Gaceta fútbol. 802

Atentado contra el Borussia Dortmund…Bauza se fue.

 Ya sufrió un torneo por un temor previsto, como una despedida.

El fútbol, de nuevo a prueba.

Se había escrito sobre la fortaleza que el fútbol debe mostrar ante los hechos de su entorno. Lo más reciente fue el atentado en el metro de Rusia; antes se expusieron las situaciones con los grandes torneos, por servir estos como potencial escenario para actos terroristas. Se trataba, empero, se eventos ajenos al deporte, que lo afectaban como parte del tejido social. La Copa de Europa, que se había solidarizado con el mundo, posponiendo una jornada, la programada para el 11 de septiembre de 2001, por los ataques ocurridos ese día, recibió la afectación directa de las situaciones que vive un mundo en pelea por todas partes. La explosión de una bomba, aparentemente programada para estallar al paso del autobús que trasladaba al Borussia Dortmund a su estadio para enfrentar al Mónaco, fue tomada de manera ligera. El partido se aplazó veintidós horas. La televisión y los protocolos soportan la espera. El fútbol también deberá hacerlo, pero el temor surgió en Madrid. Leicester, que jugaría al día siguiente allí contra el Atlético, recibió escoltas para su entrenamiento de hoy, reporta The Times, porque la tensión y el temor ya alcanzaron a la sede española. La detención de aficionados de los Foxes por disturbios en una calle de la capital española, salpicaron las previsiones.

En Alemania, debería reforzarse la seguridad para el Bayern-Real. Y es que el país casi centroeuropeo, es blanco señalado desde los ataques de París, de nuevos atentados. Lo de Berlín, en diciembre, quedó como un aviso.

Uefa se limitó a su comunicado de rutina. El cuento fue que una reunión con delegados de lose quipos y autoridades de la ciudad de Dortmund, dejó el saldo de la posposición del partido, como si no existiera temor a réplicas del atentado allí o en otro entorno del partido. La seguridad del público nunca estuvo en riesgo, contaron medios.

No es conveniente lanzar una amenaza al terror a manera de imposición de jugar un partido. Debe hacerse, para no doblegarse ante el chantaje del terrorismo, pero jugar al día siguiente es desafiar a la incertidumbre sobre otro ataque que a estuviere preparado, si bien, los terroristas no tendían un dispositivo de ataque alterno porque no preverían que fallare el que montaron.

La Champions no debe creerse fuera de riesgo. Con estos eventos no se permite dejarlos pasar y continuar la vida ignorándolos.

Se veía.

No se hizo esto con Edgardo Bauza, y se cumplió la previsión de su despido como técnico de la Albiceleste. Se encendieron alarmas en Sevilla. El club con ese nombre, no está dispuesto a dejarlo partir sin pago de la cláusula de rescisión de millón y medio de euros. La Afa, se había dicho, pagaría novecientos mil dólares a Bauza como liquidación de su contrato. Alrededor de dos millones quinientos mil dólares costaría a la Asociación argentina renovar el banquillo de la selección. De Simeone, el otro candidato escuchado, no se habla por ahora, y Sampaoli podría elevar su cotización sin haber ganado nada en su temporada debut en la liga española. Sólo por ver en él lo que en un país hijo de España llaman espejitos.

Efemérides:

Nacen Cesarini, Cabañas, Polillita Da Silva, Tamada, Thiago Alcántara; fallece Laurent.

Anuncios

Un comentario en “Gaceta fútbol. 802

  1. Pingback: Gaceta fútbol. 804 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s