Panóptico. 91

Trump y Temer, señalados, e Irán…La gente de Macron y el regreso de Le Pen…Dos asesinatos en Michoacán para igualar…La rutina del mundo.

Pájaros en el alambre.

Conversaciones divulgadas comprometieron el mandato de dos presidentes. Trump, mientras realiza su primer viaje al extranjero como tal, recibió un fiscal especial para investigar llamadas que delatan sus tratos y manejo de información con Rusia. El Watergate moderno, iniciado con el despido del director del Fbi, tomó un efecto palíndromo al manejarse como el preámbulo de un posible proceso de destitución de Donald. Brasil tuvo uno un año atrás. Salió Dilma Rouseff quien este año declaró su temor de que Michael Temer fuera otro Donald Trump. Ahora, el presidente brasileño se acerca hacia el proceso de destitución con la investigación abierta sobre manejos de capital delatado por una grabación en video. A comienzos de abril, Temer negó las delaciones que alcanzaban a gente de su gabinete, sin prometer ni negar que podría haber despidos.

La investigación persigue el rastro de sobornos. El más importante, al encarcelado Eduardo Cunha, para pagarle el silencio acerca del Lava jato, pero también se encuentra posible financiamiento a la campaña de Dilma. La primera consecuencia sentida se tuvo con la mayor caída en años de la bolsa de Sao Paulo. En Estados Unidos, el mercado del arte clamaba afectación por el nuevo espectáculo de Trump, y la bolsa en el país trastabilleaba.

La inestabilidad en América, con el auspicio mayor de los países mencionados, más Venezuela, choca de frente con la esperanza de conciliación de Europa tras la ascensión de Macron y el anhelo del resultado en Irán, quizá la última elección clave en el año.

Se basa la ventaja concedida por las previsiones a Rouhani –un presidente no ha perdido en la reelección- en la visión de los votantes más allá de la economía, la cual es la principal razón de acudir a las urnas, pero no directamente la baza electoral.

El proceso electoral en Francia entregó un perfil sensato del electorado, que fundó su preferencia en el Brexit y en la elección de Estados Unidos, por los efectos que estos eventos tuvieron en el escenario internacional, y al negarse a Le Pen, mostró sensibilidad hacia los efectos de aquellos. En Irán, el acuerdo nuclear, que Estados Unidos no ha querido deshacer, no obstante que Trump lo estima como uno de los mayores errores de Obama, parece ser el punto de inflexión de la conciencia, aunque Rouhani es el candidato de lo establecido. Uno de los elementos de esto es la apertura con mercados europeos, esperada por varios países del Viejo Mundo, que le permita la presidente cumplir la promesa de crear un número de empleos masivo.

Raisi, el principal rival, es reconocido como islamita de cepa, muy cercano al Estado Islámico, y es el menos deseado por naciones occidentales afectadas por la elección.

De lado, los golpes de Trump y Temer. Cuando con Irán parecía tenerse la simulación de un mundo no tan dividido, el espectáculo de aquellos dos, que en el caso brasileño propone ya nuevas elecciones, las segundas en un año, no inhibe, pero tampoco da paz. Menos si surge un proceso de destitución para Donald, que llevaría a una elección.

La sombra.

Dos columnas atrás se hizo una anotación sobre las maneras de los procesos electorales en el mundo. El de Irán, como el de Francia, entrega la presidencia si se obtienen más del cincuenta por ciento de los votos. Si no los tiene un candidato, se ordena una segunda vuelta con los dos que más votos hayan acumulado. Se atraen los finalistas, o los del repechaje, simpatías que estuvieron distribuidas entre otros candidatos, y fortalecen una hipotética unidad.

Con Macron, carente de partido, representado por una asociación civil en vez de uno, se estructura esa unidad con el reparto de encargos en el gabinete, que incluyen a gente de todas las tendencias y partidos. No es por equidad pensada, sino inerte ante la falta de miembros partidistas de Emmanuel.

Para las parlamentarias se le ve débil ante Le Pen, y cobra vigencia un plan secreto que había para proteger a Francia, caso de haber llegado Marine a la presidencia, ante la inestabilidad social que, se cree, ello hubiera provocado, sintomatizada con los desmanes que hubo en las vísperas de las rondas electorales.

Las parlamentarias de junio son más que una elección. A partir de ellas, con la mayoría que pudiere obtener, Le Pen proyectaría su revancha en las siguientes presidenciales, y comenzar a hacer profética la frase quizá maquiavélica que dijo tras declararse presidente a Macron: Francia votó la continuidad.

Que sea parejo.

Michoacán y Morelia la refrendan. Es su única labor. Apenas se anunció una de las tantas medidas para protección a periodistas en el Méjico, el director de una televisora michoacana desapareció. En una población del estado, el hijo de un funcionario recibió el certificado fúnebre con bala, y, entrando en la ciudad cuyos funcionarios promueven como lugar donde nunca pasada nada (aburrida sí es), el padre de una mujer involucrada con el poder corrupto (perdón si hubo pleonasmo) tuvo el mismo destino. Era el día del aniversario de la ciudad. Cuando se anunció montar un operativo durante todo el día y la noche para prevenir desordenes. Eso en el centro. El asesinato del don ocurrió no muy lejos de allí.

Y ahora los afectados por la inseguridad que sólo habían vivido desde sus escritorios burocráticos, solicitan, como por obra de un fiat, que se haga la justicia que nunca parecieron tan inquietos en que se defendiera y aplicara (hasta ayer o hace dos días, respectivamente), por lo que antes de clamar lo que no ven, deberían reflexionar si vez alguna hicieron, con el poder al que tienen acceso, esfuerzo por que esa justicia se cumpliera. Si desde su cuchitril burocrático estaban haciendo por ello, y si realmente tienen la intención de ayudar al pueblo, con el que la desgracia los ha emparentado.

Ese pueblo al que han visto vivir sufriendo la impunidad que esos dos no quieren experimentar, y del cual casi se burlarían si a ellos si se les hace eso que ellos llaman justicia.

Daño a los vivos.

Ha sido también un mes con protagonismo para los medios sociales de internet. Empezó la corridilla con el bloqueo de China a sitios rusos, con disculpa al poco tiempo. Continuó con el bloqueo de Ucrania a medios rusos, y hoy The Guardian cita un estudio que clasifica los medios de acuerdo al daño mental que causan. Instagram lidera, y youtube no obtuvo muchos puntos. Feis buc y tuiter reciben mención entre lo más dañino.

En Sídney una desconocida dejó a una niña de Guinea a las puertas de un asilo. Se cree que la nena fue traficada desde África, y acababa de ser violada por varios humanos.

Anuncios

Un comentario en “Panóptico. 91

  1. Pingback: Panóptico. 97 | Copa de Europa, fútbol, semiótica y antiperiodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s