Panóptico. 87

Morelia y su calle sin acera para autos y peatones…Bloqueos y persecución a sitios de internet…Hacia la elección en Francia…Trump y Corea del Norte…Mundo violento.

Permanente innovación.

Morelia tiene su manera de innovar. Oficializa la peatonalización de su primer cuadro, con el estreno de media cuadra a disposición del transeúnte. Los inconvenientes surgieron desde los comerciantes que desde hace décadas atienden en las calles afectadas. En esa media cuadra hay dos muy añejos. Uno, estacionamiento. El otro, posada que necesita su entrada por esa calle. La idea inicial fue bloquear al tránsito vehicular sólo una parte de la calle, la mitad, la que fuera, para permitir el paso hacia el estacionamiento. Así se hizo, pero la calle quedó, en estos los primeros días con su nuevo uso, para el tránsito compartido y simultaneo de peatones y automóviles.

En esas calles donde no funcionó el uno en uno: un peatón, un auto, por la arbitrariedad de los conductores que nunca ceden el paso, esa media cuadra es poner al peatón en riesgo ante los conductores, sin verse ahora por dónde surgiría la responsabilidad de la mente obtusa que tuvo la idea de modificar el uso de la calle. Le avisa al transeúnte que es para que camine, y le deja la responsabilidad por su seguridad.

Morelia debe de ser la única ciudad en el mundo con una calle, aunque sea a medias, en la que autos y peatones transitan en simultáneo. Justo donde no existen el respeto al transeúnte ni la educación vial.

Con atención a la libertad de prensa.

Es sólo una calle en una ciudad que colecciona muertes en alto número, y las del día siguiente desplazan en el recuerdo a las de actual. Sólo que no se publicitan como decapitaciones y ejecuciones, en sitios de visita masiva en internet. El tema se tocó incidentalmente en Panóptico 84, al tratar de lo prohibido y lo no censurado en medios sociales. Reino Unido ratificó su intención de perseguir a páginas de difusión masiva por no retirar videos y fotografías de asesinatos y algo que llaman pornografía, pero en Turquía fueron a más. Bloquearon Wilkipedia. Las versiones, en estos casos, surgen desde dos partes. Para los medios, el bloqueo se debió a contenidos relacionados con terrorismo. El gobierno pide a la empresa que abra oficinas en el país para que acate las leyes del mismo, y que sus contenidos no guarden relación con la censura contra el país.

No obstante defectos en la información que brinda el sitio, se retira una fuente que más que servir al periodismo profundo, auxilia en la promoción de otra información, respaldada en ese periodismo, y como puede ocurrir con la censura que Reino Uniod pide para google, youtube y feis buc, negar fuentes que exponen contenido cuya censura obedece a medidas casi dictatoriales de los gobiernos, que en las redes encuentran al antagonista difusor de lo que ellos no quieren que se vea.

Una ejecución o una imagen sexual con menores debe ayudar a conocer y entender las maneras en que se está procediendo en una sociedad, y la censura, como siempre, es lo único que no ayuda porque sólo permite continuar prácticas condenadas por los regímenes y morales.

Otra vez prenden fuegos en la antesala.

De eso no le quieren ver nada a Marine La Pen. La imitación del discurso que hizo, al dictado por Fillon en abril 15, generó distintas visiones. Si era un guiño hacia los simpatizantes de su rival, o si busco granjearse otros públicos. Las partes más señaladas, -a verse en otro texto- corresponden a citas de terceros. Uno, Paul-Marie Couetaux, auxiliar en el discurso de Fillon, y quien apoya a Le Pen. No ve malo que dos candidatos digan lo mismo. También tomó el discurso citas de otros, con los que respaldan la promoción de Francia mediante las antinomias de grupo construidas en muchos discursos políticos.

Al fin que Le Pen se acostumbra a coincidir en todo. Llegó con Macron a una fábrica el mismo día para hacer campaña. Ante público igual, discursos iguales, se diría, como se dice en el fútbol que a esquemas iguales, funcionamientos iguales. En el fútbol, cambian los modos. El efecto ante los rivales.

Se hizo este ejercicio con el discurso político, con el parecido criticado en uno de Melania Trump con uno de Michelle Obama, y el de esta con uno de Margarte Thatcher, acudiendo a la evidencialidad lingüística como medio de desempate entre la supuesta igualdad de los discursos.

Esta noche, va el último debate. El domingo será la segunda vuelta, la definitiva de la elección, si no hay que solicitar nueva instancia. La previa escuchó, como antes de la primera vuelta, el tronido de armas en París. Esta vez, dio tiempo a los candidatos de preparar, si lo creen conveniente, discursos contra esa violencia, sin la improvisación con que dictaron los de la primera vuelta.

La situación se pone en favor de Le Pen, por haber ella levado durante su campaña los anatemas en contra de los impulsores del terrorismo en Francia, pero los dos candidatos provocan reticencia en el electorado. La gente de Mélenchon pide voto en blanco en vez de dárselo a Marina.

Algunos ya señalaron la historia presente. Melania dijo un discurso de otra y ahora es primera dama. Le Pen también dijo discurso de otra persona.

Para alquilar balcones.

Marca otra pauta el triunfo de Renzi en Italia. Para los franceses y para el mundo por verlo como un triunfo ante las extremas derechas, caso de que la victoria en su partido lo lleva a su deseo: la presidencia.

La guerra se busca y se hace por otra parte. Mientras tanto. Trump siguió levantando el teléfono. Con Putin quiere arreglar la situación en Siria y pareció que hubo interés de colaboración. Con varios líderes nacionales, la plática se hizo para operar contra Corea del Norte. La nota grande surgió con la invitación a Duterte para que visite la Casa Blanca, sabiendo las contrariedades del filipino contra esa Corea y China. Duterte, como hicieron Estados Unidos y Australia, visitó a tropas de su país. A las marítimas, en el Mar del Sur de China. No se confía Donald de la colaboración de China contra Corea del Norte, y busca las alianzas que lo respalden y refuercen.

Antes, busca la entrevista con Kim Jong-un. South China Morning Post lo atisba como uno de los encuentros más dramáticos del siglo, y uno entre los grandes que nunca se dieron. El diario cuenta tres nunca consumados. Roosevelt con Hitler; Kennedy con Khrushchev; Nixon con Mao, y George Busch padre con Hussein.

De acuerdo con eso, puede darse el mayor encuentro entre líderes nacionales en al menos dos siglos, por la categoría del antagonismo. Una guerra mundial en juego. Lo nunca visto en la historia reciente, ese encuentro.

Más bocas, balas, violencia, cuchillos y amores extraños.

El tema de los derechos humanos contra Corea del Norte no pareció sensibilizarse tanto con la niña que dijo haber huido del país y denunció al régimen. Le hizo segunda una ex militar de su país cuando habló de abuso sexual y otras vejaciones en contra de las mujeres que servían en el ejército norcoreano.

La violencia continuó imparable. Lo más reciente, de hace horas, la explosión de otro vehículo en Kabul, con saldo de 8 civiles muertos. El lunes, se vieron más manifestaciones reprimidas. Turquía, Rusia, Cuba, Puerto Rico, y otras naciones las vivieron en el día del trabajo. Hong Kong tuvo disturbios con pistolas y armas de filo en ataques de pandillas.

El cuchillo, señalado no hace mucho por The Guardian como arma que ha tomado protagonismo en Reino Unido, recibió la misma estima en The New York Times, que continúa lo que el diario inglés.

En Australia siguen los pistoleros. Un niño de cinco años fue baleado en su domicilio y San Diego aportó a la continuada relación de balaceras en Estados Unidos.

Algo de amor hay en el mundo. Una agente del Fbi casó con el yihadista al que le encargaron investigar.

Anuncios

3 comentarios en “Panóptico. 87

  1. Pingback: Panóptico. 93 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  2. Pingback: Panóptico. 108 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

  3. Pingback: Panóptico. 115 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s