Jugadores que se hicieron sacar tarjetas intencionalmente. Footballers that provoked cards themselves intentionally.

La advertencia de Daniel Alves de buscar la tarjeta amarilla en la Champions league 2011-2012 para no arriesgar su presencia en el Milan-Barcelona, es un artificio al que los españoles han puesto marca registrada; en América, reglamentos incoherentes han motivado conseguir la tarjeta roja. En la Champions 14-15 se reiteró la suspicacia.

Lo de Copa de Europa se menciona aparte.

La recepción de la amonestación en el Bate-Barcelona del match day 2 de la Champions dejó a Alves condicionado a la suspensión por acumulación. Anunció que la provocaría en el Barcelona-Viktoria para pagar el castigo en la fecha 4 en la vuelta de esa serie y garantizar su presencia en la jornada 5 contra el Milan. En los 2000, Roberto Carlos y otros del Real Madrid anunciaron que harían eso para no exponer su participación en un partido contra Barcelona.

Este apartado de trastadas del fútbol español había sido abierto un año atrás, en el mismo torneo, pero no es privativo de los jugadores de La liga de las estrellas.

En su editorial al número 1119 (24 al 30 de marzo de 1997), Don balón calificaba actos así contrarios al fair-play, mencionando que habían sido “numerosos” los equipos que lo habían padecido en España, y ponía comprometida la situación del árbitro.

Y en el número 1227 (19 al 25 de abril de 1999), el columnista Juan José Castillo escribió que los clubes aplicaban perdón en vez de sanciones en el caso de las expulsiones.

La dispensa tiene justificación en casos como los listados, pero la cuestión alcanza al director técnico. Si un jugador decide perderse un partido por sanción, el míster –incluso por acuerdo mutuo, con la razón de mediador-podría no alinearlo en ese partido para tenerlo disponible en el siguiente, en el que desea jugar.

En el caso de Alves, haberlo excluido del partido en Chequia para que jugara en Milan llevaba a lo mismo: en San Siro buscaría la acumulativa para pagar en la fecha 6 y empezar sin tarjetas octavos.

Clarence Seedorf. Real Madrid-Zaragoza, fecha 30, 24 de marzo de 1997. Él, Mijatovic y Panucci dijeron que se harían sacar la acumulativa para pagar la sanción mientras contestaban una convocatoria con sus selecciones (no se instituían aún las jornadas FIFA), y cada cual anunció cómo pensaba conseguirlo. Sólo el holandés cumplió.  Árbitro: Japón Sevilla.

Edmundo Alves de Sousa Neto. Final, ida, del Brasileirao, Palmeiras-Vasco da Gama, 14 de diciembre de 1997. “El animal” es un gran padrino en un conteo como este. Casi cada partido jugaba condicionado por las tarjetas. El reglamento del campeonato brasileño indicaba que la acumulación implicaba suspensión inapelable, no así la expulsión. Tras ser amonestado en este partido, buscó la expulsión para no perderse la vuelta de la final. Lo consiguió al bailar sobre Mauro Galvao. Árbitro: A. Pereira.

Adolfo Bautista. Jaguares-Guadalajara, cuartos de final, vuelta, 7 de mayo de 2006. La FMF estipuló que si un equipo que hubiera cedido más de cuatro jugadores a la selección –que estaba concentrada para la Copa del Mundo- sufría expulsiones, la sanción se pagaría hasta la temporada siguiente para no disminuirlo más. Al “Bofo” no le importó la suciedad, sí la deferencia, y la roja que vio con intención o no, le permitió jugar las semifinales, donde fue decisivo, y Chivas acabó campeón. Árbitro: Manuel Glower.

Rafael Márquez Álvarez. México-El Salvador, fecha 5 del hexagonal eliminatorio para la Copa del Mundo, 10 de octubre de 2009. Penúltimo partido del clasificatorio, y el de Zamora estaba a una tarjeta de la suspensión. Con México calificado, se la hizo sacar para perderse el partido final y no el primero del Mundial. Tiene otra de estas. Árbitro: Batres.

Gerard Piqué. Demoró 18 segundos en sacar de banda para provocar la tarjeta y no jugar previo al clásico contra Real Madrid. Se habló de una mano de Barkero para lo mismo.

Neymar Junior. Brasil-Bolivia, fecha 9 de eliminatoria mundial, 6 octubre 2016. Sospecha de que se acarreó la acumulativa para no jugar el siguiente partido, contra Venezuela, y regresar antes a Barcelona. Un golpe que lo retiró del encuentro podría haberlo inhabilitado de todas maneras.

Se sospecha que se hizo amonestar el 8 de abril 2017 en Málaga, para no estar en el siguiente partido y no perderse el Clásico. Más tarde le sacaron segunda amarilla y le dieron dos partidos. No estaría en el Clásico.

Primera edición: 9 de noviembre de 2011.

Actualizaciones.

Primera: 25 de noviembre de 2014.

Segunda: 21 abril 2017.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Jugadores que se hicieron sacar tarjetas intencionalmente. Footballers that provoked cards themselves intentionally.

  1. Pingback: Jugadores que se hicieron sacar tarjetas intencionalmente en Copa de Europa. Footballers that provoked cards themselves intentionally in European Cup. | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s