Gaceta fútbol. 809

Avanzaron los equipos de Madrid en la Champions…El arbitraje europeo, hacia una crisis.

 No pasó en limpio el festejo de una ciudad, por una situación que sólo debe tratarse fuera de los partidos.

Antes del análisis.

Real Madrid y Atlético de Madrid sortearon a su manera los cuartos de final en la Copa de Europa 16-17. Por el contrario, Alemania podría quedar sin sus dos sobrevivientes. Uno, el Bayern, fue echado por los Merengues. Sería la primera vez desde 08-09 sin presencia alemana en semifinales. Los Bávaros habían jugado las seis anteriores. El Real también. Los dos habían quedado en octavos en la temporada precedente a esa seguidilla (10-11.) Vendrá el análisis, luego de discutir con los videos contemporáneos. Esas señales de internet que se atrasan, se actualizan para emparejarse en el tiempo, saltándose algunos segundos, y que en la repetición –el partido en diferido- hacen lo mismo. Van a paso lento o normal, y a veces no perdonan que se pause. Se lo cobran con demora en regresar a la señal. No importa. Se terminan de ver los partidos. Por lo menos en la hora deseada, no en la que imponen los servicios de televisión por cable.

Al Bayern se le apreció lo que le faltó. Una figura para estos partidos. Ancelotti deseó durante tanto tiempo dirigir a Vidal, el de los cuatro goles virtuales en la eliminatoria contra el Real [Gaceta 804], por creerlo el indicado para dar soporte al tridente que Carletto armó y dejó encarrilado para la posteridad en el Real Madrid. Lo creyó para hacer fuerte una delantera, la del Bayern, que siempre daba más cuando se le creía en su tope. Pero el chileno condenó esta eliminatoria. Con los goles malogrados en la ida, y con una expulsión, merecida o no, de fama. Es de los jugadores marcados por los árbitros, que no creen que vaya sobre un rival con buena intención.

No excusa su salida la derrota. Como en Münich, Bayern se perdió luego de una expulsión, y en la ida, Vidal no ayudó a rearmar esquema ni sistema. Gritó el chileno su juego, con organización, pase y contención, y un Cristiano silencioso, que como en la Final del Mundial de clubes guardó su mejor versión posible, que no la más alta, para la prórroga, donde se funden las piernas y las mentes, agregó en 5’ dos goles al que ya tenía, y 3’ después del segundo, Asensio no le sirvió el cuarto. El novato quiso su gloria. No era pecado buscarla en vez de asistir al laureado CR7, y el fallo se le dispensaría. No fue un alarde mócil; sí de madurez; no la tiene el 20, pero como si la tuviera, pasó entre por la zona vigilada por el par de centrales que ganó la Copa del Mundo, y se mofó del portero que también la levantó.

Lejos, en Inglaterra, Atlético se involucró en el peloteo aéreo en mediocampo que favorece a Leicester. No bajó el balón el Colchonero y con un cabezazo, en la casa donde hacer eso es blasfemia para el anfitrión, abrió marcador y aumentó su global. Chilwell entró en el segundo tiempo como lateral, apareció sólo en minutos seguidos, en donde debía estar un delantero, y elevó dos remates.

Atlético pareció divertirse con la velocidad de un juego que como el del Bernabéu, cruzaba el campo de lado a lado apena se concluía una jugada. Pero habrá temido el equipo del Cholo en los minutos finales, cuando los Foxes sólo calificaban si marcaban dos veces en ese tiempo, y ocasiones y argumentos no les faltaron.

Una gran noche. Con doble festejo para una ciudad dividida, que podría cruzar a sus dos calificados de hoy en la semifinal. O el sorteo los pondrá en camino de verse en la tercer de las más recientes cuatro Finales. Atlético sólo faltó a una semifinal de las cuatro recientes. Porque lo eliminó el Real.

Alarma de negro.

A Aytekin, el Barcelona, por los errores cometidos por el alemán en la vuelta de octavos. Arbitraje tan repudiado no se había visto desde que Viktor Kassai avaló la calificación a la Final del Bayern Münich en 12-13. El equipo alemán acabó con la Copa. El anterior, lo dio Ovrebo, beneficiario virtual del Barcelona que de Stanford Bridge se fue hasta la coronación en 08-019. Se escribe virtual, porque no se sabe si un equipo hubiera metido los penaltis que no le concedieron.

Volvió Kassai. Al menos una meta en fuera de juego le dio a Ronaldo; expulsó a Vidal por una tibieza, y a Casemiro le guardo la segunda amarilla dos veces. Uno de sus auxiliares lo acompañó en la noche de 2013. Ring. El que no vio el fuera de juego del 2-2.

El criterio aplicado con Aytekin debería seguirse con el húngaro, uno de los últimos talentos del arbitraje europeo que comienza a clamar sangre y ojos nuevos.

Skomina y Kuipers dan su resto en los partidos del miércoles. El holandés, aquel que marcó dos penaltis de los que casi nadie cobra, en el Barca-Milan 11-12, regresa al Camp Nou para presidir el intento de una nueva gesta del Barcelona.

Efemérides:

Nacen Zagatti, Crosa, Donett; fallece Erminio Favalli.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s