Panóptico. 82

Trump y sus guerras…Hitler en los discursos políticos…Policía testimonial en Morelia…El accidente en la Siglo xxi…Presidentes buscan aprobación para extender mandatos…Notas de rutina.

El artilugio del atentado.

Una semana atrás [Panóptico 81] se reiteró el esquema armado por presidentes de Estados Unidos para producir guerra en beneficio de sus intereses. No tanto de los de su nación. El mes de Donald incluye tres bombas sobre asentamientos militares en Siria, afectando a gente ajena al conflicto, y ayer lanzó la bomba no nuclear más potente que se tenga documentada. No ser nuclear hace palidecer el epíteto La madre de todas las bombas. Se vio esta como una manera de mantener el presunto dominio estadounidense en Afganistán, blanco de la bomba, en donde los reportes de la gente de Trump decrecimiento continuo de los efectivos locales debido a esos ataques.

Bashar al-Assad lo acusó responsable de haber creado el ataque con gases químicos en Siria, ocurrido el día 4. El esquema proviene desde Busch hijo, con la guerra que creó en Afganistán para justificar la intervención militar en el país.

Las nuevas guerras de Estados Unidos ocurren sólo en el espíritu de Donald Trump. No existe una declaración de guerra formal. Surgió desde el escritorio con las reformas de migración para bloquear el paso de migrantes de países sobre los que Trump ha puesto el blanco de las tropas estadounidenses.

Donald está tomando medidas en favor de cumplir lo que expresó semanas atrás, de que estaría en la Casa Blanca ocho años. Las guerras van aumentando su popularidad, veleidosa en las encuestas, hasta fijarla entre las preferencias del ciudadano promedio, el que ve la correspondencia a su voto en la creación de empleos con mejora salarial. El efecto que la guerra tiene en una economía sana consistió muchas veces en hacer árbitro de un sistema económico. Derrocar presidentes, a los que Estados Unidos presenta como dictadores, permitió la colocación mercantil del país en los territorios de ellos. Afganistán es el caso más reciente. En Irak se intentó, y Siria parece ser el siguiente blanco de colonización comercial de los norteamericanos.

Avanza Trump como si él fuera el dictador. Se ha citado a Chomsky y su postulado de que las decisiones importantes se toman sin tomar en cuenta la voluntad popular porque la imposición es la legitimidad del estado.

No escucha Trump a Xi Jinping, que le pide calmar el conflicto con Corea del Norte, el enemigo más incierto que se puede crear Estados Unidos, porque el estado es él, Trump, que respalda su popularidad con guerras que inciden en contento de su pueblo.

Vigencia de un grande.

No es vista como fascista la actuación de Trump. coinciden analistas en eso, porque él no tiene un equipo humano que lo respalde. Trump es una figura televisiva que no controla masas; las atrae hacia él. Así ganó la campaña electoral. Los espectros de grandes dictadores surgieron en su entorno, y más allá, en la semana reciente. Primero, Ken Livingstone, alcalde de Londres por llamó nazis modernos a políticos alemanes y franceses; Marine Le Pen desvinculó a Francia de la expulsión de judíos en 1942, y el martes 11, Sean Spicer, jefe de prenda de la Casa Blanca aludió al ataque químico en Siria. Para él, ni Hitler actuó como Assad, porque el Füher no lanzó gases contra su propia gente como lo hizo Bashar; Hitler no lanzó gases contra inocentes, se escuchó de Spicer. “You know, you had someone as despicable as Hitler who didn’t even sink to using chemical weapons.” Quiso decir que Hitler no lanzó gases en público, si mal no se entendió. Una reportera, lo citó de inmediato sobre su comentario para que aclarara, Spicer, titubeante no compuso ni escapó:

“I think when you come to sarin gas, there was no — he was not using the gas on his own people the same way that Assad is doing, I mean, there was clearly, I understand your point, thank you. Thank you, I appreciate that. There was not in the, he brought them into the Holocaust center, I understand that. What I am saying in the way that Assad used them, where he went into towns, dropped them down to innocent, into the middle of towns, it was brought — so the use of it. And I appreciate the clarification there. That was not the intent.”

Hitler no usó los gases contra su gente. Pero agregar que no lo hizo contra inocentes, mantiene a los judíos en la estima que les dio Hitler.

Permiso para el delito.

Ni siquiera Morelia emplea a su policía para atender cosas de calle. Para el jueves santo no se desplegó el operativo que se venía acostumbrando en eventos masivos. Bastaban para transmitir la inseguridad, policías de varias categorías apostados afuera de templos del centro histórico, portando armas de esas que sacan tantas balas como fotocopias por minuto impresoras modernas. Policías federales -y aseguran que la gendarmería anda siempre por el rumbo- están para hacer que no ve. Se le preguntó a uno por su función. Respondió que no pueden los de su corporación atender situaciones en el espacio público, porque eso es competencia de los municipales. No obstante la promoción del mando unificado, un símil del fútbol total entre las corporaciones de policía en Michoacán, no las atienden porque entonces los municipales ya no harían su trabajo.

En el centro de Morelia se puede producir el ilícito con libertad. Desde al asalto, el asesinato o la agresión menor, si no es a la presunta vista de los municipales. Ellos justifican que sólo pueden actuar si toman al agresor en flagrancia. Pero les encanta detener a quien se le antoja, en calles desiertas, para revisiones de rutina, pretexto para un posible asalto. Durante horas, no hay policías atentos en muchas cuadras a la redonda. Delinquir o agredir tiene el seguimiento de retiro libre del espacio donde cometió la falta.

Las armas de alto poder de los espectadores del desorden, no tendrían justificación de empleo en donde sólo hay advertencia de delitos menores. Si el espacio del centro es para municipales, y los otros no actúan para no quitarles el trabajo a los de casa, el teatro se entiende menos.

En la Autopista de la muerte.

Se trata de ocultar lo que afecta la imagen del estado, más en fechas de concurrencia masiva. El accidente en el amanecer de ayer en la autopista Siglo xxi, escenario para que Michoacán lidere otro apartado nacional en mortalidad, lo facturaron medios nacionales a Guerrero, entidad federativa que tiene parte de la autopista. Habló el jefe de esa entidad. La televisión habló de Guerrero. Nadie en Michoacán salió, ni siquiera al quite por los paisanos fallecidos. Porque manifestarse a través de mensajitos de menos de ciento cuarenta y una letras por internet, es lo mismo a no dar la cara. Se quiso evitar la atención hacia Michoacán, que prefiere celebrar sus semanas santas y venderse bien al turista. Si a Guerrero le tocaba la nota, valía no ser metiches, pero se mostró otra vez que a Michoacán hay que tenerlo como estado donde lo malo nunca se nota. Y a veces ni existe.

Domingo histórico.

Quieren hacerlo por muchos años los presidentes de Turquía y Brasil. Temer convocó a la gente fuerte de su gabinete para tratar la reforma a las pensiones, que tantos votos puede dar en el parlamento. Temer ha visto varias protestas contra su mandato.

Lo estelar lo da el referendo en Turquía. Erdogan dio el preámbulo al arrebatar el poder a las cámaras y busca con el referendo aprobación a su medida de concentrar el poder absoluto en el presidente. En su página, Reuters pone como resultado de una encuesta suya, 50.9 por ciento en favor de Erdogan. Una minoría de ventaja para pensar en un reclamo como el del Brexit, pero con alguien que actúa como dictador, el resultado puede ser determinado, como el del referendo de octubre en Hungría, por las ganas del presidente. Al fin que él ya tiene los poderes. Falta la firma de su pueblo. (Lista de referendos, en 67.)

Más apedreados, acuchillados y hasta azotados.

Un presidente más, como esos, fue apedreado. Maduro. Meses atrás, Macri. En relación a puntos tocados en esta edición, Gran Bretaña quiere que sus policías usen tasers, arma que goza de buena fama en el Reino. Como los azotes en países asiáticos. En Indonesia azotaron a dos varones por profesarse sexualmente su amor. Y Marvel despidió a dibujante de ese país por poner mensajes ocultos en sus historias.

Anuncios

4 comentarios en “Panóptico. 82

  1. Pingback: Panóptico. 103 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Panóptico. 108 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  3. Pingback: Soliloquios sobre fútbol. 38 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  4. Pingback: Panóptico. 150 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s