Juventus 1 Porto 0 (3-0). Historia breve. Champions league 16-17, octavos, vuelta.

Después de domar a un Dragón que jugó con la daga en el cuello hasta la expulsión, Juventus terminó divirtiéndose, con o sin Dybala, y resignó a un Porto cuya voluntad no cambio nunca para defender, pero la impotencia le creció siendo el lateral que entró a bloquear, Jota, el que le abrió el ataque cuando la Dama se enseñoreaba.

             Intratable la Dama, ganó ya 12 de sus anteriores 11 partidos, y Porto no encajaba desde la ida (328’ acumuló.)

             No daba rotación Allegro en estos partidos y no lo tomó como trámite porque sabe despertar.

             Entonado el cuarteto de ataque bianconero, faltó ‘9’ al Dragón.

             Las rotaciones de Allegri entregaron un equipo más completo y Porto, como en la ida, improvisó por expulsión y lo hizo mejor.

             Dybala desquició y con él no se fue el espectáculo.

             El Dragón terminó cuidando más, por impotencia atacante, su defensa.

Juventus abrevió la historia. Deseaba saber de la eliminatoria sólo lo justo. Porto se jugó a perderla temprano con una postura arriesgada, extendido en 4-2-4 para atacar a la Lady con las armas de esta, la presión, y como alternativa el contragolpe. Sucedió lo que en la ida. Porto de aplacó antes del segundo tiempo por una expulsión. Jugó, así 114’ de la eliminatoria con un jugador menos. Mucha falta para un equipo donde no sobra nadie ni jugadores. Entrabe en ebullición la Juventus, renovada con tres cambios iniciales respecto a su cadena de 9 victorias consecutivas. Allegri movió la nómina sin volver al 3-5-2 que ya es ocasional en él. en su 4-2-3-1 de planta, no se advierten titulares. Alves le disputa el lateral a Lischtsteiner; Marchisio recuperó su jerarquía en el mediocentro sin notarse si es el dueño de la compañía de Khedira o lo es Pjanic. Sólo Benatia, sustituto de Chiellini, da nota para seguir suplente, tuvo repetición y salió tocado. Pero esta Juve continua intratable. Consciente debe estar que la Copa de Europa es muy distinta de lo que parece y da a confiar. Muchas veces, Juventus salió de ella como término de una racha notable, casi imparable.

Cedió Porto en una jugada. La del segundo penalti consecutivo y discutido que recibe Juventus. El viernes le pasó contra Milan, como hoy, por rebote en brazo y le sirvieron para ganar. Cuadrado, el único que desentonaba, agotó su tiempo y llegó la hora para el joven Pjaca. Porto supo que hacer pero no lo que quiso. La misma variante que en la ida. 4-4-1 quitando un delantero para habilitar a un lateral y reponer al que le quitaron. Vio jugar de cerca a la Juve, dominadora del balón. No lo prestó y esa es su mayor defensa. Conoció las debilidades de Porto en la ida y se las atacó. Mucho cruce al área donde Mandzukic, Higuaín, Bonucci y algún emergente saltan más que los rivales. Si los anticipan, Khedira y Dybala están pata el pivoteo.

Una pieza decisiva movió Nuno. Pjaca le destrozaba la izquierda. Cambión de lado al lateral de ese costado para poner a Jota, revulsivo que le recordó que tenía ataque, y él perdió la oportunidad de hacer más digno al equipo al desviar remate desde ángulo casi imposible.

El cuento fue el conocido de la Juve, que con su juego no da opciones. Porto se comió el mismo partido que en casa.

Análisis.

 Calcados. El juego de la ida. Porto muy vivo, y reprimido por una expulsión que dejó el comando a una Juventus imperial que no cedió balón y puso contra las cuerdas al Dragón.

Superados. Por toda el área hay jugadores de Juventus. Tras el rebote de Casillas, había más rematadores que defensas. Uno de estos, Pereira, metió la mano. Expulsión y penalti. 1-0. Dybala lo metió y como ante Milan, condujo. Suyo fue el partido. Esta para jugador de la temporada.

Desacomodo. Porto tuvo acomodo táctico de inmediato en 5-3-1, para no quedar mano a mano sin libre ante el cuarteto de ataque turinés. En el segundo tiempo, la sociedad de Alves con Pjaca atrajo a su defensa hacia ese lado y Sandro entraba sólo por el otro.

Réplica. El ingreso de Jota palió ese defecto. Fue el único atacante, desde su lateral, y la defensa con cinco se cerró más.

Inmutable. Juventus no sintió la reacción de Porto. Tuvo siempre el balón y se paseó señorial en terreno contrario. Calcó el partido de la ida.

 

Anuncios

Un comentario en “Juventus 1 Porto 0 (3-0). Historia breve. Champions league 16-17, octavos, vuelta.

  1. Pingback: Champions league 16-17. Octavos. Vuelta (segunda parte). Resistencia al fútbol de ocasión. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s