Champions league 16-17. Octavos, vueltas, primera jornada. El desplazamiento del fútbol increíble.

Treinta y un minutos menos segundos en promedio, ratificaron que la Copa de Europa es para aquellos equipos que creen sólo en su fútbol antes que en las posibilidades del otro, y entregó en su primer parcial de octavos, a cuatro candidatos de época.

             Sobre la apoteosis del Barcelona hubo fútboles más convincentes por táctica y manera.

             Va quedando un elenco para marcar época o continuar haciéndola, con el 4-2-3-1 recuperando su primacía.

             Esfuerzos sin esperanza sólo no condenaron el juego de Nápoles entre los eliminados.

             Marcado el espíritu de las grandes remontadas.

             Thiago Silva y su racha en el Camp Nou; Draxler tiene una contra españoles.

           Cillessen rozó una marca única.

Las mayores estrategias urgen con marcadores adversos cuando no hay confianza del que van ganando en su fútbol. Era, en su primera parte, una jornada para creer en el juego propio. El que dio ventaja a los vencedores de las idas. El conflicto era para los otros. Se escribió hace tiempo que la Copa de Europa está al alcance sólo de los equipos con convicción en su fútbol. No de aquellos que defección su concepción. La defección de un estilo o modo de hacer fútbol es jugar de manera antípoda a la que se ha forjado. El dejar de creer en lo propio cuando aumenta la exigencia lo hacen equipos que se sujetan a un anhelo que no han cumplido, anteponiendo la seguridad para defender goles o evitar que los marquen en vez de buscarlos.

Caso típico resultó París St Germain, el gran derrotado de muchas ediciones. Nunca creyó en el fútbol con el que en Francia tuvo poca rivalidad en la década. No tiene potencial ni jugadores para otro ejercicio, y Barcelona patentó su reinvención del fútbol.

Se vio a un Bayern que cuando pareció haber tocado el límite de la evolución una vez que dominó la secuencia de gol larga e ininterrumpida, y con Ancelotti aprendió método de la mejor defensa. No sólo la que tiene con la posesión, sino la de coberturas y administración en la salida. Con un jugador imparable: Robben, que nunca encuentra obstáculo para su escena de cerrarse y disparar cruzado, con la que ganó el equipo muchos partidos en estos años, y otros involucrados con las tesis del técnico, el equipo es auténtico por la fidelidad a una manera de hacer el fútbol.

Tuvo que dejar Barcelona la suya. El aprecio al juego que desde 07-08 hizo, se valoró aquí en la generación de textos de parte de los rivales para decodificar la vanguardia azulgrana. Mientras mejoraba esas aplicaciones el juego del Barcelona se atuvo a su inercia sin pensar en prever soluciones porque no se le exigían.

Con Luis Enrique se consumó la transición. El juego del Psg presente en el Camp Nou es el que desespera a equipos viciados en la concatenación ininterrumpida que induce al rival a cerrar candados para verlo jugar. Desde el 3-4-3 plantado por el asturiano se tuvo la intención de sintetizar el tradicional ejercicio culé en asistir en cuando estuviera listo el rematador, no en demorar para ofrecer la plástica del fútbol. Eso no se requería contra un París al que se debe reprochar no por el resultado, porque este pudo haberse producido aun cuando el equipo hubiera defendido su idea. Jugar de la única manera que sabe, hacia el ataque, poseyendo el balón lo exponía de manera distinta a la que su juego de contención provocó. Un gol temprano y a encajar un marcador amplio, pero manteniendo una postura atacante era más cercano descontar y tensar más al Barcelona.

Fue, empero, válida la manera de jugar del Psg porque creó las jugadas que planeó. Un poste antes del gol, y el cruce errado de Di maría cuando Cavani entraba de frente a ter Stegen (84’) en lo que suponía el 3-2 que obligaba al Barca a completar siete metas, condenaron al equipo por criterio individual, no del técnico, sin que exista seguridad sobre si Cavani hubiera acertado el gol, caso de haber sido asistido en esa jugada (un hipotético saque de esquina, incluso, podría haber demorar el partido en terreno catalán.)

El estilo del Barcelona dejó paso a una fórmula, una manera de resolver el fútbol sin demorarlo, y Luis Enrique, que se marchará cuando termine la temporada, entregará un equipo para un desarrollo que dejará proyectado.

Labor que apresta Wenger, empecinado en su continuidad en Arsenal, Ante la necesidad que le planteó el 1-5, hizo convivir en el mismo once inicial, como no o hacía desde comienzos del año, a Sánchez y Giroud, con Walcott agregado. Cuando Bayern Münich empató, los equipos dejaron de fingir que había eliminatoria. Porque si Arsenal no se fingió muerto, creyó estarlo con ese gol que le facturó la baja de Koscielny. En la ida, el francés salió lesionado estando 1-1 y por su espacio se hizo la goleada. Esta vez, su retiro fue por expulsión luego de que inicialmente le mostraron amarilla por la falta que se la acarreó.  No confió Arsenal en el replanteo de la empresa. Cuatro goles en los siguientes 36’, sin contar el agregado, para sólo forzar prórroga, siempre que no volviera a encajar, lo vio lejano, pero Bayern los anotó en los siguientes 30’.

En poco más de eso remontó Barcelona; en menos de 24’ apostilló Borussia Dortmund una eliminatoria que vio otra resignación. Rui Vitória hace jugar al Benfica como lo hizo en Westfalia, en partidos altos. 4-4-1 en zona con poca elasticidad para encontrar a los delanteros, y Dortmund le replicó el partido de la ida agregando los goles que entonces no marcó. La sociedad novedosa de Aubameyang con Pulisic en la delantera dio rédito amplio. El gabonés, una de las más bajas actuaciones en las idas, tocó la perfección y con el doblete que asoció con Pulisic 2’ Benfica se hizo espectador en espera de aplaudir la calificación del Tigre.

De 10 vistas a Alemania, Benfica no sacó puntos y recibió su tercer hat-trick allí.

Nápoles entregó otra convicción. El único que luchó sin esperanza defendiendo su idea. Eso lo puso en la estima general no obstante que su derrota estuvo entendida en defectos tácticos. Real Madrid lo tomó en superioridad numérica por los laterales. No cuidó el Partenopeo conceder saques de esquina ni en ellos proteger los postes. Y como los otros derrotados encajó ráfaga de dos metas. París recibió en el 90’ y 94’; Arsenal el 77’ y 79’ y Benfica en 58’ y 60’. En 50’ y 56’ Sergio Ramos sacó la eliminatoria para el Madrid con su ya tradicional cabezazo. El segundo, desviado por Mertens, sin que se aplicara el criterio de dar el gol al rematador si el desvió no quita dirección de portería.

Real Madrid fue tan convincente como los otros ganadores porque, como ese día, ganó muchas de sus grandes copas. Responde a otra hermenéutica, y prensa española lo ha propuesta para materia de estudio, incluso académico.

Más derrotados. Thiago Silva salió eliminado por 4 vez en el Camp Nou; la primera con Milan (no jugó); las otras con Psg (en una, no jugó.)

Draxler, que en las dos temporadas recientes llego triunfal a cerrar una eliminatoria en España, bailó al Madrid en Wolfbsurgo (15-16) y hace semanas al Barca en París. Las dos veces sufrió remontada su equipo.

Era él o Cillessen. El holandés puede aún ser pionero en un registro. Jugó preliminar con Ajax y quedó eliminado, por lo que está en posición de ser el primero en ser eliminado con dos equipos en la misma temporada en Copa de Europa.

Anuncios

2 comentarios en “Champions league 16-17. Octavos, vueltas, primera jornada. El desplazamiento del fútbol increíble.

  1. Pingback: Champions league 16-17. Octavos. Vuelta (segunda parte). Resistencia al fútbol de ocasión. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Copa de Europa al día. 26 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s