Gaceta fútbol. 759

Leicester-Liverpool…¿No tuvo faltas en el segundo tiempo?…Global de los equipos de Champions…Candidatos para dirigir a Leicester…Partidos de media semana.

 Gritos desde el silencio entre dos equipos que ven escapar sus opciones de algo en la temporada, en un partido muy limpio que completó la fecha de los participantes en Copa de Europa, y alentó la continuidad de un interino, y las ganas de la siguiente jornada mundial.

Reacciones.

Comenzó la era posterior a Ranieri con la queja pasada por la incomodidad de jugadores con las tácticas del italiano, y con el equipo entendiéndose, Vardy se bastó, sólo o con asociaciones para matar a un Liverpool que nunca estuvo afuera del partido y sus minutos finales fueron imagen de Klopp, pero cambiado el modo, Leicester se asemejó aun defensor del título y no se plegó, aceptó el combate propuesto por las camaleónicas tácticas del alemán, que vieron aumentar los hombres rojos en el área azul en un final de partido donde se disputaban más que los tres puntos.

No hubo factores espontáneos en el cambio de técnico de Leicester ni en la vicisitud de un Liverpool que continuamente tiene partidos accidentados como este. El Rojo enseñó por qué se la van la liga y las clasificaciones europeas, y Foxes un juego no visto, incluido en su temporada de campeones. Si la táctica era el inconveniente con Ranieri, y su simple concepción del fútbol, Craig Shakespeare aplicó un método. Vio a Vardy más cómodo como único punta. Okazaki sólo se le unió para presionar y corretear defensas, y el mediocampo fue de lanzadores, más que de tocadores, y de obreros antes que de creativos.

El partido de costumbre de Liverpool con Klopp, topò con una aplicación defensiva de la cual Schmeichel, por lo visto hoy y en el partido anterior en Sevilla, juega en estado de gracia en estos tiempos, fue uno más en el estrellato que no se intimidó con los cinco delanteros que cada partido ordene Klopp.

Jürgen varió, rotó y reacomodó hasta su último cambio que le dio 3-2-5 o 3-3-4 con el mismo efecto. Parar ante el muro azul o impedido de golear por Schmeichel, y ver cómo Leicester no reventaba, sino que asistía largo a Vardy, caballo de carrera sin final de fotografía porque siempre sacó un trecho a su marca, que ya se rifaba con el último defensa rojo. Antes fue Fuchs el mayor puñal con al menos cinco saques de banda convertidos en asistencia; por alto, en las dos áreas, Leicester dominó.

De poco sirve aún el resultado porque los Foxes, que si bien salieron de zona descenso, no tienen garantizado nada, una palabra con valor distinto para los dos. Para los azules es no permanecer en Primera; para los Reds, volverse a quedar sin billete europeo en la temporada que se esperaba su regreso a la cumbre del futbol inglés.

Leicester persigue su objetivo de temporada, y a Liverpool se le continúa escapando.

Para subrayar.

Datan estos apuntes la última falta de Leicester en el 24’. La de Liverpool en el 33’. Contando 7’ de agregados (5’ en el segundo tiempo), el partido no tuvo falta en 62’, cifra roja; Leicester pasó 71’ sin cometer una, y  es el registro más extenso tomado aquí de equipos que pasaron más minutos sin cometer una falta.

Cuenta.

Jugaron 14 de los 16 de Champions. Arsenal y Manchester City, no porque sus rivales estuvieron en la Final de Copa de Liga. El global fue 11-0-3 (37-13) manteniéndose los 5 líderes: Bayern, Benfica, Juve, Real Madrid y Mónaco; quedaron 3 segundos (City bajó de ellos): Barca, Psg y Porto; 4 terceros: City, Dortmund, Nápoles y Sevilla; 2 cuartos: Arsenal y Atlético; 1 octavos: Leverkusen, y 1 quinceavo: Leicester.

Simpatías vesus la decisión directiva.

Para los Foxes se manejó una dupla en su dirección técnica el día que despidieron a Ranieri. Mike Stowell, técnico, junto a Shakespeare. Hoy, The Gurdian pone en boca de los apostadores la continuidad de Craig, pero el club tantea a Hiddink, el técnico al que Ranieri agradeció por el resultado de Chelsea que dio el título de la Premier a los Foxes en mayo 2016. El holandés estaba a cargo de los Blues, por donde Ranieri pasó años antes que Guss, y siguiendo el plan de la directiva, sucedería lo mismo, aunque entró en las candidaturas Nigel Pearson, un técnico que ya hizo lo que el equipo necesita para la permanencia. En 14-15 consiguió ganar 7 de los últimos 9 partidos. Lo sustituyó Ranieri. Las simpatías del público están con Shakespeare, para vivir la dramaturgia de final de la temporada que se le viene al equipo, y por lo hecho hoy, haciendo jugar al equipo como no lo hizo quizá en tanto tiempo como aficionados mayores recuerden, los votos están en su favor.

Dos federaciones encienden.

             La fecha de media semana reparte preferencias. Las semifinales de Copa de Italia tienen lo estelar. Juventus-Nápoles y Lazio Roma, idas. La Liga la sigue en duelos altos. Real Madrid-Las Palmas, Barcelona-Sporting Gijón y Sevilla-Athletic exponen y ofrecen el liderato. Manchester City es el otro de Champions que juega. Desempate de Cup contra Huddersfield.

Inicia una renovada Copa Sudamericana, con tres debutantes. Dos son rivales: Boston River-Comerciantes Unidos, larga la competición; Fuerza Amarilla entre en juego en O’Higgins, en horario simultaneo.

Pachuca-Saprissa (0-0) es lo atractivo de Concacaf, en cuartos de final que tiene dos 1-1: Tigres-Pumas y New York-Vancouver; Dallas-Árabe Unido (4-0) está menos parejo.

Siguen la Champions de Asia, el Sudamericano sub 17, y competencias confederadas en cuatro continentes. Menos en Europa.

Efemérides:

Nacen Djalma Santos, Santoro, Parreira, Hugo de León.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s