Padres e hijos en la Copa de Europa. Fathers and sons in the European Cup.

Vista por el lado del beso a la Orejona, esta historia parece estrecha, más por apellidos que por un minuto no alcanzaron a marcar herencia.

Nunca el caso tuvo cualidad de común. Pueden existir apellidos confundidos o separados en el tiempo hasta hacerse no notables, sobre todo con la relegación de las fases preliminares, ignoradas muchas veces por la oficialidad en el siglo xxi.

Ayuda el texto sobre las dinastías en Europa, elaborado por Uefa, y aquí van las historia de éxito reiterado con escases.

Tres padres e hijos ganaron la Copa.

Cesare y Paolo Maldini. El padre inició un periodo de triunfos (ganó la Copa en 62-63) que no volvió hasta que el hijo de cansó de recibir la Orejona (89, 90, 94, 03 y 07). Cesare la ganó como capitán. Paolo también (03 y 07.)

Manuel Sanchís Martínez y Manuel Sanchís Hontíyuelo. Con el padre (65-66) terminó una época del Real Madrid que no tuvo símil hasta que el club volvió a tener la Copa de Europa. El siguiente en levantarla para el Merengue fue su hijo, 32 años después que el padre. Comandantes y capitanes desde la defensa central.

Carles y Sergio Busquets. El eterno portero suplente de Zubizarreta estuvo en la nómina del Barcelona campeón 91-92. Vivió la Final desde la banca. El hijo comandó al club en las conquistas de 09, 11 y 15. Opuesta la fama y la categoría del hijo a la del padre.

Jordi Cruyff, hijo de Johan, fue cedido por Manchester United a Celta en la temporada que los Devils ganaron la Copa (98-99). Jordi jugó minutos en la liguilla.

Los Cudicini vivieron historia próxima a esa. Fabio paró en el Milan campeón 68-69 (ya no estaba Cesare Maldini) y su hijo Carlo estuvo en el club en 1992. Su carta perteneció al Milan hasta 1995. En 93-94, el Diavolo se hizo con la Copa, pero Carlo estuvo cedido desde 1993. Nunca debutó con el equipo, y jugó en Copa de Europa hasta su llegada al Chelsea años después.

Con los Reina fue lo inverso. Miguel Reina, Carola, quedó a un minuto de ser campeón de Europa en la desgraciada Final de Bruselas donde encajó el empate de Bayern Münich después de entregarle sus guantes, como regalo, a un periodista. José, el hijo, no parecía que fuera a ganar la Copa por el 0-3 en el medio tiempo de la Final embrujada. La remontada de Liverpool a Milan en 04-05 se la dio.

Los Alonso contrastan su caso. Periko, el padre, jugó sólo un partido; con Real Sociedad en 81-82. El equipo fue eliminado de inmediato. No estuvo para la siguiente temporada, cuando la Real llegó a la semifinal, por haber sido traspasado al Barcelona. Cuando este equipo se aprestaba a jugar, Periki fue traspasado (para 85-86.) El hijo, Xabi, ganó la Copa con Liverpool (04-05) y Real Madrid (13-14.)

Otros Alonso, Marcos Alonso Imaz, “Marquitos”, y Marcos Alonso Peña, tuvieron ventura distinta. El padre, ganó cinco Copas con Real Madrid. El hijo, estuvo en el Barcelona que perdió la Final en 85-86.

Antes de llegar Zidane a la dirección técnica del Real Madrid, al que un gol suyo dio la Novena (01-02) sus hijos Enzo y Luca formaban en las inferiores del club. Para 16-17, los dos fueron registrados para la Champions.

En esa temporada debutó en ella Kasper Schmeichel, hijo de Peter, portero del Manchester United campeón en 98-99, por caso contrario al de Reina. Se daba por ganador de la Final al Bayern Münich y en el agregado Man-U dio vuelta al marcador.

Peter también ganó la Eurocopa (1992) con una Dinamarca descalificada, cuya entrada al torneo fue sorpresiva. Así se tomó la de Leicester, el equipo de Kasper, a la Champions 16-17, donde a los Fox se daban las mismas posibilidades, nulas, de ser campeón, como a aquella selección danesa.

Directores técnicos.

Klaus Toppmöller, que dirigió a Bayer Leverkusen en 01-02 y 02-03, llevándolo a la Final en la primera de esas temporadas, puso su descendencia en el torneo. Su Hijo Dino dirigió a Dudelange en la segunda previa 16-17.

Anuncios

Un comentario en “Padres e hijos en la Copa de Europa. Fathers and sons in the European Cup.

  1. Pingback: Padres e hijos futbolistas. La sangre suele ser de una sola vez. Fathers and sons footballers. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s