Panóptico. 77

Mujeres siguen saboreando el poder…Trump y su guerra del terror…Constantes del mundo.

Una, ya.

En la hora definitiva, Carrie Lam, derrotadas en las encuestas del mes, se quedó con la jefatura del gobierno de Hong Kong. John Tsang vivió la jornada alentado por los resultados de los sondeos. El último incluyó a gente si derecho a voto, y eso dio al ya ex candidato un respaldo del noventa y uno por ciento. Tsang dijo que para él ganar hubiera sido como el regreso del Barcelona ante el Psg en la Champions league.

Encargos de alta responsabilidad continuaron siendo delegados a mujeres. Desde 2015 se estaba viendo esto, en casi todos los casos con el inédito de ver a una fémina en esos puestos.

China había sufrido un revés con la elección de Tasi Ing-wen como jefa de Taiwán. El acercamiento secreto que ella tuvo con Estados Unidos causó disgusto en el régimen, que en Hong Kong dejó colocada a quien era su candidata en las elecciones de marzo 26.

En Lam, la prensa vio antes una arrogancia que podría perjudicar su eventual mandato. Ella es, empero la esperanza de erradicar el sentimiento anti Pekín y sentar una jefatura de unidad en un territorio que se viene debatiendo entre cerrarse en su soberanía o dejarse regir por dos constituciones, lo que sería un caso único en la historia. Aceptar la de China y la propia son lo que se espera de Carrie que salta al escenario entre los reproches de corrupción  en los territorios sobre los que China mantiene protectorado.

En Alemania, el gran regreso, ese sí quizá como el del Barcelona, lo dio Angela Merkel con la victoria de la Unión Cristianademócrata (Cdu) en Sarrre, mengua de la alianza socialdemócrata, izquierda y verde, que acercan a la Cdu a diez puntos de la Socialdemócrata que con el resultado se cortó de golpe la pea que se puso con la victoria una semana atrás de Schulz. La cancillería está en juego, y el pequeño estado se anticipa juez para ratificar el poder de Merkel, en una batalla que se avisa milimétrica si los votos de Sarre son capaces de dar la reelección a Angela, en lo que supondría una tensión para Estados Unidos, y algo de alivio para una Unión Europea que vive de uñas con el anuncio hecho por May de activar el Brexit dentro de pocas horas, y de presagiar lo que ve peor con el hipotético ascenso de Le Pen al poder.

Historias de persecución.

Cifras tan altas como los votos en los casos anteriores, son los no culpables fallecidos en los ataques estadounidenses en países de cultura islámica. Un informe divulgado el fin de semana por medio mundiales pone en cerca de mil los civiles muertos durante ataques de Estados Unidos en el mes; Airwars.org ofreció las estadísticas globales de los atentados. El más reciente, en Mosul, entró en la cuenta, actualizada cada día. Cerca de cien civiles se reportaron muertos, y muchos evacuados, en lo que llaman la guerra del terror de Trump, empecinado en mantener las tropas en los países que no gozan la simpatía de Donald, en lo que parece parte de su estrategia de ayudar a sanear la economía estadounidense mediante los beneficios que reporta la guerra, y ya no haciendo de esta un medio de colonización.

Vuelta por algunas partes.

En Bulgaria, Boïko Borisov revalidó su cargo de primer ministro (va por su tercera etapa como tal), también con una alusión al fútbol: los búlgaros son mejores cuando están subestimados, dijo en relación al triunfo de la selección un día antes contra Holanda. La buena para los aliados de Trump es la relación cercana de Borisov con Vesselin Marechi, el Trump búlgaro, aunque la presidencia del país no la haya obtenido el partido de Borisov.

La semana cerró sin retirar protagonismo a los pistoleros. Al de Londres, siguieron émulos en Las Vegas y Cincinnati, y si en Hong Kong se fue abajo una escalera eléctrica llevándose causando 18 heridos, en Liverpool un edificio cayó por explosión de gas.

Tras el ataque en el Wentsminster, aumentaron las paranoias. Google volvió a ser criticado por no retirar -ahora porque aparentemente no tiene la capacidad para hacerlo- propaganda islámica de youtube, y el gobierno británico solicita a compañías de móviles, permitirle acceso a mensajes de correo de gente anónima para tener más posibilidad de anticiparse a posibles atacantes.

Esto ya lo propusieron en otras partes, con la resistencia de parte de las compañías que protegen el derecho a la privacidad del usuario, en una época en la que hay ojos por todas partes. Ojos que los usuarios ponen inconscientemente o con indiferencia al publicitarse en medios muy públicos mediante aplicaciones que instalan en sus aparatos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s