Atlético de Madrid-Leicester. Símbolos de una época. Champions league 16-17, cuartos, previo.

Sonarán las doce para el fútbol que más complicó a los poderosos, o para el de un instante, el que teme la historia rojiblanca.

             Última oportunidad, quizá, para el fútbol de este Atlético, y la única gozada por Leicester para dar el gran golpe en el torneo.

 Simeone ha nivelado continuamente a un equipo de juego muy justo y Shakespeare plantea a un equipo desconocido.

 Frente a frente los que acaso sean los mejores porteros de la edición.

 No gustaran muchos los equipos, pero sus resultados impactan.

             A ninguno sobra algo. Lo faltante decidirá la eliminatoria.

La historia der la Copa de Europa conoce de facinerosos. Equipos ingleses que llamaron a su puerta una vez y le birlaron la orejona, o españoles que han sido proscritos con el sueño roto del gran asalto. Si hay series de los pobres es por la entidad europea de los rivales de una eliminatoria, no por el fútbol de que son capaces. Leicester y Atlético de Madrid exceden ya el papel de invitados con salida por la puerta trasera. Representan dos de las opciones al relevo del poder. Atlético gasta sus últimas bazas de la era de Simeone. Él diseñó el modo de juego que más retó a las fuerzas del continente. El fútbol distinto, el que resuelve de una manera particular sin aplicar constantes de estrategia o táctica de otros. Una versión propia, de nadie más, del fútbol ideal, se anotó en el previo a la Final 13-14 que vio derrotados a los Colchoneros. El fútbol que resuelve como puede sin sobrarle nada y hace muy notables sus carencias. En el previo a la siguiente presencia en la Final de los Rojiblancos (15-16) se apostilló sobre su manera de hacer el fútbol.

Es la alternativa  a las vanguardias que se sacian en el ataque. El fútbol meticuloso planeado a consciencia sin dar cabida al lucimiento de las figuras. Un fútbol, el del Atlético, anti crack desde la represión de sus talentos en aras de la perfección táctica. Le falta coronarse en la Copa para ser bien recordado.

Para Leicester la cavilación terminó. Al cese de Ranieri, tras la ida de octavos, siguieron 6 victorias hiladas. 5 en liga. La otra, para remontar una eliminatoria y presentarse en estos cuartos de final. Reinventar al equipo Craig Shakespeare, técnico al que le advirtieron estar como tal sólo hasta el final de la temporada. La de una cenicienta que no despierta. No porque sea apegada al sueño, sino porque no se lo interrumpen.

Atlético sabe de eso. Dos Finales perdidas eventualmente en los últimos minutos, esos en los que Leicester juega tan bien como en los otros. No llega al final a remontar, sino a controlar ventajas. El suyo es el fútbol de un día. El del Atlético, el de la continuidad que marca época. Son juegos reconocibles que quedaron  en la memoria por mucho tiempo levanten o no la Copa, porque se expresaron como el fútbol que necesita la Champions.

La oposición que marca el del Atlético con su pragmatismo, y porque la Copa de Europa necesita equipos como Leicester, que siembren temor en los grandes que desdeñan la Champions por equipos como los Foxes, pero que temen cruzarse con ellos. No se concibe para el buen fútbol una competencia con equipos así, que rebaten lo establecido de la continuidad y el dogma del poder ostentado entre los mismos, porque Leicester tiene mucho que decir con su reinvención. Marca una copa de intrusos entre la oligarquía. Es otro símbolo del atentado contra el poder.

Shakespeare sólo hizo un ajuste. Dejó a Vardy solo en punta. Okazaki hizo más un 4-2-3-1 detrás del ‘9’, y continuó el técnico la presencia de Ndidi, mediocentro llevado como pieza clave. Fue el único cambio en le alineación de Ranieri, junto a Drinkwater. El resto no se cansa ni flaquea.

Atlético va contra lo insospechado. Porque no sabe si tiene el antídoto para un Leicester  anunciado, pero no por eso predecible. Más lo puede ser el Atlético con su rutina de brega, hacer interiores a los delanteros; cambia a la pareja de ataque en el segundo tiempo y con una u otra golea.

Leicester es el rival más adecuado para el Atlético. Porque se plantea al ataque sin ser muy potente en él; gana, como los Colchoneros, con lo justo, pero a estos acomodan equipos que los ataquen y de todos los que quedaban, Leicester es el menos fuerte y constante, y los Foxes también recibieron al rival más conveniente para su juego. Se explicó esto en el apunte al sorteo, y por consecuencia, se armó un encuentro en beneficio del espectáculo sea este vistoso o no, porque los equipos recibieron al rival para su mejor juego.

Lo respaldan con los porteros. Oblak totalizó 485’ sin encajar; Schmeichel 384’ y en 15-16, Jan tuvo un periodo de 405’.

Claves

Atlético.

Liberado. No se siente incómodo con la presión y Leicester no se la hará. Lo dejará fluir. Clave, un mediocentro como Ñíguez para impulsarlo.

Rodado. Más trabajado en lo táctico. Tiene variantes continuas para replantear un partido. Leicester no.

Revulsivos. No respeta nombres. Cambia a los delanteros por otros que mejoran la táctica y también golean, como los inicialistas.

Muralla. Circunda a Oblak, portero prodigio, una mole de defensas que cubre la portería, cuesta hacerle un gol.

 Mediocentro. Para lo expuesto en el punto uno, Ñíguez o Payet determinará el partido que quiera hacer Simeone.

Leicester.

 Cantado. Se puso en el apunte al sorteo. Se atrae al rival. Atlético gusta adelantarse y los Foxes saben idear goles en espacio largo.

Columna. Bien definido su eje Schmeichel-Morgan-Nddid-Vardy. Ndidi es la transición. No se rompe esta columna.

Marcaje. Morgan se hizo intratable ante el ‘9’. Será su prueba el par que le toque.

 Laboratorio. Cabecea doble o triple en el área. Su recurso surge de los saques de banda de Fuchs, que son asistencias. Atlético flaquea por alto.

Táctico. Okazaki de ‘6’, Slimani de doble punta o un medio de cierre detrás del ‘9’. Vardy juega cómodo y se sirve de cualquier combinación en el esquema.

 En Copa de Europa.

Frente a frente.

Sin encuentros. 

Contra ingleses                                                                                                                    Contra españoles

(en negrita resultados de local).

08-09 liguilla Liverpool             1-1 1-1

09-10 liguilla Chelsea               0-4 2-2

13-14 semifinal Chelsea           0-0 3-1

 

 

 

 

16-17 octavos Sevilla               1-2 2-0

       PJ G-E-P GF-GC pts. %

3  0-3-0     3-3       3    50

3  1-1-1     4-6       3    50

6  1-4-1     7-9       6    50

 

Casa

Fuera

Total

PJ G-E-P GF-GC    pts. %

1    1-0-0      2-0      2    100

1    0-0-1     1-2      0

  2    1-0-1     3-2      2      50  

Cruces

           J   G-P -E

1 1-0

2  0-2-1

           3  1-1-1

 

Eliminatorias

Liguillas

Total

El empate es en liguillas.

           J G-P

1   1-0

 

1    1-0

Goleadores

(en negro  los activos en los equipos)

Agüero                                             2

 

Simao

Maxi Rodríguez

Adrián López

Diego Costa

Turan                                                  1

Vardy

Morgan

Allbrighton                                              1

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s