Champions league 16-17. Cuartos. Ida. El balón como estrategia, no como estilo.

La tendencia desplaza a estilo, esa forma de hacer fútbol, sin dejar viso de una constante que indique el presente ni el futuro inmediato en Europa.

             Los equipos gustadores de posesionarse de balón no trascendieron; Real Madrid lo usó como estrategia y remontó.

             El pleno español quedó en duda por la nueva exigencia de remontada al Barcelona ante una Juventus que sin balón también pone maestría.

             Los dos alemanes, por regresos inéditos.

             Mónaco ya dejó su marca y Leicester es quizá el más viable para revertir una eliminatoria.

Surgieron exhibiciones del último fútbol que marcó época en el torneo. Se está acudiendo a una transición contrariada por los esquemas tácticos. El juego concatenado largamente sin interrupción, ejercido con autoritarismo por Barcelona y trasladado vía uno de sus directores técnicos creadores, hacia Bayern Münich, atisbó buscar escuela en la variante desde el 4-2-3-1, sistema dominante en los tiempos del último gran Barcelona, hacia el 4-3-3 que buscaba ejercerse en secuencias ininterrumpidas, no necesariamente largas, y que en a jornada mostró su retrospectiva negativa.

Juventus y Real Madrid entendieron, uno el estilo, en la táctica; el Merengue en la estrategia de jugar sin balón. No reñirlo es constante en equipos de actualidad. Dejaron esos dos tenerlo a Barcelona, todo el partido, y a Bayern en el primer tiempo, para inducirlos al juego de toques inacabables, que no de soluciones, porque no piensa, ni de alternativas ni variantes para entrar.

El piloto automático del Barcelona siguió sin superar su pendiente. El de un equipo italiano tradicional; y mejorado, adecuado al tiempo. Porque el desarrollo azulgrana con Luis Enrique consistió en la transición del toque ininterrumpido e incontable, a la practicidad de la secuencia de gol breve para habilitar en poco tiempo a rematador. Juventus permitió la posesión; que el Barca paseará el balón, pero no que lo colocara a espaldas de su defensa. Una vez lo consiguió el equipo español. En la escena donde Iniesta cruzó y Buffon desvió.  Un minuto después se produjo el 2-0 italiano.

Real Madrid supo que para anular al Bayern era preciso arrebatarle el balón. Mientras el Bávaro se acomodaba en su nuevo esquema tras la expulsión de Martínez, Real se hizo del balón y lo paseó; lo detentó como medio de pensamiento y estudio. Ante todo, como estrategia de control. Nunca pensando en un estilo que el Merengue no ha creado ni le interesa desarrollar.

El estilo volvió a apreciarse como una forma particular, a veces personal, de hacer el fútbol y granjearse identidad un equipo. Una manera propia, sin extensión –la imitación o emulación- de resolver el fútbol. Decreció en sus dos exponentes incambiables. Uno de ellos, Bayern, continuado en el 4-2-3-1 que mantiene primacía.

Las otras dos series mostraron modo y manera. Esta, en Dortmund. El Tigre sufrió consecuencia del atentado sufrido durante su traslado al estadio. Bartra, seguro inicialista en la defensa con tres ideada por Tüchel para sus sistema, quedó inhabilitado. No se reemplazó la baja y Sven Bender, contención alterando algunas veces en la central, firmó el desastre personal y colectivo en el trío de fondo.

Su salida para el segundo tiempo dispuso al Dortmund ideal, con Piszczek lateral corrido a central; Guerreiro en el lateral izquierdo; Sahin en el mediocentro y con esto, el adelanto desde esa zona de Kagawa en el 3-4-3 o 3-6-1, según se lea la posición de los jugadores colocados entre el doble ‘5’ y el ‘9’.

Mónaco estuvo adecuado al 4-4-2 que dispone. Emplea al ‘10’ de su anterior 4-2-3-1 –Silva- como interior, y agregó un delantero. Sólo un punta destaca. Tocó Mbappé, con su doblete, y Falcao hizo el trabajo oscuro de segundo delantero.

Distinto es el 4-4-2 del Atlético. Griezmann, por su volanteo, es el segundo punta, y también el goleador. Esta vez, de penalti, jugada que en octavos vio lucir a Schmeichel bloqueando dos del Sevilla.

Equipos muy justos se vieron en el Calderón. Simeone con su permanente ensayo. Koke y Ñíguez alternan centro y lado de acuerdo al partido, y Antoine hace la transición hacia el ataque que sigue confiado a los acarreos, entradas como cuchillo y asistencias de Torres.

Shakespeare tiene un equipo de sólo once jugadores, aunque Belanouane, reemplazo del lesionado Morgan, le confirmó que hay al menos un cambio para 90’. King y Slimani, para mencionar sólo a los que salieron desde el banco en Madrid, le ayudan a apostillar partidos.

Leicester cuajo su partido ideal. Sólo por el penalti encajado no sacó un resultado menos incómodo para el intento de un regreso que no teme. Atlético no mantiene el balón mucho tiempo, y en casa los Foxes lo solicitan más; lo juegan con presteza y el Atleti rápido no es.

El infierno en las vueltas es para cuatro equipos. Barcelona, único en remontar cuatro goles tras una ida, se las ve con Juventus, que en cuatro ocasiones salió eliminado tras ganar ida en casa.

Bayern Münich, derrotado en sus anteriores cuatro encuentros con el Madrid, ganó varias veces por dos goles en una vuelta tras caer en la ida; el resultado que necesita ante un Real Madrid nunca eliminado cuando ganó ida afuera.

Dortmund que sólo en 63-64 remontó una eliminatoria (a Mónaco no le remontaron ninguna), y Leicester tendrá a un Atlético remontado sólo 1 vez cuando ganó una ida.

Para todo intento de calificación, valdrá más la manera que el estilo.

El once de la jornada.

Neuer 8

(Bayern)

Alves 8                      Ramos 7                   Chiellini 7                 Marcelo

(Juve)                        (Real)                        (Juve)                        (Real)

Kagawa 7                 Koke 7

(Dortmund)               (Atleti)

Robben 7                              Dybala 8                   Ronaldo 8

(Bayern)                                (Juve)                        (Real)

Mbappé 8

(Mónaco)

Dt: M. Allegri (Juventus).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s