartó Nápoles, y la contratación más cara del invierno inglés; Pogba fue la del verano. El italiano había hecho el partido aparte de un buen ‘9’. Dejó al equipo con el marcador al alcance en el medio tiempo, y regresando lo metió en el partido. Mourinho aseguró como sabe. Su esquema habíase estirado como un 4-1-4-1 y sacó a Mata pata clavar a Carrick entre Herrera y Paul, los mediocentros; Lingard encontró su sitio en la derecha; Martial siguió por la izquierda, y el partido se le hizo lago a los equipos. Al Man-U por controlar a un equipo tan vivo como no lo esperaba tras el 2-0. La variación táctica quería el balón por abajo y largo. Quiso que Southampton fuera el que rivalizara, y Puel hizo un cambio para explicarlo en la rueda de prensa. Retiró a Gabbiadini, y no se supo cuál era su intención con Long, cuando el tiempo extra estaba a la vista. No era el plan de Ibrahimovic. El sueco no permitió que terminara el partido rojo, cuando se atravesó a un balón que se cantaba como la voltereta, y en el siguiente minuto, con la cabeza, como hizo esa salvada, puso el tercer gol para los Devils.

Inició el intento rojo por el póquer. Aunque Mourinho desdeñe la Europa league, esa competencia puede ser su única entrada a Europa. Aseguró jugarla con este triunfo, pero desde la preliminar, y aplacó la novela de Rooney, a quien dos veces durante el segundo tiempo dio indicaciones, pero no lo metió. Si Wayne partiere, podría hacerlo con varias medallas más, sin haber sido tan participe de ellas. El último cambio lo gastó Mou en Fellaini. Para lo de siempre con él. El cabeceo alto que no se dio.

El curso se delimita a dos.

Tampoco la resistencia de Nápoles en Serie A. El Partenopeo añoro a Gabbiadini en una fecha previa a su semifinal de Copa contra Juventus. La jornada apreció la diferencia de alcances entre esos rivales, con vida también en Champions. Sarri no tiene plantel para rotar, y va dando juego paulatino a Milik, por quien Gabbiadini quedó relegado. El 0-2 contra Atalanta evidenció la fragilidad en las horas decisivas de Nápoles, que horas después veía, como todo el mundo, la octava victoria consecutiva de Juventus. Allegri sí rotó. Guardó a cinco titulares, y enfrentó el ejercicio de paciencia que se provoca con su sistema. El de los grandes dictadores que concatenan largo induciendo al rival  a retrasarse y verlo jugar. Empoli no tuvo las transiciones, primero hacia su contención y de esta hacia El Haddouri, el vértice adelantado de su rombo, porque se plegó ante el rodillo turinés y jugó a bloquear, no a recuperar el balón ni a rivalizar.

La constante de 6 de los 8 partidos que ha ganado la Juve en consecutivo prevaleció. Dos goles en menos de 16’. Esta vez en 13’. En esa racha sólo una vez marcó más de dos goles. Una vez uno. Nadie le discute ser uno de los mejores del continente, y sólo Roma le ha resistido.

En el otro estelar de la jornada, La Loba se metió en casa del Inter, que estaba 4. Era una de las últimas pruebas directas por el campeonato para el Neroazurro, que no encuentra táctica en su 4-2-3-1. Salió entonces con el 3-4-2-1 que cuajó Spalleeti, y perdió por lo que en Roma sobra. Efectividad goleadora. Icardi es el ‘9’ titular, el idóneo para todo equipo, pero marca en una media baja respecto a sus remates. Enfrente, todos juegan al ataque. Dzeko jaló marcas. Los dos goles de Naingolan pasaron por espacios amplios donde alguien jaló al jugador que estaba allí. Salah se hace creativo y hombre de área, y el dúo Strootman-De Rossi es implacable en la administración medular. Así se acabaron al Inter, que no claudica, pero los puntos se le volvieron a escapar con la consecuencia de bajar posiciones, y el Roma-Nápoles de la siguiente jornada está para dejar la disputa por el Scudetto entre dos equipos.

Un día que no termina.

Corren los videos, y la cuenta de los equipos de Copa de Europa de toma parcial. Al momento, ningún líder cayó. Porto sólo pudo no despegarse de Benfica al ganar, y Real Madrid invalidaba los efectos de terceros con su apuro en Villarreal (2-3). El lunes se tendrá el balance completo.

En Europa y América.

La jornada ofrecía el regreso de equipos en partidos tradicionales. Betis desaprovechó ayer en el derby que colocó a Sevilla líder hasta el día siguiente, y Cruz Azul continuó sus rachas. Llegó a 7 partidos sin ganar en liga, y a 397’ sin anotar en las competencias que juega (mini liga y copa). Jémez salió al Clásico joven con 3-4-1-2, cambiado para el segundo tiempo por el 4-2-3-1 en el que cree, para alear al Chaco con Mena y Rodríguez, aunque tuvo un discreto lateral izquierdo, el que ocupaba el 14, en el Cata, corrido desde la central, y el partido se le termino en un tiempo corto con la expulsión de Rojo, su líbero, y el segundo gol de Peralta, y del América, que pisó fuerte con William, y tuvo en el Cepillo su solución final.

Marsella saldría Le Clasique con la aspiración de remontar la clasificación, y el Flamengo-Vasco mandó al Mengao a la Final de la Copa Guanabara.

Lo que ya no se castiga.

En Méjico (Cruz Azul), Inglaterra (Herrera) o Italia (Inter), las quejas se completaron con ademanes, lo que en España se considera un corte de manga y en Méjico un recordatorio materno, ya no lo ven algunos árbitros que tras enseñar la tarjeta  decir su última palabra para reconvenir, se voltean y no ven, ni les avisan de la agresión.

Esto sí.

Por artificios fue amonestado Perisic. Dominó el balón en su área para impulsarlo hasta su cabeza y con esta darle el balón al portero (5’). No están enterados algunos jugadores que se castiga la intención de congelar el balón, no la forma en que se le entregue para ello al portero.

Ya empezaron (o siguen).

Ni cómo salve este un gol. Para Zoet, no valió que su cuerpo tapara que el remate de van der Heijden había rebasado la línea. El árbitro no caviló porque indicó que su censor le indicó que eso había sucedido y valido sin dudar el 2-1 eventual de Feyenoord ante Psv.

Debut en Holanda del video como señalador de goles.

Efemérides:

Nacen Hernán Díaz, Solksjaer, Pepe, Fernando Llorente, Jesé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s