Futbolistas asesinados a balazos. Footballers shot deads for gun.

Países de probada tasa delictiva alta, disputan el liderato de una clasificación que del primer mundo recibe poco.

Cuando la figura del futbolista se manifiesta como una unidad del sistema social en que vive, lo indica la situación que se describe. Relación con el poder que está por encima de los gobiernos y víctima del comportamiento que se adopta contra la violencia, son las razones de la lista que se presenta, ordenada por país. Por cronología, dispersa la apreciación de su geografía. Parte de 1974, con las omisiones de riesgo.

Sólo fallecimientos en el sitio del atentado.

Colombia (16 asesinatos).

 

Omar Darío Cañas (22 años). 4 de febrero 1993. El “Torito” fue encontrado atado de pies y manos con otras tres personas en la zona metropolitana de Medellín. Se dijo que su club. Nacional de Medellín, le atenía advertido rescindir su contrato por la mala conducta que estaba mostrando.

Osvaldo Sierra (27). 1 de agosto 1993. Acribillado al abordar un taxi. Nexos con el narcotráfico, la versión. Jugaba para Independiente de Medellín. Que era el tercer futbolista colombiano asesinado por esas fechas. Otro era Cañas.

Andrés Escobar (27). 2 de julio de 1994. Por su autogol en Copa del Mundo que habría hecho perder apuestas a narcotraficantes. Le dispararon en un estacionamiento.

Arley Antonio Rodríguez bedoya (20). 11 de julio 1995. Salía de un centro médico cuando lo balearon junto a un acompañante que también falleció. Acudió a atenderse heridas que tuvo en un altercado con desconocidos.

Alberto Usuriaga (37). 11 de febrero 2004. Diez balazos. Se cuenta que en riña de barrio, porque andaba con la mujer de un narcotraficante.

Edwin Martínez (19). 15 de abril 2009. Asesinado por pistoleros desde una motocicleta.

Edison Chará (31). 19 de octubre 2011. En un “confuso incidente”, dicen notas, un compañero futbolista, le disparó. Murió en el hospital.

Ferley Reyes Rivas (22). 16 de enero 2011. Le dieron estando en la peluquería. Era del Unión Magdalena. Un compañero quedó herido.

Cristian Racero (31). 27 de mayo 2012. Dos tiros para el de Atlético Junior, por un hombre del que decían, le robó y no soportó que lo acusarán de ratero. Murió en el hospital.

Alex de Ávila Fontalvo (22). 10 de junio de 2012. A él, y a un compañero, les dijeron en una riña de bar, lo que a Escobar: “No saben con quien se metieron”. Y regresaron para matarlos. 10 tiros.

En Fútbol red se narran los casos de Martín Zapata, “El Gallo”, baleado por cosa de una mujer; Elson Becerra, Felipe Pérez y Juan Guillermo Villa

Méjico (7).

Octavio Muciño (24). 3 de junio 1974. El “Centavo”, promesa de su fútbol, duró tres días en coma por los balazos que lo llevaron a la muerte. En una riña de restaurante. Era de Chivas.

Jaime López Salazar (24). 27 de junio 1974. En medio de una manifestación, en donde quedó incidentalmente. Recibió tres tiros en Guadalajara. Nueva promesa del Rebaño cegada,

José Guadalupe Ibarra. 1982. El del Toluca, defendió a una mujer y lo mataron.

David Mendoza (30). 31 de octubre 2008. El “Magic” vio lo último en el estacionamiento del estadio 3 de marzo. Fue a ver un partido.

Ignacio Flores Ocaranza (58). 11 de agosto 2011. Retirado, a “Nacho” le balearon la camioneta en la que viajaba, entre Cuernavaca y el Distrito Federal.

David Josué García Evagelista (15). 26 de septiembre 2014. En al atentado de cerca de 400 balazos al autobús de los Avispones de Chilpancingo.

Omar Martínez (30). 10 de octubre 2014. Hay nota de este trabajador de Petróleos mexicanos, presentado en ella como futbolista. Sería amateur o aficionado. Estaba ebrio al recibir impactos en Poza Rica, Veracruz. Nota.

Honduras (4).

Milton Flores (28). 19 de enero de 2003. Al “Chocolate” lo derritieron cuando estaba en un automóvil. Su compañera, herida.

Arnoldo Peralta (26). 10 de diciembre 2015. A punto de abordar su automóvil, le dispararon por supuestos problemas personales. El día de esta nota, quedaría resuelto el caso, decían las autoridades.

Alfredo Pacheco (33). 27 de diciembre 2015. Estaba suspendido de por vida, y de la vida lo suspendieron cuando iba al baño en una gasolinera.

Marvin Paz (34). 23 octubre 2016.

Guatemala (3).

José Oger Bermúdez (27). 27 de febrero 2006. Aparente asalto. Lo encontraron en su automóvil.

Pablo Villalta. 23 de julio 2015. En 2007 sufrió un atentado. No esperó a que la tercera fuera la vencida.

Walter López (37). 9 de agosto 2015. “El General” salía de un estadio. Iba con su familia.

 

Brasil (3).

Cassio Barros da Silva (21). 13 de octubre 1994. Pidió salir del equipo, el Central Social Espotivo (Cse), y su presidente le respondió con un tiro. Gilson Raimundo Vieja, el asesino.

Robert dos Santos (23). Octubre 1994. Un hincha le disparó por haber fallado un gol.

Alexander Gonzalves da Silva (20). Octubre 2006. A punto de debutar, porque se negó a colaborar con el narcotráfico.

Panamá (3).

David Pontillos. Mayo de 2008. Menores, lo asesinaron.

Javier de la Rosa. Mayo de 2011. Después de un partido en Chorrillo.

Almícar Henríquez (33). 15 abril 2017. Afuera de su domicilio.

Sudáfrica (2).

Issac Mkhwetto. Febrero 1999. Lo mató el árbitro Lebogang Petrus Makghetti. Este dijo que el jugador le dio con un cuchillo por anularle un gol. Lo multitud invadió el campo, y el juez tomó un revolver de un amigo que estaba junto a la cancha. El jugador era del local Wallabies, con sede en Hartheesfontein (World soccer, abril 199).

Senzo Meyiwa (27). 26 de octubre 2014. Baleado en asalto a casa de su novia en Johanesburgo.

Perú (1).

Ricardo González. 26 de noviembre 1993. En Arequipa, Era de Melgar Fc. Antes de morir, reveló el nombre de su asesino.

Italia (1).

Luciano Re Ceccani (27). 18 de enero 1972. El “Ángel Rubio” pasó a ser celestial por la broma de asalto que le jugó a un amigo, quien se giró y le disparó.

Venezuela (1).

Roland Pérez (21). 1 octubre 2016.

 Nigeria (1).

Izo Joseph (24). 18 octubre 2016. Caso aparte. Su asesinato no fue, en apariencia, intencional por haber sido por bala perdida. Jugaba en Shooting Star.

En esta nota los casos de Mohamed Madani (Argelia), Sebastián Gómez “Sabas” (España) y Walter Velázquez (El Salvador).

 

Fútbol Sala.

Lima, 6 de septiembre 1992. Cinco hombres mataron a dos que jugaban.

Hay texto de futbolistas baleados que no murieron.

Anuncios

3 comentarios en “Futbolistas asesinados a balazos. Footballers shot deads for gun.

  1. Pingback: Futbolistas y ex secuestrados. Footballers and former abductees. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Futbolistas baleados que no murieron. Footballers shot but not killed. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  3. Pingback: Gaceta fútbol. 808 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s