Remontadas de equipos que necesitaban marcar tres goles en Copa de Europa. Comebacks of teams that needed to score three goals in the European Cup.

Barcelona inscribió su nombre en un suceso que sólo seis equipos contaban en el torneo, con su regreso ante Psg.

Había sucedido una temporada atrás con Astaná, y una antes de eso con Bate Borisov. Desde que en 30’ Anderlecht sacó una eliminatoria a Dinamo de Bucarest. Estaba el antecedente de Celtic ante Shakter Karagandy en la cuarta preliminar 2013-14, pero a los escoceses el 2-0 que empataba la serie, no los obliga a volver a anotar; podían definir en lanzamientos desde el punto de penal. Tampoco necesitaban el tercer gol para no ser eliminados St Ettiene contra Hajduk Split en 74-75, Tirana contra Dinamo Tbilisi en 03-04, Barcelona contra Dinamo de Kiev (93-94), y antes (88-89) Werder Bremen y Galatasaray, contra Dinamo de Berlín y Neuchatel. Todos ellos, metieron más de los tres goles que necesitaban, pero les bastaba empatar el global.

En la situación de Bate, hubo otros para los que marcar tres goles sin recibir, era imperativo para la continuidad. No para forzar prórroga.

Astana marcó los tres que necesitaba (estaba 0-2 luego de un 0-0 de visita en la ida), aunque lo empataron y tuvo que volver a anotar.

Se cuentan sólo eliminatorias directas, no situaciones como el caso primo de esta antología. En 55-56, Athletic venció 5-3 a Manchester United. Los Devils ganaron 3-0 la vuelta, pero no necesitaban los tres goles para continuar, por la posibilidad del desempate que había entonces, cuando no contaba el goleo visitante.

Milan-Rapid de Viena en 57-58 y Dukla Praga-Gornik Zabrze de 64-65 y Sparta de Praga-Partizan (65-66), exigían los tres goles para forzar desempate. Sólo las dos primeras series llegaron a eso. La tercera, de 4-1 en la ida, se remontó con 5-0 (entre el 4’ y el 41’).

De modo que marcar tres veces sin volver a recibir para calificar, sólo aplica desde que valida el goleo visitante (67-68).

Estos son los casos encontrados (posibles omisiones).

70-71. Semifinal. Estrella Roja 4-1 Panathinaikos (vuelta: 0-3). Una de cuatro veces que se dio el 4-1 en ida semifinal, y la única de ellas que se ha remontado. Por gol de visitante.

75-76. Octavos. Derby County 4-1 Real Madrid (5-1). Al 62’ de la vuelta, los ingleses hicieron lo que silenciaría a cualquier estadio. El gol que hacía inútil el 3-0 que había hecho el Madrid, que consiguió el 4-1 que forzó el alargue, y entonces, calificó.

03-04. Segunda ronda. Dinamo de Bucarest 0-0 Anderelcht (2-3). En Bruselas, 0-2 al 45’. Y al 75’, ya estaban los tres goles que necesitaba el malviblanco.

03-04. Cuartos. Milan 4-1 Deportivo la Coruña (0-4). Nadie pronosticaba el regreso gallego. Y se dio con un gol más de los necesarios en lo que para muchos es uno de los resultados inexplicables en la historia.

14-15. Tercera ronda. Debreceni 1-0 Bate Borisov (1-3). El gol de Sidive en Bielorrusia pedía al Bate tres goles en 70’. Entrados al agregado, tenía dos, y en el 94’ completó.

15-16. Tercera ronda. Astana 4 Hjk Helsinski 3. El equipo kazajo cumplió con los tres que requería. El empate parcial de los fineses le solicitó otro gol, que validó la gesta.

Primera edición: 6 de agosto de 2014.

Bate Borisov.

Actualizaciones.

Primera: 5 de agosto de 2015.

Astaná.

Segunda: 7 marzo 2017.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s