Panóptico. 74

De los cuchillos a las tabletas…Los presupuestos de Trump…Un informe de su oficina.

Parecen morelianos.

La paranoia por atentados ha tomado línea. El sábado 19, un conductor fue detenido cerca de la Casa Blanca por sospecha de terrorismo. Este día, un varón fue baleado tras acuchillar a un policía cerca del Parlamento en Londres. Las agresiones con armas blancas, cuchillos y machetes, no han cesaron desde que saltaron al escenario en 2016. La medida de más atenta seguridad se dio con la prohibición de llevar tabletas y otros dispositivos móviles en vuelos salientes de ocho países musulmanes. Estados Unidos la ideó y Gran Bretaña la siguió. El algo quedaron de acuerdo las dos naciones; por una vez.

El peligro lo ven en la capacidad de esos aparatos para ser transportadores explosivos. Bombas sofisticadas. Está el antecedente de un avión derribado desde su interior por explosión de uno de esos aparatos, y la confusión surgió porque dos de los aeropuertos que se pliegan a las restricciones de Estados Unidos –Dubai y Abu Dabi- no reciben las del Reino Unido.

La Transportation security Administración prohíbe objetos en los vuelos. Algunos podrían ser utilizables para hacer explotar baterías de dispositivos móviles, mediante piquete a aquellas. El calentamiento es otra de las provocaciones. Armas de fuego, cortantes, alimentos, objetos para uso deportivo, y de defensa personal están entre lo prohibido en vuelos por la Tsa.

Con los cuchillos y machetes, el enemigo se encuentra en casa. En las calles. Le han dado el perfil de musulmán, sin que se llegue a la creencia de que quienes profesan la religión árabe sean los señalados exclusivos. Se anotó ayer el caso de Australia, donde se tuvo otro ataque con cuchillo, el arma que entró en una secuencia de atentados [25]. Cuando se ponía atención en bombas y armas de fuego, las punzocortantes completaron una sucesión de recursos para continuar ataques.

Son, sin embargo, armas utilizadas en atentados aislados; domésticos, sin relación probada siempre con lo islámico, identidad del enemigo que se promueve, y son los cuchillos y los machetes, motivo de desvaríos locales, los que están han cobrando tanta notoriedad como los grandes atentados hasta involucrarse con ellos en los temores de las sociedades de estos días.

En dónde está el negocio.

Trump tiene enfocado al presunto enemigo. La disminución de presupuestos –medida que tiene que ser aprobada- a salud, cultura y programas para gente marginada, se opuso al aumento al presupuesto militar. Antagonistas estadounidenses van por la contraria. China reduce su personal militar, pero países europeos esperan pretexto para regresar a los estados de alerta, sin importar si crean el escenario para ello. El esquema se propuso en la columna 35.

Desde aquellos días, con los atentados que se acumulan sin cesar por el mundo, se veía la necesidad de orientar esfuerzos hacia el enemigo mediante combate armado. Trump dejó con menos recurso aquellos sectores, que nunca justificaron tanto como la guerra, la inversión en ellos para tener una nación mejor o menos mala.

La manutención de tropas en países musulmanes, y los ataques frecuentes a ellos de parte de la milicia norteamericana, exponen la creencia de que Trump basa mucho el saneamiento de la economía de su país en esas acciones. Los Bush fabricaron guerras para conseguirlo, viendo el potencial del negocio de armamento. El tema se hace recurrente en estos apuntes.

Si quieres paz, haz la guerra, dice el proverbio. No habla de dar artes. Estas no consiguen el objetivo palpable de liberar a una nación de sus conflictos. Aunque Donald quizá los esté creando. La necesidad y justificación saldrán, como lo haría también la contra a esas medidas.

Merece que le guarden las críticas.

Luego de su primer mes completo, el que menos días tiene en el año, en la presidencia, Trump presentó mediante comunicado de su oficina, sus acciones en ese mes.

235,000 jobs were added to our economy in February — 100,000 more than what was expected

  40% fewer illegal immigrants crossed our border (even before the border wall has been constructed)

  $3 trillion were added to the stock market as optimism about our economy continues to soar

  Billions of dollars will be invested here in the United States by businesses that are encouraged by President Trump’s economic policies

  Judge Gorsuch, a constitutionalist worthy of Justice Scalia’s seat, was nominated to the Supreme Court

             Los puntos uno y dos fueron hechos notar por medios. El ciudadano estadounidense abandona empleos a los que estuvo aferrado, porque ya tiene mejores para colocarse. Los deportados no cesan, y en la resistencia de varios, que hasta saltan por un puente para escapar de los agentes que los van a devolver a su país, se comunica la ilegalidad de una presencia en país ajeno.

Anuncios

4 comentarios en “Panóptico. 74

  1. Pingback: Panóptico. 81 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Panóptico. 108 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  3. Pingback: Panóptico. 124 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  4. Pingback: Panóptico. 170 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s